Más Deportes Miércoles, 12 de noviembre de 2014 | Edición impresa

"Chalo" Pedone: hace 40 años el Tomba ya era de primera

La primera rueda del torneo de la Liga Mendocina de 1974 valió un campeonato y su ganador, Godoy Cruz Antonio Tomba, se clasificó para el Nacional de ese año del que también participaron Atlético San Martin y Huracán de San Rafael. Con apenas tres goles

Por José Félix Suárez - Especial para Más Deportes

Como ganador de la rueda inicial  del torneo de 1974, que se desarrolló entre el 3 de marzo y el 26 de mayo y que realmente valió un campeonato, Godoy Cruz Antonio Tomba adquirió el derecho de intervenir en el Campeonato Nacional de ese año al adjudicarse  la segunda plaza  que la AFA otorgaba entonces a la Liga Mendocina de Fútbol. Aquella fue la primera y única vez en el historial que tres equipos representaron a la provincia: también lo hicieron Atlético San Martín por su condición de campeón  de la temporada anterior y Huracán de San Rafael que se adjudicó la rueda de perdedores de la Zona Cuyo del Campeonato Regional. 

El conjunto sanrafaelino hizo valer sus dos goles de visitante para eliminar a Estudiantes de Río Cuarto con el que había perdido 3 a 2 en Córdoba pero al que había superado 1 a 0 en Mendoza.

Con posterioridad la participación del Tomba en su primer Nacional se convirtió en una  dura y amarga experiencia. No solo porque quedó relegado al último lugar  de la zona “C” con solo  8 puntos (3 victorias, 2 empates y 13 derrotas en 18 partidos, con  15 goles a favor y 35 en contra) sino también  porque afrontó el torneo con un plantel que se dividió en dos  grupos  lamentablemente  irreconciliables. Además, a raíz de un serio incidente provocado por el popular Loco Julio que agredió al árbitro Angel Coerezza en un partido de la séptima fecha ante Chacarita, su cancha sufrió  una suspensión de tres fechas y debió trasladar la localía dos veces a San Juan  para jugar  ante San Martín de Tucumán y San Martín de Mendoza  y la restante a Atlanta  para enfrentar a Racing Club.  

Pero esa  es otra historia porque lo que hoy queremos  recordar es aquella increíble rueda de 11 partidos que tuvo como rivales excluyentes  al Godoy Cruz del Chalo Pedone y al Gimnasia y Esgrima del   gran Víctor Legrotaglie.       

Paso a paso

Como se  preveía una intensa lucha por el valioso premio de clasificar al Nacional, el Consejo Directivo de la Liga Mendocina  resolvió con la suficiente anticipación como se definiría el ganador  de la rueda  en caso de igualdad de puntos  en el primer lugar como realmente sucedió.  Se estableció que primero se  tendría en cuenta  la cantidad de goles a favor, en  una segunda instancia la menor cantidad de goles en contra  y de mantenerse la paridad por la mayor cantidad de partidos ganados. Tras una lucha tan intensa como pareja  el  Expreso y el Lobo  compartieron el primer puesto con 19 unidades,  consecuencia de nueve triunfos, un empate y tan solo una derrota. La clasificación al Nacional se determinó  entonces por la cantidad de goles a favor lo que favoreció al Tomba por apenas una conquista: 25 a 24.

La diferencia hubiera sido más   contundente  de haberse tenido en cuenta  los goles en contra porque  el  Chalo sufrió apenas tres contra los nueve de Ciro Lucero, arquero  Blanquinegro.  Lo más emotivo se dio en  la  última fecha de esa rueda inicial en la que ambos  se impusieron por la mínima diferencia: uno a cero. El Expreso como visitante  de Huracán Las Heras con gol de Jorge Osvaldo Pereyra y el Lobo como local  frente al Deportivo Maipú conquista de Darío Luis Felman de penal.  En una cancha brilló Pedone y  en la otra Víctor Schoenfeld guardavalla de los Cruzados.

El doctor  Julio Alberto Vega,  entonces pro-tesorero del Tomba, contó que la dirigencia para armar un equipo que fuera competitivo y que tuviera chances de ganar la rueda, trabajó bajo un pensamiento que se hizo realidad: “los sueños, sueños son…   y los sueños se cumplen”.   

Los protagonistas de aquella singular hazaña de hace poco más de 40 años fueron el Chalo Héctor Osvaldo  Pedone, Germán Hermeter Pereyra,  el Coli Mario Adolfo Cornejo, el Negro  Norberto  Hernán  Yácomo, Guillermo Alfredo Berríos, Osvaldo José Barrera, Roberto Isidoro Medina,  Alberto Franklin Ybarra, Gregorio Horacio Albarracín,  Osvaldo Román Camargo,  el Cogote Oscar  Humberto  Paiva,  Miguel Angel Albarracín, Jorge Osvaldo Pereyra, Jorge Néstor Vallejos, Jorge Horacio Benegas y José Luis Miranda. Con la dirección técnica de un querido ex jugador como  Orlando Vicente Garro y la preparación física  del número uno de esos tiempos, el profesor Rolando García. Se recuerda además a los integrantes de aquella Comisión Directiva: Onofre Roberto Cipolla (presidente), Miguel Angel Nicastro (vicepresidente),  Juan Molé (secretario), Osvaldo Oriózabala (prosecretario), Fernando Baldini (tesorero), Julio Alberto Vega (protesorero),  Rodolfo Gambi, Jorge Pía y Chita Gutiérrez como vocales y  Roberto Mauro, Oscar Medina y Ángel Ciacera miembros de la Sub-comisión de Fútbol.

“Elsito”

El Chalo nació bajo un cielo azul con rayas finas muy blancas, los colores de su amado Godoy Cruz. Su papá, don Pompeo Pedone, ocupó durante años el cargo de gerente de la institución y cuando el Expreso jugaba de local,  Pascual y Ernesto,  los dos  hermanos mayores  del Chalo, colaboraban con su papá como taquilleros  y eran los encargados de la recaudación, lo que siempre  hicieron con la misma honestidad y responsabilidad. 

Fue su tío Armando el que lo llevó al club con apenas 13 años para integrar una sexta campeona  que dirigía Luis Amaya  y que entre otros  integraban Alberto Castro, el Toto Juan Carlos Díaz,  el Cabezón Oscar Carbini, el Pocho Gutiérrez, Di Cesare y  el Tortita León. En sus comienzos se lo conoció como “Elsito” por su notable parecido en estilo y arrojo al enorme  Jesús Nazareno Elso, el arquero del Godoy Cruz campeón  de las recordadas campañas del 47, 50, 51 y 54. 

El Chalo creció y se formó bajo el halo protector de dos entrenadores nacidos en el club como Orlando Cipolla y Gregorio Garín en la feliz etapa  del  semillero. Pese a su baja estatura y su físico pequeño  se hizo valer por sus  notables condiciones para el puesto:  excelentes reflejos, seguridad de manos, agilidad y elasticidad en el salto y una confianza ciega  en sus  propias posibilidades. 

“Mi vocación es el arco, nací para ser arquero, no me imagino en ningún otro puesto”, repetía en sus primeras  entrevistas  cuando  empezaba a ser titular de la primera allá por 1965, en la misma época que habían llegado a la Bodega Eduardo Aníbal Tazare y el Turco

Mario Deomar Fariz, dos arqueros santafesinos de prestigio y trayectoria. 

El Chalo  integró el  Expreso campeón de 1968 dirigido por los exitosos Pastor Acosta Barreiro y Miguel Cholo Converti, jugó los Nacionales de 1974 para Godoy Cruz, de 1970, 1971, 1972 y 1978 para Gimnasia y Esgrima, de 1976 para Atlético San Martín y de 1977 para Los Andes de San Juan.  En esa provincia, donde dejó un gran recuerdo,  atajó también  en Sportivo Desamparados y en dos etapas en Peñarol. 

En 1977 fue campeón con Gimnasia y Esgrima que lo había adquirido  de manera definitiva. Se retiró oficialmente del fútbol como  jugador y director técnico de Chacras de Coria, en julio de 1982, a la edad de 37 años.  

Entre cientos de logros hay otro que resultó inolvidable como el penal que le atajó a Oscar Pinino Más sobre la hora el 28 de febrero de 1970   en un histórico  triunfo del Tomba 3 a 2 sobre la Selección Nacional.  

"Mi orgullo se llama Godoy Cruz"

A los 69 años de edad  (14-10-45), casado con  Dora Urquiza, 5 hijas:  Viviana, Gabriela,  Carina, Lorena y Carolina y  10 nietos:  Franco, Carla, Denise, Luciana, Valentina, Milagros, Juan Cruz, Lucía,  Martino y Leandro, el Chalo reparte su tiempo entre su familia, el puesto de frutas y verduras que atiende desde hace varios años en el Mercado Cooperativo de Guaymallén donde es muy apreciado y respetado  y el fútbol que sigue por televisión. En la charla con Más Deportes, mientras comparte un cortado con este periodista en el café La Playa de su lugar de trabajo, al hacer un repaso  de su exitosa  carrera comenta con nostalgia y sinceridad:  

“Soy un agradecido del fútbol que me permitió jugar en Gimnasia y Esgrima, Atlético San Martín y hasta en la Selección Sanjuanina  donde viví momentos y alegrías que nunca olvido. Pero mi  orgullo se llama Godoy Cruz, el club  que aprendí a querer de niño  en la vieja cancha de  tablones de Castelli y Las Heras, donde  mi papá pasaba tantas horas porque era su lugar de trabajo.

El Tomba  fue mi casa, mi segundo hogar, donde crecí, me formé, me hice hombre  y donde con el tiempo forjé mi familia. A los 8 años jugaba en el baby y ya había elegido el puesto de arquero. Fui campeón en la mayoría  de las divisiones que integré en las inferiores hasta  mi primer título  con el Expreso en 1968  donde había debutado tres años antes reemplazando al Nicho Dieguez.

 Recuerdo muy buenos ciclos en el Lobo de 1977 y  en los clubes sanjuaninos donde actué  posteriormente, pero aquella rueda inicial de 1974  no se compara con nada. Quizás  haya sido el mejor momento de mi carrera, lo máximo que podía dar. No puedo olvidar que ese año  mi viejo  veía mi foto en el diario  Los Andes  y se ponía a llorar, le había prometido el Nacional y cumplí con mi palabra.

El Ruso Haack me quitó el invicto del arco en la quinta fecha y en la siguiente que le ganamos 2 a 0 a Gimnasia le atajé un penal a Genolet que resultó decisivo. Me hicieron 3 goles en 11 partidos y  contra Huracán en la última  que ganamos 1 a 0  debo haber jugado el mejor partido de mi carrera.

Saqué pelotas increíbles, de esas que se dicen imposibles, porque con el empate quedábamos afuera del Nacional. Lo único que me reprocho es no haber podido ayudar mucho más a mi querido Expreso en ese torneo, que fue el primero de Godoy Cruz en el fútbol grande.  Los mejores jugadores que vi en mi vida fueron el Víctor, el Negro Camargo y el Tucho Méndez. Y el delantero  más difícil que me tocó enfrentar y que me tenía de hijo, el Negro Carlos Benítez”.

Cierra el Chalo  mientras María Belén, la encargada del  local, también escucha con atención: “cuando digo que mi orgullo se llama Godoy Cruz no solo es por aquel pasado que tanto quiero, sino también por todo lo que nos dio el Tomba en  estos últimos años. Con grandes campañas  en el Nacional y la clasificación a las copas Sudamericana y Libertadores de América. ¿Cómo no voy a estar orgulloso?”.

Estadísticas

El siguiente es el resultado de  los partidos que disputaron Godoy   Cruz y Gimnasia y Esgrima  durante la primera rueda de 1974.

1ra. Fecha
Independiente Rivadavia 0 Godoy Cruz 2  (Camargo, penal, y Miguel Albarracín) –Jugado el sábado 3 de marzo – Local IR en cancha de Andes Talleres.
Huracán Las Heras 0 Gimnasia y Esgrima 1 (Felman) – Jugado el domingo 4 de marzo en HLH.

2da. Fecha
Godoy Cruz  3 (Miguel Albarracín (2) y Camargo) Boca Juniors 0 – Jugado el sábado 16 de marzo  en GC.
Atlético Argentino 1 (Lucero, penal) Gimnasia y Esgrima 1  (Genolet) – Jugado el domingo  17 de marzo – Local AA en cancha de IR.

3ra. Fecha
Gimnasia y Esgrima  1 (Genolet) Atlético San Martín 0 – Jugado el  sábado 23 de marzo –  Local GE en cancha de IR.
Atlético Palmira 0 Godoy Cruz 4 (Miguel Albarracín (3) y Berríos, penal) – Jugado el domingo 24 de marzo en Palmira.

4ta. Fecha
Godoy Cruz 2 (Berríos (2), ambos de penal) Luján Sport Club 0 – Jugado el sábado 6 de  abril  en GC.
Fray Luis Beltrán 0 Gimnasia y Esgrima 2 (Legrotaglie (2)- Jugado el domingo 7 de abril en Beltrán.

5ta. Fecha
Gimnasia y Esgrima 5 (Genolet (3), uno de penal, Legrotaglie y Felman) Gutiérrez Sport Club 4 (Civitillo (2) y Gilardi (2) -  Jugado el sábado  13 de abril. Local GE en cancha de IR.
Deportivo Maipú 1 (Haack) Godoy Cruz  1 (Berríos) – Jugado el domingo 14 de abril en DM.
6ta. Fecha
Godoy Cruz 2 (Berríos  (2), ambos de penal) Gimnasia y Esgrima 0  - Jugado el sábado  20 de abril en  GC.

7ma. Fecha
Gimnasia y Esgrima 2  (Felman y Genolet) Independiente  Rivadavia 1 (Eusebio Ibáñez, olímpico). Jugado  el sábado 27 de abril  en GC, local GE.
Atlético Argentino  2 (Lucero y Pavone) Godoy Cruz  1 (Paiva) -  Jugado el  domingo 28 de abril en AA.

8va. Fecha
Godoy Cruz 1 (Paiva) Atlético San Martín 0 – Jugado el sábado  4 de mayo en GC.
Boca Juniors 1 (José Lombardo)  Gimnasia y Esgrima 4 (Becerra (2), uno de penal, J.C. Ibáñez y Felman). Jugado el domingo 5 de mayo en BJ.

9na. Fecha
Gimnasia y Esgrima 4 (Genolet (2), J.C. Ibáñez y Felman) Atlético Palmira 0 – Jugado el sábado 11 de mayo en GE.
Fray Luis Beltrán 0 Godoy Cruz 4 (Vallejo, Miranda, Benegas y Moreno en contra). Jugado el domingo 12 de mayo en FLB.

10ma. Fecha
Godoy Cruz 4 (Vallejos,  Berríos y Paiva (2), uno de penal) Gutiérrez Sport Club 0. Jugado el  domingo 19 de mayo en  GC.
Luján Sport Club 0 Gimnasia y Esgrima 3 (Genolet, Felman y Francisco Ibáñez). Jugado el domingo 19 de mayo en LSC.

11ma. Fecha
Huracán Las Heras 0 Godoy Cruz 1 (Jorge Osvaldo Pereyra). Jugado el domingo 26 de mayo en HLH.
Gimnasia y Esgrima 1 (Felman, penal) Deportivo Maipú 0. Jugado el domingo 26 de mayo en GE.