Sociedad Vecinos Domingo, 8 de abril de 2018

Con la jornada campera, ya se empezó a vivir la Fiesta de la Ganadería

El Día de Campo anticipó lo que se vivirá en la celebración de los ganaderos en General Alvear, del 9 al 13 de mayo.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

En el campo ubicado en las inmediaciones del cerro Los Chanchos a 45 kilómetros al oeste de General Alvear y 70 km de San Rafael, a la vera de la ruta 188 que llega a Malargüe, Ramón Carabajal y su familia atendieron junto con los integrantes de la Cámara de Comercio a 700 comensales que llegaron para vivir hoy desde horas tempranas hasta que cayó el sol una jornada campera única en Mendoza.

El Día de Campo, que ya se convirtió en tradición, fue nuevamente la antesala de la Fiesta Nacional de la Ganadería que este año irá del 9 al 13 de mayo en Alvear. 

El evento que nació para un puñado de periodistas hace dos décadas, volvió a ser el centro de atracción de alvearenses y turistas y sirvió para mostrar, en pocas horas, toda la actividad que día a día desarrollan los ganaderos del secano mendocino. 

“Es un gusto recibir a toda esta gente, es un lindo lió”, dijo entre sonrisas Ramón Carabajal,

“Realmente nos llena de gratificación ver a tanta gente, sobre todos aquellos que vienen de lejos, de otros departamentos. Se trabajó mucho para llegar a tiempo”, dijo Javier Odetti.

La frase del presidente de la Cámara de Comercio no fue azarosa. Para llevar adelante el evento “hay que montar todo desde cero. La carpa es lo de menos, hay que pensar que tenemos que llevar desde el agua a equipos de frío. El generador eléctrico es indispensable y después tender toda la red para dotar de energía a los distintos sectores de campo donde se desarrolla una actividad. Hay al menos 500 metros de cable tendidos”, detalló Carlos Porta, vicepresidente de la Cámara.

Para los asistentes al Día de Campo, la aventura arrancó desde temprano. Bajo un cielo nublado y una temperatura que no alcanzaba los 20 grados, el mate cocido bien caliente acompañado de tortafritas era el dúo justo que ayudaba a comenzar la mañana. Tampoco faltó un toque de  ginebra para despertar los sentidos.

Mientras los grupos de amigos se reunían en medio de casco del campo en derredor del corral para apreciar la destreza de los gauchos con el ganado, otros simplemente disfrutaban de la naturaleza recorriendo las instalaciones.

Pero sin importar el lugar donde estuvieran, siempre había una bandeja disponible para que nadie perdiera la oportunidad de probar los infaltables pasteles fritos o degustar una nutrida variedad de fiambres.

Cerca de la una del mediodía, la atención se trasladó a la carpa. Los comensales ocuparon hasta la última silla. El locro y los costillares al ensartador sazonados con el humor de la Mole Moli y conjuntos folclóricos fueron un verdadero deleite.      

Una ruta movida

La ruta 188 entre Alvear y Malargüe fue el tema recurrente. Un reclamo que tiene 70 años y aún sigue vigente en aquellos que luchan por el sueño de un corredor bioceánico completamente asfaltado como en los lugareños que tienen una mirada más sencilla y solamente quieren vivir rodeados de mejores condiciones para movilizar sus animales o viajar hasta el poblado más cercano a comprar víveres.

“Tenemos la esperanza que algún día la ruta se va a hacer, eso siempre está”, dijo Deolinda Peletay, que llegó desde el puesto Agua el Capataz en Los toldos para ofrecer prendas de lana confeccionadas a la vieja usanza, el telar.

Desde Malargüe hubo una gran movida, los autoconvocados viajaron en caravana y unieron a los históricos de Alvear.

“Hoy estamos más unidos que nunca de ambos departamentos. Creo que esta vez si van empezar con las obras. El estudio de la traza está, es más nosotros le dimos todo el apoyo logístico (a los técnicos de Vialidad Nacional) para recorrer las distintas variantes, anduvimos a campo traviesa en muchos lados”, comentó, Juan Montanari que llegó con la gente de Malargüe.

“Para nosotros es necesario tener otra vía de comunicación, sino cada vez que hay problemas con la ruta 144 en invierno nos quedamos aislados”, agregó.

El día de campo no es un evento con alto condimento político, todo lo contario. Por eso desde el ámbito oficial participo Alejandro Slotolov, subsecretario de Agricultura y Ganadería, y como es costumbre el intendente alvearense Walter Marcolini.

Precisamente el jefe comunal aseguró que “el Gobernador me ha informado que Vialidad Nacional finalizó la renegociación con la UTE, que tenía a cargo los 21 kilómetros (del tramo 2) y recomenzarán los trabajos”.  

En cuanto al mantenimiento del resto del camino, que en distintos tramos está casi intransitable, Marcolini anunció que el viernes 13 habrá una reunión de trabajo en Alvear con Vialidad y los grupos que trabajan por la concreción de la ruta, para ver un cronograma de trabajo.

“Hoy hay un contexto mucho más favorable y esperamos que sea definitivo, el tener obras que no se vuelvan a parar”, indicó.

La fiesta que viene

La Fiesta de la Ganadería arrancará el miércoles 9 de mayo y entre los atractivos de la edición 37 están los espectáculos artísticos. El viernes 11 en el escenario mayor actuará Lali Espósito y para el sábado 12 un trió con grandes de la música como son Baglieto, Vitale y Patricia Sosa.

Primera vez que coronan la reina

Por primera vez, el Día de Campo se transformó en el escenario donde procedieron a coronar a una reina. Juliana Molina (19) es la esperanza de Alvear para ir por la corona de la reina Nacional de la Ganadería en la próxima fiesta ganadera.

La flamante soberana será una futura técnica agraria, es amante de la natación y entre sus gusto está el de practicar acro tela. Juliana estuvo acompañada por la reina Nacional de la Ganadería actual, Anabel González, y la virreina Marina Posso.