Más Deportes Sábado, 17 de octubre de 2015 | Edición impresa

Centro español: el peor de todos

Por una decisión del Tribunal de Disciplina tuvo sólo diez jugadores habilitados para jugar ayer, terminó con 7, perdió por goleada y quedó desafiliado por un año de los torneos de la AFA.

Por Redacción LA

No, nadie se olvidó de anotar un nombre en la planilla. Centro Español salió a jugar al Estadio Ciudad de Caseros con diez futbolistas, los diez que están habilitados por la AFA. Y el resultado contra Puerto Nuevo fue tal como se esperaba, con un detalle que le agrega otro matiz al presente del equipo: perdió 4-0 y terminó con siete por las expulsiones de Nicolás Balderrama, Maximiliano Valdez y Leonardo Gómez. 

Como si fuera poco, la derrota sepultó sus ilusiones de mantener la categoría y por eso quedó condenado a la desafiliación.

La formación salió de memoria, porque, en definitiva, es la que se repite en los últimos partidos, ante la imposibilidad de convocar más. Rodolfo De Rosa; Leandro Contrera, Alfredo Páez, Nicolás Balderrama, Alan Álbarez; Maximiliano Valdez, Leonardo Gómez, Facundo Bozo, Gabriel Bravo; y Franco Magno fueron los once designados por Daniel Ledesma, el DT de Centro Español. Y, ante esta situación, desde el departamento de prensa del club pidieron garra y corazón.

“Nunca me tocó dirigir un equipo de 10 jugadores. Es algo atípico. Pero era esto, o jugar en otras condiciones, sabiendo que los puntos los perdíamos como todos lo que perdimos hasta ahora. Se habló con el grupo que no nos íbamos a entregar. Hay que salir con 10 hombres para no ser sancionados por el Tribunal”, explicó Guillermo Duben, DT del Gallego.

Este entrenador, con pasado en la reserva de Deportivo Merlo, asumió la dirección técnica para intentar salvar al equipo de la desafiliación. Cuando tomó las riendas, Centro Español sólo había logrado dos puntos en 15 partidos, con 11 derrotas consecutivas.

Si bien había logrado cosechar las unidades necesarias para quedarse en la Primera D, con triunfos ante grandes de la categoría como Atlas y Liniers, perdió la mayoría de los puntos logrados en los escritorios de la Asociación del Fútbol Argentino.

El Tribunal de Disciplina explicó que el equipo violó la norma que establece que en cada partido se deben incluir en la lista de convocados un mínimo de 12 jugadores menores de 23 años, y le dio por perdidos los partidos que el club disputó sin esta cantidad de juveniles.  Le quitaron 19 puntos y ayer necesitaba un milagro para no perder su lugar en la categoría. 

Esta semana, la dirigencia de Centro Español solicitó a la Mesa de la Primera D poder utilizar jugadores de las divisiones inferiores. El pedido fue negado. Es por eso que no tuvo otra alternativa más que utilizar los 10 jugadores que AFA reconoce como “habilitados”.

Puerto Nuevo rápidamente quedó con dos hombres más por la expulsión de Nicolás Balderrama en Centro Español, y entonces llegó el gol, a los 25 minutos, de Federico Matteri.

Tres después, a los 28, Franco Buscaglia vio la roja en la visita. Un nuevo golpe llegó apenas comenzado el segundo tiempo. Nicolás Parodi, a los 8 minutos, conquistó el 2-0 en Caseros. Y, cinco minutos después, Centro Español se quedó con apenas ocho jugadores por la roja a Maximiliano Valdez.

Con ese panorama, todo se resolvió fácil para Puerto Nuevo, que se encontró con la goleada, cuando Ramiro Fernández anotó el 3-0 a los 18. Encima, con 20 minutos por delante, el árbitro Jorge Broggi le mostró la segunda amarilla a Leonardo Gómez y Centro Español se quedó con solo siete futbolistas en cancha.

En el final, Nicolás Parodi le puso cifras definitivas al triunfo. “La sensación es una mierda, pero estoy orgulloso de este plantel”, dijo, tras la derrota, el DT Duben.

“Mucha bronca e impotencia”

Uno de los jugadores del equipo de Villa Sarmiento, Manuel Brandán declaró: “Para nosotros representa impotencia, bronca, angustia. Fue un esfuerzo enorme levantar la situación del club, no es como piensan algunos que de la nada se empezó a mejorar. Hicimos muchos méritos para eso”. 

Y agregó: “Seguramente hay mucha gente que ha tenido que ver con esto, de manera intencional o casual, pero la realidad es que no importa a esta altura. La situación no va a cambiar, y los únicos perjudicados realmente somos los jugadores y cuerpo técnico de Centro Español”.