Policiales Sábado, 7 de octubre de 2017

Un choque frontal en Tunuyán y una colisión en Maipú dejaron como saldo tres muertos

El siniestro vial de Valle de Uco ocurrió anoche y se cobró dos vidas. En el otro hecho falleció un motociclista tras ser atropellado.

Por Redacción LA

Tres personas murieron en menos de 24 horas en dos siniestros viales ocurridos en Tunuyán y Maipú.

El primer hecho ocurrió ayer a las 20.30 en la ruta 89 en la zona de Los Árboles, camino al Manzano Histórico. Según fuentes policiales, un Renault Clío que circulaba por la ruta 89 en dirección sur a norte, por circunstancias que se tratan de establecer, chocó de frente con un Fiat Duna que iba en dirección contraria.

Por la fuerte colisión todos los ocupantes de los dos vehículos resultaron heridos y fueron trasladados por dos ambulancias al hospital Scaravelli de Tunuyán.

Allí informaron que el conductor del Clio -identificado como Rubén Centeno (54)- había fallecido. Centeno iba acompañado en el vehículo por su esposa Norma Vega (51) y sus dos hijos Santiago (12) y Juan Bautista (8). Todos sufrieron heridas de distinta consideración y el chico de 8 años fue derivado a hospital Notti con politraumatismos varios.

En tanto se informó que el conductor del Duna -Rafael Almuna (61)- ingresó con heridas de consideración y murió durante la madrugada. El hombre iba en su auto acompañado por su esposa Juana Choque (52) y sus hijos Gabriela y Leonardo.

Choque e intento de fuga en Maipú

El otro hecho ocurrió esta mañana a las 7.30 cuando sobre carril Rodríguez Peña y calle Arturo González de Maipú. Según información policial, un motociclista -identificado como José Zabala (31)- que iba por calle González fue chocado por una camioneta Toyota Hilux al llegar a la esquina de Rodríguez Peña. La Policía informó que el conductor de la camioneta huyó del lugar tras el hecho y a menos de una cuadra choca y termina con el vehículo adentro de un gallinero. Al no poder usar la camioneta, testigos del hecho relataron que el hombre la abandonó en el lugar a pie y se fugó a pie por un descampado. Cuando la ambulancia llegó al lugar constató la muerte de Zabala.

En tanto los policías lograron identificar al propietario de la Hilux con los datos de la patente y así dieron con un hombre que denunció que en realidad el que estaba utilizando el vehículo era su hijo, identificado como Diego Gómez (31). Momentos después el joven fue aprehendido y trasladado a la sede judicial. Intervino la oficina fiscal 10.