Jueves, 21 de septiembre de 2017
  • Domingo, 16 de julio de 2017
  • Edición impresa

Wimbledon: Geller, el “distinto” que hace historia

Sin haber hecho el camino de sus colegas, el argentino jugará la final de singles y dobles juniors en Londres.

Redacción LA

Si ya de por sí el junior Axel Geller, de 18 años, es distinto a la media de los tenistas argentinos de su edad por su formación en uno de los colegios formadores de elites de Buenos Aires (San Andrés, de Olivos) y por su decisión de iniciar muy pronto una carrera universitaria en Stanford, también lo es por sus logros deportivos. Formado en el Mayling Country Club de Pilar, Geller se convirtió en el primer argentino en alcanzar la final masculina junior de Wimbledon.

Y lo hizo luciendo un valioso nivel tenístico, pero también psicológico, porque no comenzó con lucidez su match frente al francés Corentin Moutet (un zurdo exquisito, 1er preclasificado del torneo) y, sin embargo, con una interrupción por lluvia en el medio, se enfocó, se calmó y lo terminó derrotando por 1-6, 6-3 y 6-3, en una hora y 44 minutos. 

Hoy, Geller (11° del ranking junior) definirá el título en el All England frente al español Alejandro Davidovich Fokina (10° de ITF), alrededor de las 8.30 (hora argentina). Además, Geller también jugará la final de dobles, tras el triunfo de la jornada junto a su compañero taiwanés Hsu al vencer por 7-6, 6-7 y 10-8 a Ellis/Martineau. 

Por su parte, Gustavo Fernández, disputará la final de tenis adaptado cerca de las 9, ante el sueco Stefan Olsson.

El court 18, el que se convirtió en una suerte de pieza de colección en 2010 después de cobijar el partido histórico de once horas y cinco minutos entre John Isner y Nicolas Mahut, fue el escenario del temperamental triunfo de Geller. Su rival, Moutet, contaba con bastante más experiencia que él. De hecho, el francés es 341° del ranking ATP y ya compitió en el Challenger Tour; Geller es 1496° y hasta aquí solamente actuó en Futures y no logró superar un par de clasificaciones de challengers.

Con pimienta, reveses con slice y drops, Moutet -lo llaman el Mago-, literalmente, enloqueció al jugador que hasta hace muy poco se estuvo entrenando en la academia de Fabián Blengino y en el centro de preparación física para alto rendimiento encabezado por Martiniano Orazi (ex PF de Juan Martín del Potro) en Parque Norte.

Así fue como el primer set se consumió en media hora.

Geller, que no llegó a Wimbledon como parte de la delegación de la Asociación Argentina de Tenis, sino que estuvo acompañado por entrenadores de IMG, la empresa de representación estadounidense, está convencido de que el camino universitario será su mejor opción en el futuro. Planifica salir de Stanford, en Palo Alto, dentro de cuatro años, con un título en economía y finanzas. Eso no significa, según él y su entorno familiar, que desaparecerá del mundo del tenis. El circuito tenístico universitario tiene un nivel alto y los más destacados obtienen invitaciones para el Abierto de los Estados Unidos. Además, a los jóvenes tenistas les cuesta cada vez más tiempo ingresar en el tour.

Geller nunca había jugado sobre césped hasta hace unas semanas. Se calzó las zapatillas talle 48 con los característicos “taponcitos”, empezó a familiarizarse muy rápido con la superficie, conquistó el torneo G1 en Roehampton y ahora quedó a un solo éxito de dar el gran golpe.

 

Muguruza apabulló a Williams

La española Garbiñe Muguruza conquistó por primera vez Wimbledon, el torneo más prestigioso del mundo, al derrotar a la estadounidense Venus Williams en una final con aroma a cambio generacional en el tenis. La jugadora nacida en Caracas hace 23 años aplastó por 7-5 y 6-0 a Venus, 14 años mayor que ella, sumó su segundo título de Grand Slam tras Roland Garros 2016 y se convirtió en la segunda española en ganar sobre el césped londinense.

La primera en haberlo conseguido, en 1994, era Conchita Martínez, que vivió en primera persona la consagración de Muguruza. La ex jugadora hizo de entrenadora estas dos semanas en ausencia de Sam Sumyk. 

“¿Dónde está 'Conchi'? ¡Que no la veo!”, gritó Muguruza. El abrazo entre ambas lo decía todo. “Es inmensa”, señaló Martínez.  El hecho de que su rival en la final fuera Venus Williams era una especie de revancha para Muguruza, que hace dos años perdió su primera final de Grand Slam ante Serena y en el mismo escenario. 

 

Federer va por un nuevo récord

El notable tenista suizo Roger Federer, con una colección de 18 torneos de Grand Slam, siete de ellos en Wimbledon, se medirá hoy con el croata Marin Cilic, campeón del US Open en 2014, en la final del torneo más importante del circuito que se juega sobre el césped del coqueto All England Club, en Londres, y en la que intentará agrandar aún más su leyenda con la obtención de la octava corona.

Federer, ex líder del planeta tenis, actualmente ubicado en el quinto puesto del ranking mundial de la ATP, se medirá con Cilic, sexto del escalafón masculino, a partir de las 10 (hora de Argentina) con televisación de la señal de cable ESPN.

El crack nacido en Basilea hace 35 años acaparará una vez más la atención de los fanáticos de su tenis excelso, en la que será su undécima final de Wimbledon, donde se coronó por última vez en 2012, también su 29° definición en un Grand Slam, y si además gana habrá levantado la Copa ocho veces, en una carrera brillante en la que coleccionó 92 títulos.