Más Deportes Lunes, 11 de septiembre de 2017 | Edición impresa

Vuelta de España: Chris Froome, el inglés perseverante

Se convirtió en el primer corredor británico en ganar esta competencia siendo demás el único en 35 años en hacer doblete con el Tour de Francia.

Por Redacción LA

Christopher Froome (Team Sky) sentenció la victoria con una sólida actuación en el ascenso al Alto de l'Angliru el sábado, la última etapa de rigor competitivo durante las tres semanas de la ronda. Etapa, donde el español Alberto Contador (Trek Segafredo) dio una clase maestra de escalada en su último desafío como corredor profesional. 

Los ciclistas ayer recorrieron las calles de Madrid el domingo, en una 21era etapa de trámite testimonial.  El italiano Matteo Trentin se impuso el último sprint para su cuarta victoria de etapa en esta edición de la Vuelta. 

Froome, quien en julio conquistó su cuarto título el Tour, había quedado segundo tres veces en La Vuelta, incluyendo la del año pasado. El corredor británico se convirtió en el tercer hombre que completa el doblete Tour-Vuelta en la misma temporada, emulando a Jacques Anquetil en 1963 y a Bernard Hinault en 1978, cuando la Vuelta se realizaba antes del Tour. 

“Solamente el hecho de que nadie haya ganado antes el Tour y luego la Vuelta convierte en increíble haberlo logrado”, dijo Froome. “He estado luchando por esta victoria durante seis años y en tres me he quedado en el segundo escalón, así que es fabuloso llegar al primer puesto por primera vez”, agregó el británico. 

Froome, quien ganó dos etapas en esta Vuelta, aventajó por 2 minutos y 15 segundos al italiano Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida), campeón de la Vuelta en 2010 y segundo en la edición del 2013. Por su parte,  el ruso Ilnur Zakarin (Katusha Alpecin) completó el podio. 

La lección del maestro

Contador, tres veces campeón de la Vuelta, cerró su carrera imponiéndose el sábado en la exigente 20ma etapa, la etapa reina del presente programa. Fue aplaudido en su última llegada a Madrid. 

El resto de los ciclistas le permitió que se desprendiera del pelotón para pedalear solo y recibir los vítores del público español. 

Contador, de 34 años, resignó sus posibilidades al título tras ceder varios minutos en una pobre actuación en la segunda etapa. Pudo recortar tiempo, pero no le alcanzó para subir al podio y quedó cuarto, a más de tres minutos de Froome.

"Terminar mi carrera con una victoria en un puerto mítico y con mal tiempo. Me siento muy afortunado de este adiós, de esta carrera en la que no me he guardado nada, corriendo agresivo como a mí me gusta”.