Economía Sábado, 7 de octubre de 2017 | Edición impresa

Las zapatillas mendocinas hechas con neumáticos cruzan la cordillera

Toda la fabricación de los productos de la marca Xinca se realiza en el penal San Felipe, con 32 reclusos.

Por Laura Saieg - lsaieg@losandes.com.ar

El proyecto Xinca comenzó fabricando de manera artesanal zapatillas sustentables elaboradas con desechos contaminantes como residuos de neumáticos.

Hoy la empresa fabrica más de 1.500 pares por mes y además de vender en Mendoza y otras provincias, salió del país y ahora los modelos llegarán a Chile y Uruguay. También fabrican zapatos de trabajo, mochilas, billeteras, remeras y alpargatas. 

Dicho emprendimiento pertenece a los mendocinos Alejandro Malgor, Nazareno El Hom y Ezequiel Gatti y se trata de un proyecto que ha sabido conquistar a diversos públicos, y las ventas año a año fueron creciendo, no solo por la calidad y los modelos, sino por los valores y el aporte que hace a la sociedad y al medioambiente. De hecho, el slogan de la firma es "nuestras zapatillas son basura, y estamos orgullosos". 

Ayer en el marco del Congreso Provincial de Emprendedores, que se llevó a cabo en General Alvear y que continúa hoy, Gatti expuso sobre su experiencia como emprendedor en Mendoza y los desafíos que debió enfrentar. 

Recordemos que hasta el propio presidente, Mauricio Macri, elogió este emprendimiento a través de un post en Facebook en el que además de contar sobre Xinca posteó: "No solo están comprometidos con el cuidado del medio ambiente, el proyecto incluye la capacitación de personas en situaciones vulnerables para que puedan contar con un oficio".

En cuanto a ello, Ezequiel Gatti contó que toda la fabricación se realiza en el penal de San Felipe de Mendoza, a través de un socio productivo, Emilio Rivero. "Allí elaboramos toda nuestra producción con 32 internos del penal, así como aquellos que tienen prisión preventiva. Es a través de un programa de la Provincia", explicó. 

 

 

En detalle 

Ezequiel Gatti fue uno los disertantes del Congreso para emprendedores que se realiza en General Alvear, en el salón Fernández del predio ferial sureño.

Allí el empresario expuso sobre el emprendimiento, pero además, sobre las bases con las que trabajaron en los comienzos. Antes de su exposición, le indicó a Los Andes que “empezamos a preocuparnos por ciertos temas, como fue el tema de residuos. Investigamos y notamos que por año en Argentina se desechan más de 100 mil neumáticos por año, lo que produce una impactante contaminación al medio ambiente. Entonces fue allí que pensamos que con esa materia prima debíamos trabajar".

Luego de ello, elaboramos un plan para darle un valor social, y fue así que decidimos recurrir al Estado para trabajar con los internos del penal, allí nosotros los capacitamos a través de Calzados Cuyo, la única firma que funciona en una cárcel, así le damos trabajo y logran salir con un oficio. 

Destacó que "la parte económica viene sola y es consecuente a las anteriores etapas", puntualizó el empresario.

En este punto, es que aconsejó a los emprendedores en que en un desarrollo se deben plantear objetivos, desde cuidar al ambiente, a las personas, generar valor social, y por supuesto también económico. "Pero que esto último no nos obnubile para crear valor a nuestro emprendimiento", remarcó. 

Hoy Xinca produce cerca de 1.500 pares de zapatillas por mes y proyecta llegar a fin de año con 2.000 mensuales. Los productos se venden en tiendas de Mendoza, en su página web, así como también en ecommerce de Argentina donde ofertan todo tipo de calzado. Asimismo, tienen clientes en Buenos Aires y Rosario. 

La firma vende en los locales donde se encuentra la marca Patagonia y tras un acuerdo cerrado con esa marca internacional, el próximo paso es empezar a vender las zapatillas en Chile y Uruguay.