Sup. Economía Domingo, 8 de octubre de 2017 | Edición impresa

Ladrón de Guevara: “Los mendocinos destinan el 5% de sus ingresos a consumos culturales"

En Mendoza hay 250 personas que se dedican a la realización de distintas actividades. Desde el Gobierno han formado una red para capacitar.

Por Gastón Bustelo - gsbustelo@losandes.com.ar

Sebastián es un "bicho raro" entre los economistas. Es que utilizó las proyecciones, cálculos, fórmulas e indicadores que aprendió en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo y los reconcilió con los emprendimientos culturales.

Por eso hoy es el encargado del área de Cultura de potenciar las economías creativas. Afirma: "Te das cuenta de que cuando elegís el camino por vocación y por deseo, los resultados aparecen. Es una cuestión de convicción. La formación en economía es técnica y yo quería rescatar el carácter de ciencia social que me hizo elegir esta carrera. Entendía que se podían vincular dos áreas con la economía de la cultura".

-¿Cuál es la política de industrias creativas del gobierno local?

-Empezamos a abrir este espacio y acercamos el lenguaje de las industrias creativas en toda la provincia porque el secretario de Cultura pidió federalizarlos. Hicimos contactos con los emprendedores creativos que trabajan con ramas de la cultura que tienen fuente de ingresos. Hicimos más de 90 encuentros en toda la provincia sobre el lenguaje de industrias creativas y los capacitamos. El año pasado recorrimos 90 sedes y nos encontramos con 250 emprendedores creativos en toda la provincia. Esto nos permitió ver qué pasa en cada zona. La matriz de emprendedores del Sur tiene una fuerte impronta en cultura y comunicación. Eso no se da en el Valle de Uco en donde el turismo predomina y en el Este ganan las artes visuales. En el Gran Mendoza y Norte es fuerte la parte de diseño gráfico, industrial, de productos.
Una tejedora de Malargüe tejía mantas y no sabía a cuánto venderlas. Encontramos mucha gente así. Cuando se dan cuenta de su valor avanzan bien.

-¿Qué pasó con la red de emprendedores?

-Era necesario reunir a los emprendedores porque les cuesta vincularse con el resto y eso en la industria creativa es clave; así se generan nuevos servicios como artes visuales y publicidad por ejemplo. Ahora vinculamos áreas diferentes. Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene más desarrollada la industria creativa pero están dentro de desarrollo económico.

-Acá no es así y hay muchas reparticiones nacionales y provinciales que apuestan por los emprendedores y los financian.

-Recién estamos comenzando a encontrarnos. Cuesta la articulación.

-¿Por burocracia?

-En parte por parte por falta de ejercicio interinstitucional. Dentro del Ministerio de Economía está Mendoza Emprende pero no son los de la cultura, pero que también son emprendedores. Desarrollo Social también tiene Economía Social y son otro tipo de emprendedores.

A partir de los encuentros del año pasado, propuse armar un encuentro en donde todos se conozcan. El año pasado armamos el Comecoco y se juntaron más de 350 emprendedores. Como acción cultural es fuerte porque son 350 empresarios de la cultura, vimos después de la segunda edición del Comecoco que los mendocinos están respondiendo a esto, que les interesa.

 

"Era necesario reunirlos porque les cuesta vincularse y eso en la industria creativa es clave. Así se generan nuevos servicios como artes visuales y publicidad”.

 

-¿Se han acercado a la DEIE para medir el impacto económico en Mendoza de las economías creativas?

-Nos juntamos con gente de la DEIE pero no tienen estructura para otras áreas o modelos de encuesta para tener estos datos. En otro encuentro, vino Fernando Arias que es el director del Observatorio de Industrias Culturales de CABA y debe ser el órgano que mensura mejor las industrias culturales. Explicó que la cultura aporta el 2,1% del país, igual que la pesquera. La industria creativa es intensiva en recursos humanos y no va a ser remplazada por una máquina.

-La gente de FilmAndes explicó que cada peso invertido en industrias audiovisuales se multiplica por tres.

-Es notorio el aporte. El 10% de la fuerza laboral de CABA está relacionado con las industrias creativas. En promedio, en todas las provincias, ningún área supera el 1% de presupuesto del PBG en cultura. Pero el aporte que hace la cultura a la economía es el 2,1% y en algunos casos el 3% o sea un punto de presupuesto genera tres. Eso movió al BID a medir las economías creativas. Vino Felipe Buitrago autor de libro Economía Naranja que fue el que hizo explotar las economías creativas y para los emprendedores fue importante poder tener contacto con él. 
Los datos que tenemos es que las familias de Mendoza destinan en promedio el 5% de sus ingresos a consumos culturales.

-¿Cómo definirías a las industrias creativas? Olvidemos a Buitrago y a la gente del BID que han desarrollado el tema de los libros y manuales.

-Para mí es el modelo que, a través de la creatividad, hace vincular sectores productivos que no se mirarían y esto cambia el paradigma. Los resultados de esas vinculaciones no existentes hace poco tiempo, son lo que representan al actual concepto de innovación. La industria creativa, dentro de la economía creativa, trabaja con áreas de cultura como los videojuegos que hoy aportan a la economía mundial más dinero que el cine.

 

“La mayoría son mujeres y jóvenes, que son los que más problemas tienen para conseguir empleo”

-Este año terminamos la segunda edición del Comecoco. No esperábamos hacer la primera y logramos hacer la segunda. En total tenemos 1.800 emprendedores en Mendoza.

En las industrias creativas hay 250 y nos estamos desarrollando. Vamos a insistir en la federalización porque las acciones tienen que hacerse en toda la provincia.

Estos conocimientos tienen que llegar a todo el territorio. Los que más se dedican a esta actividad son mujeres y jóvenes y entonces hay que trabajar con ellos porque son los que más problemas tienen para insertarse en el trabajo. Que esté ocurriendo esto en Mendoza es importante.

 

Perfil

Sebastián Ladrón de Guevara (43) es Licenciado en Economía, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo. Se especializa en Economía de la Cultura y evaluación económica de proyectos culturales.

Es Diplomado en Gestión Cultural e Industrias Creativas por la Fundación Coppla, Tikal Ideas y Universidad de Valparaíso, Chile. Maestrando en Gestión de Industrias Culturales para la Universidad Europea Miguel de Cervantes, Valladolid, España.

Actualmente es el Director de Industrias Creativas de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Mendoza.