Policiales Viernes, 12 de enero de 2018

Revelación de nuevo testigo: ¿hubo otro involucrado en la muerte de Fortunato?

Los datos nuevos y los documentos que aparecieron sobre el rugbier generan más misterios en la causa.

Por De la corresponsalía Sur

La aparición de los documentos de Genaro Fortunato, el rugbier que fue atropellado por su pareja, Julieta Silva a la salida de un boliche, generó revuelo en la causa que lleva adelante al Fiscal Andrea Rossi. 

La documentación de la víctima, no la billetera, fue encontrada por un jardinero a varios metros del sitio donde se cometió el crimen. 
Esto despertó el interés de la fiscalía porque pone en escena a un nuevo partícipe cuando se suponía que no hubo más testigos que Silva, al mando del Fiat Idea que arrolló al deportista, y un trapito. 

El nuevo testigo apareció en Televisión Andina en San Rafael y luego de la emisión del programa, la fiscal Rossi convocó al hombre para tornarle declaración y también pidió copia de la entrevista televisiva.

Ante las cámaras de televisión y después en tribunales, el jardinero declaró que halló los documentos sobre calle El Chañaral pero unos 100 metros al norte del sitio donde estaba ubicado el cuerpo del rugbier.

El dato con la ubicación exacta de los papeles abrió un nuevo interrogante. 

Aquella fatídica madrugada del 9 de septiembre a la salida del boliche, Silva condujo por calle El Chañaral desde la zona donde aparecieron los documentos, aproximadamente, con dirección al sur y detuvo la marcha después de atropellar a Genaro con lo cual el joven nunca pudo haber estado en ese punto. 

Esto pone en el lugar a otra persona, aparte de Silva y el trapito, que tomó la billetera de la víctima y arrojó después los papeles y además genera más preguntas, como saber si fue antes o después del fallecimiento y si el accionar de ese tercero tuvo incidencia en el hecho.
Por el momento habrá que esperar, la causa quedó stand by hasta que la fiscal Rossi regrese de la feria judicial.