Vecinos Lunes, 9 de abril de 2018

San Martín: La Comisaría 12 se queda otra vez sin destino

Debe abandonar el edificio que ocupa por “inhabitable” pero no encuentran locación para trasladarla. Se frustró el alquiler de una casona.

Por Javier Hernández jhernandez@losandes.com.ar

El destino de la comisaría 12 de San Martín ha vuelto a caer en la incertidumbre, luego de en las últimas horas finalmente fracasó el acuerdo anunciado por el Ministerio de Seguridad, para que esa dependencia policial junto con la Fiscalía, se trasladen a una casona de la ciudad, para así poder dejar atrás el actual edificio que ocupan en calle España, que fue declarado "inhabitable" a fines del año pasado tras una inspección realizada por peritos del Gobierno.

"Estaba todo acordado, al menos de palabra, pero finalmente el contrato de alquiler no se firmó porque la propietaria cambió de idea", confirmó a Los Andes el comisario General Eduardo Impellizzeri, al mando de las fuerzas policiales en el este mendocino. Así las cosas y pese al peligro inminente que representa el actual edificio, por ahora no habrá mudanza: "Seguimos buscando lugar", resumió el jefe policial.

Desde mediados de los 90, la comisaría 12 ocupa un viejo edificio de una planta, que tiene techos de chapas y más de 900 metros cuadrados cubiertos. El lugar queda en calles España y Salta, frente al parque Sarmiento y a solo un par de cuadras de la comuna. En ese mismo lugar funcionó hasta 1991 el viejo hospital Perrupato que, para esa fecha, se mudó a su propio edificio construido en el ingreso a la ciudad, junto a la rotonda de la avenida que nace a la salida de la ruta 7.

Pero además y con la implementación relativamente reciente en el este mendocino del nuevo Código Procesal Penal, la mitad de ese edificio quedó en manos de la Fiscalía y así, todo el inmueble es ocupado ahora por casi un centenar de empleados y funcionarios que trabajan en distintos turnos.

El asunto es que en noviembre del año pasado, un estudio técnico del Ministerio de Seguridad que buscaba recuperar el edificio, descubrió que en realidad, el lugar resulta "inhabitable" y que incluso, la estructura corre riesgo de derrumbarse debido no sólo al importante deterioro que muestra, sino fundamentalmente a que muchas paredes carecen de columnas que las sostengan y solo tienen ladrillos entrelazados: "No tiene arreglo, hay que demolerlo y construir una nueva comisaría", fue el dictamen técnico de los especialistas.

Desde entonces, los funcionarios policiales junto con personal del Ministerio han salido a buscar nueva locación para la comisaría, un alquiler que en principio sería solo por dos años, hasta que se construya la nueva sede, tanto para la 12 como para la Fiscalía.

Pero lo cierto es que ha sido una tarea frustrante, no solo por las pocas opciones de alquiler que existen en condiciones mínimas de alojar a ambas dependencias, sino porque las dos que en su momento se anunciaron como "acordadas", se cayeron irremediablemente.

Fue así que durante estos meses se analizaron diversas opciones de alquiler, pero más allá de la mayor o menor posibilidad que mostró cada una de ellas, irremediablemente todas quedaron descartadas: desde una antigua clínica en calle Pirovano, pasando por el local que ocupó el Cuerpo Médico Forense hasta, incluso, se analizó la idea de mudar la comisaría a una antigua bodega. Finalmente surgió la posibilidad de alquilar una casona en calle Albuera, a un par de cuadras del estadio de fútbol y cuando todo parecía indicar que el tema estaba solucionado, el acuerdo naufragó.

"Seguimos buscando, aunque por ahora no hay nada en concreto", señalaron desde la comisaría 12 y estimaron como "probable", un local en calle 9 de Julio, "aunque a esta altura no hay nada seguro".