Turismo Domingo, 4 de febrero de 2018 | Edición impresa

Vivir Nueva Zelanda en 2018

Reconocido por sus paisajes cinematográficos, kilómetros de costa virgen y por la hospitalidad de sus lugareños.

Por Redacción LA

Desembarcá con la Volvo Ocean Race en Auckland. Esta carrera comenzó hace 37 años y ahora es la competencia oceánica número uno del mundo, que pone a prueba a marineros y yates llevándolos al límite.

Los competidores, que se embarcaron desde Alicante en España en octubre de 2017 y finalizarán en La Haya en los Países Bajos en octubre de 2018, recorrerán 45.000 millas náuticas, navegarán por cuatro océanos y dejarán cinco continentes a su paso.

Algunos puertos anfitriones incluyen Cardiff, Guangzhou y Cape Town. Gracias a su reciente victoria en la Copa América, Nueva Zelanda ahora vive inmersa en la fiebre de la navegación y, ahora, Auckland será uno de los mejores lugares para experimentar la Volvo Ocean Race, desde el 24 de febrero al 18 de marzo.

La ciudad promete muchas actividades dentro y fuera de la costa para mantener a los fanáticos entretenidos durante las semanas de carreras. 

Seguí el antiguo sendero Kauri de Northland. Ésta es una de las mejores expediciones autoguiadas de Northland, que ayuda a los visitantes a comprender el importante papel que el árbol kauri desempeñó en la historia de Nueva Zelanda, tanto maorí como europea.

A 90 minutos de Auckland, en la aldea de Maungaturoto, el antiguo sendero Kauri es una ruta que atraviesa una red de aldeas entrañables. Hacé una parada en el Museo Kauri en Matakohe para ver las exhibiciones más destacadas y pasá por Ruawai, la capital de Kumara, en el puerto de Kaipara, antes de desviarte hacia el mirador Tokatoka Peak.

Subí por 20 minutos y sorprendete con las espectaculares vistas desde la cumbre. Más adelante, las playas y los lagos compiten por  atraer tu atención, pero la joya de la corona es el Bosque de Waipoua, donde crecen algunos de los árboles kauri más grandes del mundo, incluido el rey del bosque, Tane Mahuta.

Podés acceder a todos ellos mediante paseos cortos y fáciles. Reservá una noche o dos en The Heads Omapere. Posee 10 apartamentos-villa con bañeras de hidromasaje privadas y chimeneas al aire libre, al borde del magnífico puerto de Hokianga.

Deleitate con el vino de Aotearoa. En el sitio web oficial de vinos de Nueva Zelanda encontrarás más de 450 actividades para hacer y, en 2018, tendrás barriles llenos de buenas razones para visitar estas tierras, sobre todo si tenés una inclinación vitivinícola.

Toast Martinborough, que se celebra cada noviembre en la región de Wairarapa, promete buenos momentos entre las vides. O dirigite a FAWC, la serie de eventos culinarios y de vino, Hawkes Bay Food And Wine Classic, que también se lleva a cabo en noviembre.

Elevá anclas de inmediato y andá a Cloudy Bay, en el corazón de la región de Marlborough, en la Isla Sur, donde los propietarios pueden organizar todo, desde una simple degustación hasta una deliciosa comida o una excursión en helicóptero. Cloudy Bay también ofrece tours de medio día o de un día completo para beber y cenar a bordo de un yate Beneteau Oceanis.

¡Recorré Nueva Zelanda en bicicleta! Nueva Zelanda es el paraíso para los ciclistas gracias a sus maravillosas atracciones: desde el National Cycleway, Nga Haerenga, a los paseos suburbanos más pequeños fuera de la carretera.

Si creés que no estás en buen estado físico para andar en bicicleta, ¡despreocupate!. Recientemente hubo una revolución de bicicletas electrónicas (e-bikes) en Nueva Zelanda, que están disponibles para alquiler en todas las grandes ciudades y en la mayoría de las grandes atracciones, desde el Otago Rail Trail hasta el Twin Coast Trail en Northland. O apuntá a lo más alto, con los helicópteros Over the Top, que ofrecen recorridos en bicicleta todo el día en los senderos fuera de pista.

Visita el Santuario Dark Sky. En 2017 le fue concedida la certificación internacional Dark Sky Sanctuary, por lo que ahora Aotea/Great Barrier es la única isla en el mundo que disfruta de esta condición.

La robusta isla, de 285 km2 en el borde exterior del golfo de Hauraki, tiene sólo 885 residentes permanentes y no tiene energía reticulada (¡en verdad está fuera de la red!).

Además, la contaminación lumínica es mínima, por lo que las estrellas se ven más brillantes que en ningún otro lado. Para aprovechar al máximo tu aventura estelar, solicitá ayuda a Good Heavens.

Este equipo de embajadores locales de Dark Sky ofrece recorridos particulares del firmamento en las playas y lugares de esta isla.

Mira los Warbirds sobre Wanaka. El Warbirds over Wanaka International Airshow, que celebra 30 años de espectáculos en el cielo, es uno de los festivales de aviación más queridos del mundo.

Este evento bienal fundado por Sir Tim Wallis, piloto de recuperación de ciervos vivos que buscaba una manera de mostrar su colección privada de aviones de la Segunda Guerra Mundial, se celebra en años pares en Semana Santa (30 de marzo - 1 de abril de 2018) y atrae hasta 50.000 fanáticos de la aviación. Wanaka es posiblemente una de las regiones más pintorescas de Nueva Zelanda.  

Un arte para vestir en Wellington. El World of WearableArt Awards Show, o WOW como se lo llama con cariño, es uno de los eventos más destacados del calendario de Wellington, ya que presenta obras de algunos de los diseñadores y modistos más innovadores del mundo.

Se ha descripto a WOW como una "colisión de teatro, moda y arte" y, dado que en 2018 es su trigésimo aniversario desde su inicio en una casa de campo de Nelson, seguro será una edición inolvidable. 

Celebra 150 años de cerveza en la salvaje costa oeste. Considerada uno de los destinos más salvajes de Nueva Zelanda, la accidentada costa oeste de la Isla Sur ha sido tradicionalmente el refugio de los hombres y mineros de las montañas. Esos paisajes azotados por el viento realmente hacen volar las telarañas.

En el pasado, una de las cosas principales que mantenía contentos a los primeros pioneros era la cerveza. Monteith's Brewing Company estuvo allí desde el principio, refrescando a esas multitudes sedientas. Monteith's, que celebra sus 150 años en 2018, tiene planeadas algunas fiestas y la presentación de cervezas nuevas elaboradas especialmente para celebrar la ocasión.

No hay mejor manera de llegar a Greymouth que en el tren Tranz Alpine. Tu conductor designado estará a la orden y podrás instalarte junto al fuego y averiguar qué ha mantenido a Monteith's en la cima durante todos estos años.

Feliz día del Hobbit en Hobbiton. Dado que los cumpleaños de Frodo y Bilbo Baggins son el 22 de setiembre, el Día Internacional del Hobbit se celebrará con estilo en Hobbiton en 2018.

Las festividades del día incluyen una visita guiada a Shire al atardecer. Los fanáticos recorrerán el sitio de 4,85 ha  y aprenderán detalles fascinantes de cómo se crearon los escenarios de la película.

Al llegar a The Green Dragon Inn, habrá mucho tiempo para relajarse frente a las hogueras y para disfrutar de las tradicionales cervezas y sidras de la Tierra Media.

Luego, paseá por el mercado, donde los puestos temáticos individuales ofrecen artículos de Hobbit, quesos locales, panes, embutidos y productos frescos.

Mientras tanto, los artistas ambulantes se mezclarán con los invitados. Cuando se sirva el bufet, no te llenes muy rápido, ya que la tradición de Shire es servirse hasta dos veces. Para finalizar la noche, vas a caminar por senderos iluminados por faroles: pura magia.

Conquista al Lord of the Rungs en Wildwire Wanaka Para muchos, Año Nuevo coincide con un deseo de desafiarnos a nosotros mismos y establecer metas. Si eso te suena, Wildfall's Waterfall Adventure fuera de Wanaka podría ser sólo el boleto.

Los escaladores ascienden mediante el sistema construido a través de la vía ferrata ("camino de hierro") desarrollado durante la Primera Guerra Mundial.

Hay tres ascensos de diferentes niveles de dificultad. Elija entre Go Wild (la escalada más corta), Wild Thing (agregue otras dos horas de movilidad ascendente) y el pináculo de escaladas, Lord of the Rungs, que incluye un viaje detrás de una cascada de 6 metros y un descenso en helicóptero. 

Rotorua, la primera ciudad bilingüe de Nueva Zelanda. Desde que fue reconocido como uno de los tres idiomas oficiales de Nueva Zelanda hace 30 años (junto con el inglés y el lenguaje de señas), a los maoríes finalmente se les ha otorgado el status que merecían.

Para impulsar aún más el maná (prestigio) del idioma, Rotorua ha sido declarada la primera ciudad bilingüe oficial de Nueva Zelanda. Con actividad termal, aventuras llenas de acción y puntos culminantes culturales.

Con mayor accesibilidad y visibilidad del Te Reo (idioma maorí), los visitantes internacionales se sentirán más inmersos en la rica cultura de los tangata whenua (gente de la tierra), y con carteles bilingües en toda la región, incluso en paneles de interpretación, los manuhiri (visitantes) pronto estarán salpicando sus korero (conversaciones) con palabras maoríes. ¡Kapai (bien)!

Auckland celebra los 21 años del Sky Tower. Sky Tower es uno de los monumentos más emblemáticos de Auckland, útil para los visitantes que desean orientarse. Es el edificio más alto del país y cuenta con vistas de 360 grados.

En días despejados, podés ver el oeste de la cordillera de Waitakere, cruzando el resplandeciente puerto de Waitemata y al sur de las colinas de Bombay.

Si te sentís audaz, quizá quieras probar las actividades de Sky Walk o Sky Jump. Puede subir, mediante los elevadores con frente de cristal, al Sky Lounge para tomar una taza de té, cenar en el restaurante giratorio Orbit y más tarde quizá visitar el casino de abajo. 

Love Te Papa en San Valentín en Wellington. El 14 de febrero de 1998, el museo nacional de Nueva Zelanda, Te Papa Tongarewa, abrió sus puertas a la gran algarabía, lo que significa que 2018 marcará dos décadas.

Te Papa Tongarewa se traduce literalmente como "contenedor de tesoros".  Gracias a pantallas interactivas, podés explorar culturas maoríes y del Pacífico, el mundo natural de Nueva Zelanda, importantes obras de arte y la historia única de la nación.

Y para celebrar los 20 años, Te Papa presentará una nueva y espectacular galería de arte, que abrirá sus puertas a fines de febrero. La galería de 8 metros de altura, que abarca dos niveles y 3.980 m2, contará con arte inmersivo y de gran escala.

Mirá la luz en el LUX Light Festival de Wellington. Este festival gratuito de luces públicas en mayo es un espectáculo para los ojos, convirtiendo al paseo marítimo y las calles de Wellington en espacios cautivadores que celebran la luz, el arte, el diseño y la tecnología. Cada vez más audaz y brillante, el LUX Light Festival (Te Ao Marama) presenta imaginativas esculturas de luz que iluminan rincones y grietas de toda la ciudad,  

Saludá a los Hope Springs de Kaikoura. Tras una serie de terremotos en 2016, la encantadora ciudad turística de Kaikoura se vio muy afectada: las carreteras y las líneas de ferrocarril se cerraron, los paisajes cambiaron, incluso el fondo del mar estaba en un estado de agitación.

Tristemente, algunas atracciones naturales se perdieron, pero una nueva, Hope Springs, brotó a la superficie. Descubierta por los hombres locales Matt Foy y Conner Stapley de Kaikoura Kayaks, la nueva característica sorprendente se encontró en las aguas poco profundas de la península de Kaikoura.

Pensado como causa por el terremoto, el llamado Hope Springs seguramente se convertirá en una atracción turística junto con otras maravillas de Kaikoura: ballenas, delfines, focas y aves. ¿Cuál es la mejor manera de ver esta nueva maravilla? Una excursión guiada en kayak, por supuesto.

Experimentá la nueva emoción de AJ Hackett. AJ Hackett ha estado a la vanguardia del turismo de aventura de Nueva Zelanda durante casi 30 años.

El hombre que soñó con el salto bungy ha sido responsable de todo tipo de experiencias emocionantes, y ahora hay una nueva en la mira.

 Tentativamente con el nombre de "Nevis Thriller", combinará bungy, vuelo y velocidad, seria, con la promesa de empujar a la gente a los límites de formas nunca antes imaginadas. Si la adrenalina no es suficiente, la belleza natural del río Nevis, las frescas aguas verdes del deshielo y las espectaculares montañas de Central Otago agregarán una dimensión escénica a esta nueva aventura.