Turismo Domingo, 26 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Verano 2018: el Atlántico quiere seducirnos

Precios muy parecidos al verano anterior en Mar del Plata y aumentos de 10% en Pinamar. Todas las tarifas.

Por Redacción Turismo

La clave para este verano serán los precios, las oportunidades de pasar más días en la playa y a tarifas convenientes como para que el viaje valga la pena, en especial para los de este lado que con las aguas del Pacífico a 400 km y el boom de las compras, no nos dejamos seducir fácilmente.

Así los balnearios, entre ellos, el estelar por excelencia, Mar del Plata, ofrece tentadoras propuestas para atraer a los viajeros. Entre ellas lo más importante es mantener los alquileres a tarifas similares a las del año anterior como proponen los inmobiliarios aunque hay que ver qué hacen los privados, aclaran.

Sin embargo la temporada anterior fue fiel testigo de que los vacacionantes buscan precios y cambian de destino si es necesario. La intención de la comuna es lograr más días de pernocte por el derrame económico que supone. En cuanto a la hotelería, se habla de ajustes acordes al índice inflacionario, que rondan el 20% de incremento.

"Mar del Plata te hace feliz", es la campaña oficial. Entre otras cosas ofrece tres playas, tres paradores gratuitos para ser más precisos, que habilitará el gobierno provincial: dos en zona norte y otro entre el puerto y Punta Mogotes. Dispondrán en conjunto de unas 1.200 sombrillas, sin cargo para el público. También reposeras, lonas, juegos, duchas y cargadores de celulares. Además, un transporte sin cargo que unirá las tres playas.

 

 

También  decenas de espectáculos gratuitos. Los beneficios, tanto del sector público como privado, abarcarán descuentos para todos los turistas, especialmente con diversas tarjetas de bancos.

Por supuesto, el alojamiento es determinante, pero dada la cantidad y variedad de alternativas, el consejo siempre es buscar el departamento o casa que se adecue a sus intereses y no contratar al primero que vea. El Colegio de Martilleros local anunció que durante enero se podrá alquilar semanalmente departamentos de un ambiente desde $ 11.000; de dos por $ 14.000 y de tres, en $ 17.000. Chalets con dos dormitorios por $ 20.000. 

Sin embargo la oferta es más amplia y hay monoambientes desde $ 800 por noche para dos o tres personas; departamentos con un dormitorio desde $ 1.200 hasta $ 1.500 y, según la ubicación, $ 2.200. En Punta Mogotes chalets por $ 1.500 y con piscina para 8, $ 3.000 diarios. 

En cuanto a los apart hoteles, para la primera semana de enero, estadías de seis noches y siete días rondan los $ 17.000 para una familia tipo.

Obviamente hay más caros, con mayores servicios, incluso de playa y traslados, que rondan los $ 6.000 y $ 7.000 diarios. 

En hoteles de cinco estrellas la habitación doble semanal cuesta $ 22.000, con carpa en balnearios incluida. En cuatro estrellas el abanico va desde los $ 15.000 a 20.000, en buena ubicación. Hacia las afueras las tarifas cambian a $ 14.000. Hay muy buenas propuestas en tres estrellas y desde $ 7.800 a $ 14.000 la semana.

Los servicios de playa son importantes. Alquilar una sombrilla costará entre $ 600 y $ 1.500 por día y una carpa se conseguirá desde $ 900 a $ 2.500, según el balneario. Por quincena en Punta Mogotes, con cochera y todos los servicios incluidos, ronda los  $ 15.000 para seis a ocho personas.

En materia gastronómica, los precios son los siguientes: rabas $ 200 la porción; cornalitos $ 100; una pizza desde $ 250; empanadas entre $ 20 y $ 35 la unidad; cerveza por litro $ 100; una parrillada para compartir entre dos personas se ofrece entre $ 420 y $ 550; un menú de tres pasos, con entrada, plato principal, postre y agua mineral se propone desde las pizarras a valores que van de $ 180 a $ 320. Una cerveza artesanal promedia     $ 90; un trago $ 150; gaseosas desde $ 50.  Las milanesas y las hamburguesas completas, desde $ 140.

 

 

 

Pinamar con sus aires más top

Desde la intendencia en la FIT afirmaron que van a ser agresivos para mejorar los números del año anterior. Según acordó la Cámara de Inmobiliarias la idea es no aumentar más del 10%. Recomiendan a los turistas que busquen porque hay para todos los gustos. Imaginen que en la temporada recibe a 2 millones de personas contando Valeria del Mar y Ostende; como los balnearios del resto de la costa bonaerense, buscan más días de pernocte. 

Disponen de 36 balnearios totalmente renovados con criterios sustentables y materiales reutilizados. Construidos sobre pilotes para preservar los médanos, con madera por doquier y vidrios para proteger de los vientos. Por otra parte como este año Pinamar cumple 75 años, hay más novedades el paseo costero que está en Bunge y Avenida del Mar: se verá nuevo, contará con un anfiteatro, estacionamiento para personas con movilidad reducida, bicicleteros, mejor iluminación y más espacios verdes.

Ser accesibles y sustentables es prioridad para este municipio. Por ello se suman 9 pasarelas accesibles, de más de 100 metros cada una que se internan en las playas y dan la posibilidad de acceder con sillas de ruedas y cochecitos hasta muy cerca del mar. Otra idea de la intendencia para el verano es sumar islas de food trucks además de los servicios habituales.

El 1 de diciembre, para soplar las velitas, se inaugurará un nuevo paseo de 25 esculturas, que estarán en áreas públicas y semi públicas, como lobbys de hoteles y campos de golf. Las obras son de artistas argentinos de reconocida trayectoria.

 

 

Dicen que las reservas vienen bien. Las casas arrancan desde $ 70.000. Un monoambiente en el centro cuesta  $ 14.500 en la primera quincena de enero; $ 15.000, en la segunda y $ 9.500, en la primera de febrero. Un departamento de dos ambientes para cuatro personas con patio propio en enero, $ 55.000. Primera quincena, $ 27.500; segunda quincena, $ 36.500. Semana,  $ 20.000.

Primera quincena de febrero, 25.500. Los de 3 ambientes para 6 personas: $ 45.000 para la primera quincena de enero, para la segunda, $ 60.000; primera de febrero, $ 45.000. Una casa de 5 ambientes con dependencia primera quincena de enero, $ 100.000; 2da. quincena   $ 115.000; 1ra. quincena  $ 70.000; 2da. quincena $ 60.000. 

En el caso de los hoteles un 4 estrellas semanal para enero ronda los $ 30.000 y en febrero $ 22.000. Los de 3 estrellas desde $ 20.000 y los de una desde $ 1.500 la noche. 

El precio de la carpa alrededor de $ 13.500 y sombrilla, $ 8.200, con acceso a los servicios del balneario en la segunda quincena de enero.
Cariló, con buenas expectativas  

Ya las reservas vienen mejor que en 2016-17 y eso hace crecer las expectativas. Pero como todos los precios, hacen la diferencia entre quedarse entre arena y pinos o irse al exterior. Veamos:

Una casa de tres dormitorios, en una quincena de enero cuesta desde $ 45.000. Las de 4 dormitorios en el bosque se consiguen entre $ 90.000 y $ 100.000 por quincena. Las de 6 dormitorios, con piscina climatizada y frente al mar ascienden hasta $ 200.000. Una semana en enero, en un departamento de dos ambientes para 4 personas en apart cuesta $ 57.200. El alquiler de una cabaña a 200 metros de la playa, cuesta $ 29.000 por semana. Con todos los servicios y desayuno incluido. 

Alquilar una carpa durante todo enero cuesta $ 39.000; durante febrero, $ 27.000. Por semana, en enero cuesta $ 11.900 y en febrero $ 9.000. El alquiler semanal de sombrilla, $ 5.700. Incluye varios servicios.


Playas familiares

Doce balnearios desde el extremo sur de la bahía de Samborombón hasta el límite con Pinamar forman el Partido de la Costa con 96 km de playas, un sitio ideal por su variedad de ofertas que posibilita elegir una base y luego una playa por día. La consigna de todos los balnearios es el disfrute en familia pero de ninguna manera aburrimiento. Aquí las playas tienen opciones para que los chicos se diviertan, clases de gym para los mayores y siempre espectáculos de nivel y callejeros. 

Un paso por San Clemente, por ejemplo, será necesario por Mundo Marino, paseo obligado para los que van con niños y Las Termas para toda la familia. En Santa Teresita el parque acuático es un delirio y San Bernardo, por su parte, sigue coqueteando con los pre adolescentes y actividades para ellos en especial.

Mucho más tranquila, para relajarse de verdad y tirarse a leer al sol, es La Lucila. Costa del Este y Aguas Verdes, cada vez más preciadas no sólo por que ofrecen espacios amplios sin amontonamientos sino belleza e inmuebles nuevos.

Mar del Tuyú, Mar de Ajó, con vidas nocturnas más moviditas, Las Toninas, con su divertido laberinto. Costa Chica, Costa Azul, Nueva Atlantis, Pinar del Sol y Costa Esmeralda, concluyen los 96 km de costa -donde hay médanos, bosque y todo tipo de alojamiento- para satisfacer todas las exigencias. El común denominador: precios accesibles y ambiente familiar. Cada año la comuna ofrece shows y actividades gratuitas para todos los integrantes del clan.

 

 

Los precios: departamentos de dos ambientes se alquilan desde $ 7 mil la semana durante la primera quincena de enero o febrero, para 4. Hay opciones de quincenas por $ 15.000 para 4 personas y $ 17.000 para 6, pero siempre depende de servicios y ubicación.

Entonces vamos con ejemplos: hoteles en San Bernardo por $ 20.000, semanales. Costa Esmeralda por $ 18.000 la semana para familia de 4. Departamentos desde $ 22.000 la quincena. En Mar de Ajó $ 18.000 siempre hablando de quincenas y para familias tipo. Si se agregan comodidades los números suben.

Hay que buscar porque todavía quedan muchos sitios disponibles. Además hay campings para los que adoran la vida al aire libre. Carpas desde $ 500 el día.

Otras tarifas, Mundo Marino $ 475; $ 385, para mayores y menores pero hay descuento si se compra on line. 

Termas de San clemente, $ 369 y $ 259, respectivamente, también descuentos por compra en Internet. 

En este partido las salidas y la gastronomía son más económicas, un buen dato.

Más información: www.lacosta.gob.ar


Balnearios Premium

Para Gonzalo Pereira, Gerente Comercial & Marketing de Álvarez Argüelles Hoteles, esta tendencia se planteó como una necesidad de servicio hacia los huéspedes y una lógica extensión de un hotel 5 estrellas de lujo. Así nació el Costa Galana Beach life. Hoy, con el fin ya cumplido, los huéspedes notan en el balneario una suerte de continuidad del hotel.

Pero en general la gente prefiere cada vez más los balnearios con mayores comodidades y servicios para relajarse, y no pensar más que en disfrutar. El Costa Galana Beach Life brinda servicios de calidad pensados para la satisfacción del turista, por ejemplo. No sólo cuenta con la ubicación más espectacular de toda la Costa Atlántica, continúa Pereira, sino que brinda calidad y calidez.

Cuenta con un espacio para los niños, para que los padres puedan tener la tranquilidad de que sus hijos se divierten de manera segura. El balneario ofrece un sinfín de actividades de esparcimiento, tanto indoor como outdoor para que los niños no tengan tiempo de aburrirse. Entre las amenities: piscina, vestuarios para damas y caballeros con sanitarios, duchas, vestidores y lockers. Amplias y modernas carpas equipadas con reposeras, sillas, mesa principal, mesa de apoyo y percheros.

 

 

A su vez cuenta con carpas y un deck accesible para personas de motricidad reducida; sombrillas sobre la arena con reposeras, sillas y mesa. Servicio de Wifi para los clientes en todo el complejo y servicio de delivery en carpas y sombrillas. Dispone también de un sitio gastronómico muy playero y cabinas con espacio propio, cerrado bajo llaves.

Los precios: carpas todo enero: $ 38.600, febrero $ 25.600. Sombrillas $ 30.300 para enero y 20.300 para febrero. Cabinas desde  $ 17.800.

Sombrilla en piscina para enero $ 19.800 y $ 15.600 para febrero.