Vecinos Sábado, 11 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Reclamo por un baldío que se convirtió en “aguantadero”

Los vecinos de calle Rawson piden el cierre perimetral del terreno porque los robos han crecido en la zona.

Por Zulema Usach - zusach@losandes.com.ar

Los vecinos de Las Heras, que viven en las inmediaciones de un terreno baldío ubicado en calle Rawson, entre Doctor Moreno y Luján, están preocupados.

Denuncian que por las noches el lugar se vuelve muy inseguro, que hay personas consumiendo drogas y alcohol y que en más de una oportunidad el sitio abandonado ha servido como “guarida” a ladrones que, atentos a las actividades de las familias, entran a las casas cuando sus integrantes salen del hogar.

Pero esto no es todo. Como el terreno -de al menos 2 hectáreas- no está cerrado, ellos han solicitado en varias oportunidades que la comuna obligue a los propietarios a construir un cierre perimetral.

“No hemos tenido ninguna respuesta y cada vez que elevamos el pedido nos dicen que ellos no pueden hacer nada. Gracias a esta falta de control casi no podemos caminar tranquilos; cuando empieza a oscurecer ya no podemos salir de nuestras casas”, denunció una vecina que prefirió preservar su identidad por miedo a represalias.

Al igual que ella, los dueños de las viviendas que se ubican en calle Rawson aseguraron tener miedo de contar lo que en el lugar está sucediendo desde hace ya varios años. Dicen que todas las familias de los barrios aledaños -San Miguel por el Este y Eva Perón hacia el Oeste- llevan décadas viviendo en la zona y que nunca se han sentido tan inseguros como ahora.

De hecho, los robos ya son parte de la cotidianidad, según la versión de quienes habitan este rincón de Las Heras. “A mi hija ya le entraron a robar dos veces y el baldío es una especie de aguantadero donde hay gente que se junta de noche. Sólo pedimos que las autoridades tomen medidaas antes de que tengamos que lamentar algo más grave”, se animó a comentar otra vecina.

Al llegar a calle Rawson hacia el oeste, el silencio de la tarde reina. A ambos lados de esta arteria de ripio se ven terrenos amplios y las fachadas de las casas dan cuenta del paso de los años. Al llegar al final de la recta, a mano izquierda, el baldío se visualiza sin mantenimiento ni cierre y con yuyales en toda su extensión.

De acuerdo a los vecinos, allí en un principio existía un proyecto para construir viviendas pero, como esa iniciativa fracasó, el predio fue vendido a una cooperativa. Lo cierto es que desde hace unos 15 años el sitio está abandonado. 

En ese sentido, el propietario de una vivienda cercana al terreno detalló que son muchos los sitios que están en las mismas condiciones y que incluso se utilizan como vaciadero de desperdicios de toda índole.

“Hay por todos lados terrenos baldíos y lo peor es que, además de ser inseguros, la gente empieza a usarlos como basurales”, se quejó el mismo hombre y resaltó el riesgo ambiental y sanitario que la situación genera: “No hay que olvidar que en esta zona hay escuelas y muchos niños. Si hay focos de infección más la inseguridad, el lugar se vuelve inhabitable. Pedimos que la comuna intervenga”. 

Desde la Municipalidad de Las Heras destacaron que no tienen injerencia debido a que se trata de terrenos privados. “Ni siquiera podemos limpiar porque, de ese modo, estaríamos invadiendo propiedad privada. Lamentablemente hay muchos terrenos baldíos en el departamento”, sintetizó un vocero del municipio y detalló que lo que hace la comuna es mediar con el propietario para alentarlo a que realice el cierre perimetral.