Más Deportes Lunes, 27 de enero de 2014 | Edición impresa

Anécdotas del artillero de San José

AMOR DE PADRE: Pascual tiene 65 años de edad (29-08-1948), está casado con Elena Elvira Ravier y es padre de tres hijos: Lorena (40), Gema (38) y Pascualito (32). Como padre con la valiosa y permanente entrega de su esposa se ha ocupado con infinita ternura del cuidado y la atención de sus hijos  Gema y Pascualito quienes a partir de 1983 cuando eran muy pequeños sufrieron una progresiva enfermedad  congénita que lesiona el sistema nervioso y provoca una discapacidad del 100 por ciento por lo que desde entonces  han tenido que vivir postrados en una silla de ruedas. Para Elena y Pascual ha sido siempre un inmenso dolor suplido con entereza y un gran amor para que sus adorados hijos fueran siempre dos personas felices.

AMIGOS DE LA VIDA: Sería imposible nombrar a los cientos y cientos amigos del popular y respetado “Cabecita”. Muchos de la vida, del trabajo en la feria, de la relación de cada día y otros heredados del fútbol. Como ser el “Coli” Mario Adolfo Cornejo (“Lo quiero y aprecio como un hermano y además lo admiro como futbolista. Desde niños compartimos el mismo sueño porque empezamos y llegamos juntos a la primera”.), Eduardo Andrés Mandón (“Me parece estar viéndolo. Llegaba a las prácticas con su bolsito, a los saltitos, saludaba y se ponía a cantar con su alegría y su espíritu inquieto y feliz.

Antes de los partidos nos levantaba el ánimo y más allá del resultado cantaba a toda voz en las duchas”), Alfredo Ernesto “Quique” Lucero (“Un ser humano maravilloso que me honra con su aprecio y amistad”), Norberto Hernán Yácomo: (“Fuerte, duro, noble. Cuanto más le pegaba más rápido se levantaba y cuanto más nos enfrentábamos más nos queríamos hasta que llegamos a ser compañeros”). Además de Francisco Ibáñez, el “Pelusa” Jorge Humberto Ravier, los hermanos Pablo y Pedro Marino y Miguel Morales.

LA OPINIÓN DE UN MAESTRO: Textual de don Miguel Converti el DT que lo hizo debutar en Atlético Argentino junto al “Coli” Cornejo en 1964: “No me acuerdo la edad, pero tendría 15 ó 16 años cuando lo puse en la primera en un partido que le ganamos 2 a 1 al Deportivo Maipú en su cancha. Un “Tractor”, un “Tanque”, una “Topadora” … Un fenómeno de toda la cancha, con llegada, potencia y gol.  Con los jugadores que dirigí puedo formar varias selecciones, Pascual  siempre va a ser titular en cualquiera de esos equipos”.

TOPADORA VELOZ: Finalizaba un partido que La Academia le ganaba 2 a 0 a Huracán Las Heras en los años 70 y Curia encaró por la izquierda, a toda máquina, imparable, fiel a su estilo. Hasta que le salió al cruce el “Ratón” Giardini, gran marcador de punta de esos tiempos, actual presidente del “Globito”, quien lo increpó a viva voz: “Pará, Pascual, pará... Van ganando 2 a 0, ya termina. ¿Hasta cuándo vas a seguir corriendo?”.

SU OTRO AMOR; LOS TALLARINES: Además de la divisa del Atlético Argentino Pascual siempre reconoció su simpatía por Andes Talleres donde en 1961 integró una sexta división: “Uno siempre tiene una segunda camiseta y yo quise mucho los colores Azulgranas. Sin embargo en una oportunidad convertí un gol que hizo que perdieran la categoría. Me dolió en el alma y no lo festejé”. También comenta que en 1988 sufrió la frustración de no poder viajar a Italia para dirigir al Messina porque no había hecho el curso de entrenador.