Arquitectura Domingo, 26 de noviembre de 2017

Un rosa neutro que propone confort y descanso

“Bienvenidos a Casa” es el concepto que engloba los 4 temas que ponen en escena el color del año, denominado "Adorno Rupestre".

Se lanzaron, en el marco de Casa FOA Luis María Campos, las tendencias en color para el año entrante. Desde hace 15 años el Centro de Estética Mundial de AkzoNobel lleva a cabo un trabajo de investigación del que se desprende el concepto que engloba las tendencias en color para el próximo año. En esta ocasión, es “Bienvenidos a Casa”.

Los expertos que participan del estudio realizaron un análisis de la situación social actual y detectaron que la velocidad del trabajo, el estrés y la conexión permanente priman en el mundo contemporáneo. Consecuentemente la casa se convierte en el espacio en el que se espera encontrar tranquilidad y seguridad. 

El hogar se concibe así como un lugar exclusivamente propio, donde se articula todo lo que uno ama. Aquel lugar en el que se encuentran reservas de energía, donde se configuran espacios para relajarse.

Partiendo de allí y profundizando la investigación, aparece el tono del año, aquel que está presente en los 4 temas y que logra armonizar con el resto de los colores que componen cada una de las paletas que marcarán las tendencias del 2018. Esta vez es “Adorno Rupestre”, un rosa neutro, acogedor e intenso.

El tono del año

Se trata de un color que propone confort y descanso, inspirado en tonos cálidos del cuero y la madera. Es un rosa neutro que se transforma en un rosa suave o en rosa intenso, dependiendo del grupo de colores que lo acompañen. Puede ser reconfortante, energizante o relajante, dependiendo de los tonos con los que se combine.

Los 4 temas

1. Bienvenidos a Casa, un hogar que ofrece la bienvenida. Esta propuesta plantea una casa como espacio de retiro donde encontrar un momento de paz.  Todo lo necesario está allí en perfecto equilibrio. Tonos rosados, azules y violetas componen esta paleta. Los colores se combinan además a la perfección con texturas suaves y materiales nobles, creando ambientes especialmente táctiles.

2. La Casa Lúdica, un rincón para hacer lo que más nos gusta, para recargar energía. Crea un espacio para inspirar y vigorizar los sentidos. Amarillo, verde y oro promueven la creatividad. De este modo los estallidos del color agregan energía y sentido de diversión.

3. La Casa para el Encuentro, un espacio para calmarnos, relajarnos. Se centra en la comodidad. Los frescos tonos de azul fomentan un enfoque claro de la vida, mientras que los neutros y el verde apoyan la necesidad de conexión con el mundo exterior. Las tonalidades pastel más suaves se realzan con el carbón y la tinta azul.

4. Una Casa Refugio, un lugar para equilibrarnos. Presenta tonos cálidos de tierra, que reúnen arcilla y sonrojan tonos rosas para calmar la mente, los sentidos y disminuir el ruido.

Más información en la plataforma interactiva http://YourColourFutures.com

Fuente: Alba