Mundo Miércoles, 15 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Venezuela, ya en default, depende de Rusia y China

Caracas debe al primer país 8.000 millones de dólares y a los asiáticos 28.000 millones.

Por Agencias / AP

Venezuela fue declarada ayer en default por no haber pagado dos vencimientos de intereses de su deuda soberana, mientras que Brasil anunció que recurrirá al Club de París para intentar cobrar parte de lo que le debe el país caribeño. 

La calificadora de riesgo crediticio Standard & Poors (S&P) rebajó la deuda soberana de Venezuela en moneda extranjera a “default” (suspensión de pagos) por no haber cancelado 200 millones de dólares de intereses de dos bonos globales con vencimientos en 2019 y 2024. 

Tras cumplirse este fin de semana los 30 días usuales de gracia sin que se efectuara el pago, S&P colocó la deuda soberana venezolana en divisas a corto y largo plazo en la categoría SD/D (default selectivo/default), informó la firma estadounidense en un comunicado. 

Por otro lado, S&P mantuvo en CCC/C -el grado anterior al default- la deuda soberana en moneda nacional, pero advirtió que hay 50 por ciento de probabilidades de que Venezuela “pueda entrar en suspensión de pagos otra vez en los próximos tres meses”.

El destino de Venezuela, con default parcial de su deuda y bloqueada por las sanciones estadounidenses, depende más que nunca de sus aliados Rusia y China, tras una reunión sin acuerdo con sus acreedores, consideraban ayer varios economistas.

 

 

El presidente Nicolás Maduro había convocado a los acreedores tras anunciar su voluntad de reestructurar su deuda exterior, estimada en 150.000 millones de dólares, ya que apenas dispone de 9.700 millones de reservas y debe desembolsar al menos 1.470 millones antes de final de año, y otros 8.000 millones en 2018.

Según participantes en la reunión en Caracas, que el gobierno venezolano calificó de “rotundo éxito”, el Ejecutivo desea establecer grupos de trabajo para evaluar las propuestas de renegociación de la deuda a corto y medio plazo.

“Las cuentas no cuadran. Los tenedores de bonos tienen razones para estar alarmados”, afirma el economista venezolano Orlando Ochoa.

“Venezuela está paradójicamente al borde del precipicio financiero, a pesar de contar con los recursos para hacer un cambio de orientación económica petrolera, lo cual le permitiría organizar un plan de recuperación”, explica.

A finales de agosto, Washington prohibió a sus bancos y sus ciudadanos comprar nuevas obligaciones o negociar acuerdos con el gobierno venezolano.

Para sortear las sanciones estadounidenses, Maduro cuenta con Rusia y China, dos aliados a los que Caracas debe 8.000 y 28.000 millones de dólares respectivamente.

“Es verdad que acreedores como estos dos países pueden intervenir”, reconoce Ochoa, especialista de mercados de deuda.

La cuestión ahora es saber si todavía Rusia y China están dispuestos a mantener su apoyo financiero al país petrolero. De momento, nada da a entender lo contrario. Pekín declaró ayer que su cooperación con Caracas “se desarrolla normalmente”, y Moscú tiene previsto firmar hoy un acuerdo para reestructurar 3.000 millones de dólares de deuda venezolana, según fuentes concordantes.

Pero para Ochoa, todo esto es “especulativo”. “Parece que ambos países han llegado al límite”, apuntó.

“Claro que Rusia tiene interés, políticamente, en ayudar a Venezuela”, admitió por su parte Subran. “Pero el problema sólo se pospondría”, pues los mercados ya identificaron al país petrolero como el mayor riesgo actual para las inversiones.

Buscan salvar a Pdvsa

El peligro para Venezuela, otrora el país más rico de América Latina, es verse apartado de los mercados, como su grupo petrolero, Pdvsa, y tener que encarar embargos de activos y filiales en el extranjero. Para salir de esta situación, Caracas podría permitirse “un pequeño subterfugio”, apunta

Subran, quien cree que el país sudamericano “podría entrar en default sólo en la parte soberana, pero proteger Pdvsa”.

“Si Pdvsa cae en default, los activos podrían ser embargados y por tanto ya no habría ingresos del petróleo, así que no sería posible financiar la cuenta corriente”, añade. “Tiene sentido”, confirma Ochoa. “Los bonos de la república son más propensos a ser negociables. Los de Pdvsa enfrentarían dificultades más inmediatas”. 

 

Denuncian censura en internet y redes

Venezuela se sumó por primera vez a Cuba como las dos únicas naciones en el continente que ofrecen a sus ciudadanos un espacio virtual sin libertades, dijo ayer un centro de estudios estadounidense. 

Al difundir su informe anual sobre libertad on line, Freedom House señaló al gobierno de Maduro no sólo de bloquear varias páginas web que transmitían en vivo protestas antigubernamentales sino que además indicó que bandas armadas agredieron físicamente a usuarios de redes sociales que trataban de documentar las protestas, y que la oposición y sitios web independientes experimentaron oleadas sin precedentes de ciberataques en la nación sudamericana. 

Freedom House reportó un incremento de la manipulación y censura de información en las redes sociales en la mitad de los 65 países evaluados, los cuales representan el 87% de los internautas en el planeta. 

“Los gobiernos usan ahora las redes sociales para suprimir el disenso y promover agendas antidemocráticas”, dijo Sanja Kelly, director del proyecto Freedom on the Net.

“Esta manipulación no solamente es difícil de detectar, sino que es más difícil de combatir que otros tipos de censura porque es dispersa y por la gran cantidad de personas y cuentas automáticas involucradas”. AP

 

La oposición cancela cita para dialogar

Caracas. La oposición venezolana anunció que fue cancelada la reanudación de los diálogos con delegados del presidente Nicolás Maduro prevista para hoy en República Dominicana debido a que el gobierno no invitó a los cancilleres del grupo de países de la región que participarían como facilitadores.

El diputado Luis Florido, delegado opositor en el proceso de diálogo, anunció ayer que el gobierno no giró la invitación a los cancilleres de México, Chile, Paraguay, Bolivia y Nicaragua, cuya presencia es exigida por la oposición para que den seguimiento y garanticen el cumplimiento de los eventuales acuerdos. Florido destacó que la alianza opositora buscará que en una fecha próxima todas las partes puedan estar presentes. 

La semana pasada, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), alianza de casi tres decenas de partidos opositores, anunció que estaba abierta a reanudar el proceso de diálogo con el gobierno para acordar nuevas condiciones electorales que considera necesarias para acudir a los comicios presidenciales del 2018, con la participación de países facilitadores.

En respuesta, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez señaló que el oficialismo se reuniría hoy con los delegados de la oposición. AP