Sociedad Domingo, 14 de enero de 2018 | Edición impresa

Tránsito tranquilo y sólo media hora de espera en Libertadores para cruzar a Chile

Ayer, en el Corredor Internacional, se hizo avanzar por tandas hasta la media mañana y después se liberó la circulación.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Como se implementó el sistema de “cápsulas”, por el que la circulación con destino a Chile se hizo por tandas, la ruta internacional se vio en la mañana de ayer por momentos casi vacía, con la excepción de unos pocos autos y camiones que retornaban del vecino país. Esto, hasta que salía el grupo de unos 200 vehículos, precedidos por un móvil de la Policía o de Gendarmería y avanzaba en caravana a velocidad controlada. 

Sin embargo, como el movimiento fue menor y más ágil de lo esperado, después de que saliera un grupo de alrededor de 170 vehículos desde Destilería, a las 9, se dejó de aplicar este método y se permitió la libre circulación. Incluso, pese a que se había establecido un horario en el que no podían transitar camiones, se los habilitó a continuar antes. 

Por otra parte, dos de las cápsulas que salieron desde Uspallata a primera hora de la mañana estuvieron motivadas por la caída del sistema de Migraciones, a las 23 del viernes. Por este motivo, si bien el paso está abierto las 24 horas, se detuvo a los viajeros antes de llegar al cruce hasta que volvió a funcionar, alrededor de las 5 de ayer. 

Conformidad

Pese a que los viajeros tuvieron que esperar hasta un par de horas en la destilería, se mostraron conformes con el operativo, ya que completaron el trámite en Libertadores en poco más de 30 minutos, cuando lo habitual para esta época del año es que la demora sea de entre 6 y 8 horas.

Emilia Palazzo comentó que esperaban encontrarse con cola de vehículos apenas salieron del túnel internacional, por lo que se mostró gratamente sorprendida de que ya les hubieran revisado el vehículo, apenas 25 minutos después de llegar al complejo. La familia debió esperar una hora y media en el “pulmón” que se estableció en la ruta, a la altura de la destilería. 

Mónica Baudo, la mamá, señaló que el sistema por tandas fue positivo porque el viaje fue menos peligroso, ya que la mayoría de los conductores respetó el límite de velocidad y se redujo la espera al llegar al vecino país. “Sobre todo para esta época del año. Demoramos más cuando vinimos el año pasado, en noviembre”, lanzó. 

En tanto Aldo Palazzo, el papá, planteó que faltó información para los viajeros, ya que al salir del playón de Luján, varios autos se fueron hacia la Penitenciaría y perdieron el orden en la fila. Por otra parte, señaló que ellos conocían cómo iba a funcionar  -por ejemplo, que no se podía pasar a quien estaba adelante- por ser mendocinos, pero quienes venían de otras provincias podían desconocer la metodología. 

Al mediodía, de las 16 cabinas con que cuenta el complejo Libertadores en el exterior, estaban habilitadas 10. Aquí se derivaba a los vehículos particulares, mientras el transporte de pasajeros pasaba por los puestos interiores. Una persona que trabaja en el lugar comentó que había estado muy tranquilo, ya que en años anteriores han llegado a tener 6 a 8 horas de espera en ciertos momentos, mientras esta temporada no han superado las 2 horas. 

Néstor majul, coordinador local

El coordinador por Mendoza del paso internacional, Néstor Majul, señaló que ha viajado un 20% más de personas que en 2017. Sin embargo, el movimiento ha sido más ágil debido a que se simplificaron los trámites migratorios y a que los viajeros han ido pasando por tandas, y más tranquilo por la cantidad de controles que se estableció en la ruta. 

Los Andes repartió su especial “cristo redentor”

Un suplemento especial de Los Andes, denominado “Cristo Redentor”, se entregó gratis a los viajeros que arribaron a Uspallata entre las 9 y las 14. Se trata de material con todos los detalles de la visita de Francisco a Chile, además de información y sugerencias. En la Play Store también se puede descargar en la aplicación “Kiosko Los Andes”.