Fincas Martes, 9 de enero de 2018

Bosques de algarrobos y campos de jarilla, lo más afectado por el incendio en el sur

El informe del INTA afirma que son 120 mil hectáreas quemadas de montes naturales en General Alvear y San Rafael.

Por Redacción LA

El 96 % de la superficie de los Departamentos de Alvear y San Rafael es secano, o sea montes naturales. Gran parte fue alcanzado por los incendios del 30 de diciembre y ya comienzan a relevarse los números, desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA determinaron que el fuego alcanzó a más 120 mil hectáreas.

La zona afectada por las llamas es denominada de arrobal con presencia de bosques muy dispersos de algarrobo, pero sobre todo por las jarillas. Son campos extensivos en porciones no menores a 3 mil hectáreas. 

Si bien ya se sabe que Mendoza sufre incendios, este año las condiciones ambientals con elevadas temperaturas, baja humedad ambiente, vientos constantes del norte y gran acumulación de masa vegetal combustible complicaron la situación y dispersaron el fuego al punto de hacerlos incontrolables. Técnicos del INTA analizaron el estado de situación, Mauro Silvestre, jefe de la agencia del INTA en General Alvear, explicó que “los incendios suelen ser comunes en la zona en esta época del año, pero, en esta oportunidad, las elevadas temperaturas, la baja humedad y los contantes vientos del norte los intensificaron hasta hacerlos incontrolables”.

De acuerdo con el especialista, “hay más de 120 mil hectáreas afectadas por el fuego que inició el 30 de diciembre a raíz de tormentas eléctricas en la zona de secano en el Paraje Corral de Lorca el corral del Departamento General Alvear, ubicado al sudeste de Mendoza, y afectan también al Departamento San Rafael”.

Asimismo, se refirió a la gran masa de gran acumulación de masa vegetal combustible disponible como un agravante de la situación. “Los campos son muy extensivos y están sub explotados debido a una distribución de aguadas ineficiente con poco pastoreo, a lo que se le suma la falta de regeneración de los montes”, concluyó el especialista.