Vecinos Miércoles, 7 de febrero de 2018

Vecinos de Maipú quieren que el Parque Ortega quede en manos municipales

Frente a un inminente remate del lugar, han gestionado un pedido para recuperar el espacio que en 2012 fue declarado patrimonio provincial.

Por Zulema Usach - zusach@losandes.com.ar

No sólo porque supo ser un lugar de encuentro y recreación  para los afiliados al Centro de Almaceneros de Mendoza y los habitantes de Rodeo del Medio (Maipú), sino porque fue declarado patrimonio provincial desde 2012, el Parque General Ortega es un sitio por el cual lo vecinos de la zona vienen llevando adelante diferentes acciones para que el terreno quede en manos del Municipio y así poder  disfrutarlo como un espacio público.

Sobre una extensión de más de cuatro hectáreas, el predio, ubicado en la intersección de las calles Rufino Ortega y Néstor Lencinas, en la actualidad aparece desolado: los añosos eucaliptus que solían brindar su sombra están deteriorados por falta de agua, mientras que algunos restos de basura y una pileta sucia y abandonada son sólo una postal actual de lo que antaño fue un sitio de reunión y un espacio recreativo.

En sus orígenes, el lugar fue justamente una de las tantas pertenencias de las que se hizo el militar y ex Gobernador de Mendoza entre 1884 y 1887 Rufino Ortega, quien mandó a construir el predio con un espacio verde cercano a su vivienda. 

Por eso es un patrimonio histórico, pero también cultural, deportivo, ambiental y religioso (según lo establece la Ley Provincial N° 8404 sancionada por la Legislatura en 2012) debido a su pertenencia en la cultura de quienes habitan el distrito.  

Desde la década del ‘40, la historia da cuenta de que el terreno fue comprado por la entidad de comerciantes pequeños, que durante décadas hizo de éste espacio el escenario propicio para las reuniones al aire libre, la práctica de deportes y la realización de eventos culturales. Luego, llegó la etapa de decaimiento  debido a una administración que desatendió el lugar.

De hecho, desde hace tiempo el predio ha sido  habitado por personas que no tienen dónde ir y se estima que en el lugar viven al menos diez familias que usan las instalaciones para refugiarse de la pobreza extrema. Por este motivo, el Centro de Almaceneros inició una denuncia penal por usurpación en junio de 2016. 

Ahora, los vecinos quieren recuperarlo y advierten que siendo éste un sitio que bien podría ser aprovechado por la población, sería importante que la comuna de Maipú compre las instalaciones que están a punto de ser rematadas, según sostienen los vecinos.

Para llevar adelante el pedido para que pase a manos del Estado municipal, varios vecinos vienen manteniendo reuniones al menos una vez a la semana para defender, lo que entienden es un espacio público muy necesario para todos los habitantes de Rodeo.
Jorge Ilardo, es uno de los  representantes vecinales que más viene trabajando en el tema. “Necesitamos que este parque sea de los habitantes de Rodeo, no sólo porque es un lugar que podría ser aprovechado por todos aquí, sino que es un pulmón verde que se está perdiendo”, expresó Ilardo y puntualizó que más allá de que el terreno pase a manos de un privado, “la Ley establece que su esencia es intransferible, es decir, que su uso debe ser el de un parque más allá de quién lo compre”. 

Lo cierto es que para asegurarse que después del remate el sitio quede en manos de la población, el grupo autoconvocado ha pedido la ayuda de la diputada provincial Gladys Sánchez (UCR), quien elevará una nota al intendente Alejandro Bermejo para formalizar el pedido vecinal. 

En el escrito, la legisladora menciona que a raíz de la probabilidad del 100% de que el predio sea rematado y en sintonía con la trascendencia que el lugar tiene para la zona, es que solicita que pase a ser “un nuevo patrimonio de la Municipalidad de Maipú y por ende de toda la comunidad”.

Por ahora, desde la comuna no han expresado una postura sobre el tema. Por su parte, representantes del Centro de Almaceneros especificaron que en realidad no hay ninguna decisión tomada sobre el destino futuro del lugar. “Hoy cuesta mucho levantarlo. La Municipalidad en un momento estuvo interesada pero nunca se llegó a concretar nada”, afirmó el abogado de la entidad Raúl Paturzo y aclaró que el lugar aún está usurpado.