Estilo Sábado, 7 de octubre de 2017 | Edición impresa

Rincones verdes: luz en tu interior

Con opciones sencillas colmá de luz y calidez cada rincón hogareño. Hacé foco en las alternativas sugeridas y elegí la que más te guste.

Por Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

Poder diagramar espacios únicos, aunque vivas en una casa grande, pequeña, en un loft o departamento, es un desafío por el que podés armar tu sitio “verde” para descansar, leer, compartir con amigos o incluso mientras realizás tareas domésticas o trabajás.

En esta nota te acercamos ideas disparadoras para que tomés las que te gusten y, según tu presupuesto o “maña”, podás hacerlo vos misma y te animés al cambio.

 

El impás para la lectura

Visualizar el espacio justo para escuchar música relajante o leer un buen libro enmarcado por la luz natural, o una lámpara en la noche, puede resultar inspirador y mágico. Dependiendo de si te gustan más las líneas etéreas, minimalistas, tradicionales, modernas o vintage, serán las alternativas que luzcás.

 

 

Una buena hamaca o sillón de caña, un camastro de palet, un columpio modernoso o una silla de mimbre, pueden contextualizarse con un marco verde y natural. La mejor manera de lograrlo es con plantas de interior de gran, mediano y pequeño protagonismo y tamaño, según cómo deseemos nuestro rincón verde. Pueden pensarse en macetas o ser colgantes, generando una sensación de plenitud.

 

Escaleras con guiños selváticos

Las opciones deco para conjugar plantas y muebles son diversas. Una de ellas es utilizar a las escaleras con diferentes estilos de macetas y plantas en cada peldaño, pero se pueden sumar versiones en donde las mismas aparezcan enmarcándolas en relieves de paredes, o como muebles (llamados por lo general “escalera”). Son estructuras de madera en diferentes niveles, para lucir plantas que van bien en livings, pasillos y hasta recibidores.

 

 

Una alternativa alegre, que relaja la vista y complementa con el color a la decoración.

 

Baños, intimidad lumínica

Tinas de baño de ensueño, enmarcadas con plantas estilo ficus, palmeras y especies que soporten bien la humedad, ensalzan los ojos para aquellos que pueden diagramar el baño como un espacio de luz, calidez y rélax. Incluso con pequeñas macetas que aviven el sector de lavamanos, con opciones de diversos tamaños, en donde el verde avive el blanco.

 

 

También la posibilidad de plantas de hojas grandes, o tipo cinta que, conjugadas con muebles (tipo escalera), permitan poner plantas pequeñas que potencien al baño como un sector de tranquilidad.

 

Dormitorios para un sueño reconfortante

Las plantas de hojas en diversidad de verdes, con o sin flores, colgantes o en macetas, pueden lucirse en el modo en que se las utilice en un dormitorio. Si las paredes son claras, mucho mejor.

Una opción original puede ser que el cabecero de la cama se haga con plantas, en donde las hojas se entrelacen a través de tiras de metal o tanza transparente. 

 

 

Por otro lado, las plantas con caída no sólo son óptimas para colgar del techo sino para lucir en estantes (por encima o al costado de la cama).

Complementá esta opción con una maceta chica en tu mesa de noche. 

Si te gustan alternativas más convencionales, los portamaceteros de mimbre grandes, con plantas de hojas tipo palmera o serrucho, sientan muy bien.

 

Livings a puro color

Los sillones en rincones de grandes ventanales pueden conjugarse muy bien con apuestas de plantas colgantes en el interior, jugando con el adentro y el afuera que puede apreciarse a través de los ventanales. 

 

 

Otra alternativa es utilizar los pallets en la pared, para potenciar rincones más solitarios u opacos, con plantas de flores en diversidad de colores.

La opción más sobria es incluir plantas o árboles de gran presencia, para enmarcar livings más minimalistas, en donde el color y la vivacidad de las especies resultan esenciales e invitan al sosiego.