Sociedad Martes, 7 de abril de 2015

Las acequias mendocinas, más cerca de ser Patrimonio de la Humanidad

La Ciudad de Mendoza y la UNCuyo iniciarán el tramite para las acequias urbanas. El proceso es largo y requiere mucha documentación.

Por DyN

Las acequias de la ciudad de Mendoza, un sistema de riego antiquísimo heredado de la cultura huarpe, fueron postuladas en un proyecto para que se las declare Patrimonio de la Humaniad.

La iniciativa surgió en el marco de un convenio entre la Universidad Nacional de Cuyo y el municipio de Capital que planean tramitar el pedido en Unesco ante los beneficios que puede reportar a la ciudad la inclusión en el Listado de Patrimonio Mundial.

Fuentes municipales señalaron que "ya se han delineado las estrategias a seguir en el plano comunicacional y se realiza la recolección de material e información técnica, histórica y cultural" sobre el tema para fundamentar el proyecto.

Actualmente existen en 161 países más de mil sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, entre los cuales unos 800 tienen categoría de culturales, 200 de naturales y unos 30 son mixtos.

La comuna explicó en un comunicado que para recibir el beneficio los "bienes deben cumplir una extensa tramitación, bajo la premisa de ajustarse a alguno de los criterios" de la convención de protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

Las acequias urbanas mendocinas "aún hoy constituyen el sistema de riego vigente en la Ciudad a lo largo de todas sus calles, lo que le da plena originalidad en el mundo", añadió.

Asimismo, apuntó que "este especial sistema hídrico no sólo constituye un elemento esencial en el trazado de la Ciudad, sino que es parte esencial del patrimonio cultural, así como un agente vinculado a la estructura económica y un verdadero soporte de la identidad ambiental de Mendoza".

La inclusión de las acequias en la Lista de bienes Patrimonio de la Humanidad daría "fuerte visibilidad internacional a la Ciudad de Mendoza", permitiendo incluso la gestión de acciones de turismo sustentable e incentivar su interés como objeto de estudio e investigación en los ámbitos académicos, añadió.