Economía Jueves, 2 de noviembre de 2017

YFP bajará el precio de sus naftas un 1,5% y en Mendoza la súper costará $22,10

La medida se hará afectiva a partir de esta medianoche. La Infinia pasará de $25,16 a $ 24,79.

Por Télam

La petrolera nacional YPF bajará a partir de esta medianoche un 1,5 por ciento el precio de sus naftas súper y premium para el segmento minorista, a raíz de la decisión del Gobierno nacional de reducir el costo de los biocombustibles.

Fuentes de la compañía informaron que, de esta manera, los surtidores reflejarán a partir de las 0 de mañana la baja de precios por la cual en Mendoza, la nafta Súper que hasta hoy está a $22,43 a partir de mañana saldrá $22,10.

En el caso de la Infinia -la natfa Premium de la bandera recién descripta- bajará $25,16 a $ 24,79.

La revisión de precios de la petrolera se realizó luego que el Gobierno diera a conocer ayer las nuevas condiciones para determinar la estructura de costos del bioetanol, el biocombustible proveniente del maíz y de la caña de azúcar. 

"El biocombustible es un costo que se traslada directo al consumidor, por lo tanto una modificación a la baja de su precio es un beneficio directo al consumidor", se explicó desde la petrolera.

En la actualidad, las compañías petroleras deben realizar un corte de biocombustibles del 12 por ciento en sus naftas.

YPF fue la primera en reflejar el impacto de la medida del Gobierno en las pizarras de sus 1.500 estaciones de servicio, por las cuales se canaliza el 61 por ciento de la venta total de naftas premium del mercado y el 52 por ciento de naftas súper.

Por su parte, las otras dos grandes jugadoras del mercado como Shell y Axion expresaron a Télam que mantienen en análisis la medida del gobierno y el impacto en sus precios, pero no descartaban en pocas horas seguir el mismo camino.

El precio de los combustibles había aumentado en los surtidores el lunes 23 de octubre, a horas de realizadas las elecciones legislativas nacionales, con subas de entre el 9 y el 12 por ciento según los productos.

Las dos actualizaciones de precios se enmarcan en la liberación del mercado de combustibles que entró en vigencia el primero de octubre con la suspensión del acuerdo entre productoras y refinadoras petroleras que daba marco a la transición hacia valores internacionales del sector hidrocarburífero.

Las empresas que actualmente dominan el mercado nacional de combustibles son las petroleras YPF, con una participación en torno al 55% del total, seguido por Shell con el 21%; Axion con 12%; Pampa (ex Petrobrás) con 6%; Oil con un 4%, y el restante entre otras compañías menores.

La medida del Ministerio de Energía anunciada ayer mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial significa una caída del precio del biocombustible de hasta un 30% para el derivado de la caña de azúcar y hasta un 22% para el de maíz. 

La reducción de uno de los componentes de costos era uno de los reclamos que las petroleras mantenían en discusión con el Gobierno, al considerar que la obligatoriedad de la medida (el corte del 12% sobre las naftas) afectaba el precio en las pizarras, pero al mismo tiempo generó el reclamo de las entidades y empresas de los distintos eslabones de la cadena de valor del bioetanol.