Más Deportes Miércoles, 14 de febrero de 2018 | Edición impresa

Rusia 2018: Modric, futbolista debido a una guerra

A causa del conflicto bélico en los Balcanes, la familia del volante croata del Real Madrid se refugió en Zadar. Allí creció el talento.

Por Redacción LA

Debido al conflicto bélico en los Balcanes, la familia del volante tuvo que refugiarse en un hotel de Zadar. Allí creció su talento. En la última edición de los premios Goal 50, Luka Modric fue elegido el tercer mejor jugador del mundo, superando a Lionel Messi, ni más ni menos, como si fuese un presagio de lo que sería el sorteo del Mundial, en el que se verán las caras en el Grupo D.

El puesto parece desmedido, pero el volante tiene herramientas para justificar semejante honor: brilla en Real Madrid, actual bicampeón de Europa, y se destaca además en su selección, en la que es capitán, con la que clasificó a Rusia 2018.

Adepto al bajo perfil, desde el silencio y el trabajo, fue creciendo tanto en los últimos años que no sólo logró ubicarse en la elite internacional, sino que, además, fue cambiando las opiniones de hasta sus propios detractores.

Lo curioso de su historia no es que haya quedado encima del 10 de Barcelona en una votación: lo curioso es que terminó siendo futbolista por una casualidad o -mejor expresado- por una desgracia.

La guerra en Croacia, cruel como todas, estalló en 1991. Luka, en ese entonces, tenía cinco años, y el asesinato de su abuelo obligó a su familia a huir hacia Zadar para proteger sus vidas.

No había más opción. La guerra no espera, las bombas no entienden de piedad y los crímenes están en cada esquina. En el medio de ese horror, Modric pudo meterse en una burbuja y encontrar su pasión: los empleados del Hotel Kolovare, donde se alojó con su familiares, vieron cómo sobresalía con la pelota cuando jugaba con otros niños.

“Rompía más ventanas con el balón que las bombas serbias” recordaron en ese alojamiento, en una nota publicada por el diario croata 24sata. El desenlace fue casi evidente: hubo que iniciar los contactos con NK Zadar, club de la ciudad que no tardó en ficharlo.

Con 16 años pasó al Dinamo de Zagreb, aunque recién explotó en el club tras ser cedido dos veces a préstamo (a Zrinjski Mostar de Bosnia, y a Inter Zapresic de Croacia).

En su vuelta a la capital croata, Luka comenzó a ganar títulos y a causar admiración en Europa. Así arribó a Tottenham, que pagó en 2008 20 millones de euros para quedarse con su talento.

Luego, tras cuatro años en Londres, apareció Real Madrid en su camino. Y la historia ya sería más exitosa (acumula tres Champions) y más conocida.

Contra Argentina

El encuentro del 21 de junio en el estadio de Nizhni Nóvgorod no será el primero de la historia entre ambos seleccionados: hasta aquí, se midieron cuatro veces, con un balance favorable a Argentina, que ganó dos partidos, contra uno de su rival. En tanto, igualaron en una ocasión.

El único duelo oficial fue en el Mundial de Francia ‘98, por la tercera fecha de la fase de grupos. Los dos equipos estaban clasificados a octavos de final, pero la Albiceleste se impuso 1-0 con un tanto de Mauricio Pineda. Disputaron otros tres amistosos: empate 0-0 en 1994, victoria 3-2 de los europeos en 2006 y triunfo argentino 2-1 en 2014.

El perfil de Croacia, el segundo rival de Argentina

Los croatas llegan con un plantel que cuenta con muchas figuras y de más experiencia que en el Mundial pasado. Los mismos elementos que quedaron afuera en la primera ronda de la Copa del Mundo pasada no solamente aprendieron de esa experiencia sino que se potenciaron y están en la cúspide del fútbol internacional. Por ellos se perfilan como un adversario incómodo para cualquiera y tienen la aspiración de repetir una gran actuación como en Francia ‘98.

Cómo se clasificó a Rusia. Era gran candidata a quedarse con el boleto directo al Mundial 2018 en el grupo I de la eliminatoria europea. Pero empató en casa con Finlandia en la anteúltima jornada y perdió la punta con Islandia, finalmente clasificado.

Un empate en Ucrania le bastaba para meterse en el repechaje, aunque ganó 2-0 a domicilio. Se enfrentó con Grecia y no falló: liquidó la serie como local con un contundente 4-1 y luego soportó la ventaja con una igualdad 0-0 en El Pireo.

El tercer puesto en Francia ‘98 queda bastante lejos y Croacia lleva tres ediciones cayendo eliminada en la fase de grupos, mientras que no clasificó para Sudáfrica 2010.

La figura: Luka Modric, estrella del Real Madrid que fue elegido como mejor volante de la última Champions League, es una pieza vital del conjunto croata. Mientras se habla de su posible alejamiento del club español, se enfoca en el que será su tercer mundial, después de haber disputado el de Alemania 2006 y Brasil 2014.

Croacia te deja jugar, pero igual vamos a tener que estar muy firmes. Las selecciones que nos esperan son las que más nos complican. Ojalá que ese partido salgan a proponer.”

Lionel Messi, Capitán de la Argentina.

Otros jugadores destacados. Croacia tiene a muchos de sus componentes jugando en las mejores ligas del mundo. El segundo capitán y hombre del Barcelona, Iván Rakitic (26 años), es sin dudas otro de los pilares de esta selección. Pero por detrás suyo hay otros nombres importantes: Mario Mandzukic (Juventus), Ivan Perisic (Inter) y Danijel Subasic (Mónaco).

El técnico. Zlatko Dalic suplantó a Ante Cacic con la misión de clasificar al equipo al la cita ecuménica, y lo logró. Tiene 51 años y fue volante en sus tiempos como futbolista.

Tiene el apoyo del plantel pese a haber tomado las riendas hace poco y no duda al afirmar que es el entrenador “de una de las mejores selecciones del mundo”.

Su participación en mundiales. Croacia se independizó de Yugoslavia en 1991 y recién al año siguiente se afilió a la UEFA y FIFA, compitió en su primera eliminatoria camino a Francia ‘98.

Esa Copa del Mundo lo tendría como sorpresa: eliminó a Alemania en cuartos, no pudo con el anfitrión y campeón en semis, pero venció a Holanda en el partido por el tercer y cuarto puesto.

Davor Suker, máximo artillero histórico (45 goles) y actual presidente de la federación croata, recibió el Botín de Oro por ser máximo goleador (6 tantos). No colmó las expectativas en sus otras participaciones mundialistas ya que se quedó en primera ronda en Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014.

Ivan Perisic, fundamental en el mediocampo eslavo

Con la mirada puesta en el Mundial de Rusia se podría titular “Durmiendo con el enemigo”, pero esa picardía estaría alejada de la realidad. Es cierto que Ivan Perisic y Mauro Icardi seguramente serán rivales en la segunda fecha del Grupo D, pero antes tienen decidido hacer cosas importantes juntos, con la camiseta del Inter. En el ataque se muestran como socios, amigos, letales. 

Perisic, volante croata con pasado en la Bundesliga, es una pieza importante tanto en el equipo italiano como en su selección. “No es importante quién marca los goles, importa únicamente el equipo. Hemos estado esperando mucho tiempo para llegar al primer lugar, ahora tenemos que continuar”, dijo el croata hace un tiempo, tras el 5-0 sobre Chievo Verona en el Calcio.

Este mediocampista de 28 años, tiene una buena visión ofensiva y se complementa a la perfección en su seleccionado junto con Modric y Rakitic, por lo que Croacia tiene una línea media que es envidia de muchos países. Ivan es zurdo pero con buena pegada también con la pierna derecha, algo que ganó entrenándose con su compatriota Marcelo Brozovic (también del Inter).

Perisic forma parte de una generación de juego bien complementada y con experiencia. También en la Copa del Mundo, ya que los cuatro nombrados en este párrafo estuvieron en Brasil 2014 y Modric además jugó en Alemania 2008.

En este presente en el que además de sus propios festejos (lleva 7 goles) aporta mucho a los de Icardi, Ivan le da mérito al nuevo DT del Inter: Luciano Spalletti. “Siempre es importante. Hemos visto que ha cambiado muchas cosas este año, estamos en el camino indicado y necesitamos continuar así”.

Es cierto: Spalletti ha hecho del Inter un equipo más ambicioso y ofensivo, que quiere volver a estar en lo más alto en la liga italiana, pero que aún no consigue hacerlo, y también fue fundamental para Perisic, ya que ganó continuidad.

En la órbita de otros grandes. En Bayern Munich están pensando en un periodo de renovación. El cuadro germano, absoluto dominador del fútbol alemán durante las últimas temporadas, no ha terminado de encontrar los resultados esperados en Liga de Campeones.

Sin embargo, esta situación no frena los planes de expansión de los bávaros, que buscan nuevas piezas con las que seguir reforzándose: Ivan Perisic es el objetivo para el próximo mercado.

Pero tiene otro competidor de peso en el Viejo Continente. El futbolista de 29 años también fue vinculado con el Manchester United de forma insistente durante el pasado mercado, aunque las negociaciones podrían reanudarse si el Inter no logra clasificarse para la próxima Champions. “Los jefes de Old Trafford esperan que una temporada en la Europa League, o sin ninguna competencia europea, pueda convencer al Inter de que se despida de su preciado extremo”, publicó The Mirror.

Un país de craks

La larga espera por el inicio del Mundial nos invita a sobrevolar el mapa político y social del planeta fútbol, para conectarlo con los méritos deportivos que cada nación desarrolló para conseguir un lugar entre los 32 equipos, que a partir del 14 de junio, se subirán a ese escenario. Y hablando de méritos, Croacia tuvo suficientes. Es un país apasionado.

Con grandes estrellas en sus entrañas. Davor Suker, Goran Ivanisevic, Drazen Petrovic, Toni Kukoc. Ivan Ljubicic, Marin Cilic, Robert Prosinecki. Emblemas de varios deportes, entre los que se destacan el básquetbol y el tenis.

También handball, waterpolo y esquí. Y, sobre todo, el fútbol, hoy con figuras de excelencia, como Luka Modric, Ivan Rakitic e Ivan Perisic, estrellas de Real Madrid, Barcelona e Inter, instrumentos que suelen brillar en Europa. Un viejo conocido de la Argentina, Croacia es una invitación al respeto. Es un adversario peligroso. Inspirado, no suele fallar.