Más Deportes Domingo, 14 de enero de 2018 | Edición impresa

Se pone en marcha el primer ‘grande’

Delbonis, Mayer y Schwartzman son los primeros de los nuestros que salen a escena hoy en el Melbourne Park.

Por Redacción LA

Los argentinos Leonardo Mayer, Federico Delbonis y Diego Schwartzman debutan en el Abierto de Australia, primer Grand Slam del año, que también contará con la participación de Juan Martín Del Potro, Guido Pella, Horacio Zeballos y, de pasar la clasificación, Andrea Collarini. 

El Peque, 26to. del ranking de la ATP, jugará por la primera ronda frente al serbio Dusan Lakovic (75), en el segundo turno de la cancha 22 del Melbourne Park, no antes de las 23.30 de Argentina. Schwartzman tiene como mejor performance en los torneos grandes los cuartos de final del US Open 2017, en tanto que en el torneo australiano quedó eliminado en las primeras rondas de 2015 y 2016, y alcanzó la segunda rueda en 2017.

Otro de los argentinos que debutará en el primer día de competencia será el azuleño Delbonis (67), que tendrá como rival al experimentado luxemburgués Gilles Muller (25), en el segundo partido del court 10. Por su parte, Mayer (52) enfrentará al joven chileno Nicolas Jarry, de 22 años y 99 del mundo. El Yacaré no compitió en la última edición de Australia y no logró sus mejores actuaciones en el Open oceánico: tiene dos segundas rondas (2014 y 2015) en siete participaciones.

El abanderado

El tandilense Del Potro, 12do. en el ranking mundial y que desde mañana pasará a ser top ten, se medirá en la primera ronda frente al estadounidense Frances Tiafoe (79). Delpo perdió en la madrugada de ayer la final de ATP 250 de Auckland, en Nueva Zelanda, ante el español Roberto Bautista Agut, por 6-1, 4-6 y 7-5. En el Grand Slam tendrá como primer desafío a Tiafoe, una promesa del tenis estadounidense con apenas 19 años. 

Para Del Potro, que jugó ocho veces en Melbourne Park, con los cuartos de final de 2009 y 2012 como mejores actuaciones, no juega en Australia desde 2014, cuando perdió en la segunda ronda justamente contra el español Roberto Bautista Agut.

Los otros dos argentinos en el cuadro principal y que no jugarán en el día 1 del torneo son el bahiense Guido Pella (56), que debutará ante el top austríaco Dominic Thiem (número 5 del mundo), y el marplatense Horacio Zeballos (66), que se las verá con el italiano Fabio Fognini (27). Si en la madrugada superaba al checo Vaclav Sfranek en la clasificación, Andrea Ricardo Collarini (249 en el ranking) ingresará al cuadro principal en el Melbourne Park y se convertirá en el séptimo argentino del primer torneo grande de la temporada.

Los favoritos

El principal es el español Rafael Nadal, N° 1 del mundo, que debutará ante el dominicano Víctor Estrella Burgos (N° 81 y 37 años). Por la parte de su cuadro están Schwartzman, el estadounidense John Isner (16), con quien se cruzaría en octavos, y el croata Marin Cilic (6), en cuartos, mientras que más adelante repetiría las semis del pasado año con el búlgaro Grigor Dimitrov.

En tanto Federer, N° 2 y defensor del título, jugará por primera con el esloveno Aljaz Bedene, 51 en la lista ATP. Roger, que superó en la última final a Nadal por 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3, ganó cinco veces el Australian Open: 2004, 2006, 2007, 2010 y 2017. Para Federer, de 36 años y que lucha por lograr el vigésimo Grand Slam de su carrera, la tarea será complicada: en su lado de la llave están el francés Richard Gasquet (posible rival en tercera ronda), el canadiense Milos Raonic o el estadounidense Sam Querrey (octavos) y Del Potro o el belga David Goffin (cuartos).

Por último, El serbio Novak Djokovic, campeón en seis ocasiones, debutará contra el estadounidense Donald Young.

Fuerte autocrítica de Juan Martín

Del Potro, que perdió la final de ATP 250 de Auckland ante el español Roberto Bautista Agut, hizo una autocrítica de su actuación en la final y puntualizó que “no se puede errar pelotas fáciles en las finales”. “No sé qué me pasó. Estuve jugando todos los partidos de noche y cuando me tocó hacerlo al sol y con esta humedad, se me hizo duro”, declaró el tandilense. “Roberto empezó muy bien, se movió rápido desde la base y arrancó mejor que yo. Después mejoré un poco mi juego pero él tuvo un buen nivel sobre el final y yo cometí varios errores. No puedo errar pelotas fáciles en las finales”, culminó.