Política Martes, 17 de abril de 2018 | Edición impresa

Procesan a ex funcionario por beneficiar a Farmacity

Raúl Alejandro Ramos estaba al frente de la Secretaría de Políticas del ministerio de Salud. Cajoneó sanciones.

Por Horacio Aizpeolea - corresponsalía Buenos Aires

La Justicia procesó a un ex secretario de Estado del gobierno del presidente Mauricio Macri por “abuso de autoridad”: Raúl Alejandro Ramos, ex funcionario del Ministerio de Salud, está sospechado de beneficiar a la empresa Farmacity, fundada por el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y envuelta actualmente en una fuerte controversia por la posible e inminente autorización judicial para que abra sucursales en la Provincia de Buenos Aires.

Raúl Alejandro Ramos estaba al frente de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos, bajo la órbita de la cartera de Salud. El juez federal Sebastián Ramos lo procesó por entender que el ex funcionario “cajoneó” expedientes administrativos en los que Farmacity había sido sancionada.

“En al menos tres expedientes, Ramos resolvió tardíamente las sanciones que en cada caso correspondían, siendo la emisión del acto administrativo (resolución) su deber en tanto cumplía funciones como autoridad de la Secretaría de Políticas Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación”, indicó el juez.

Ramos cumplió funciones en el Ministerio de Salud entre febrero de 2017 y noviembre del mismo año. Su alejamiento del cargo, explicaron en el ministerio, obedeció a la renuncia que presentó todo el gabinete del ex ministro Jorge Lemus, quien fuera reemplazado por Adolfo Rubinstein, quien renovó por completo la plantilla de colaboradores.

El ex funcionario había sido denunciado por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y fue la fiscal federal Paloma Ochoa la que pidió abrir una investigación. Tras distintas pesquisas e indagatorias, el juez Ramos decidió procesar ayer a su homónimo.

Según recordó el dictamen del  juez, la cadena Farmacity había recibido una multa en 2014 (por el uso de libro recetario sin firma ni habilitación), pero el expediente, cuando estaba en condiciones de avanzar, fue pasado “a reserva” por Ramos.

En la resolución del juez se cita que una persona “con un poder firmado en 2011 por (Mario) Quintana” había solicitado que se levante la sanción.

Según la justicia, tres funcionarios del Ministerio de Salud declararon que la sanción a Farmacity estaba en condiciones de ser aprobado y no había necesidad de postergar la resolución.

En su indagatoria, Ramos declaró que mandó “a reserva” los expedientes “por sobrecarga de trabajo” y “acefalía en varias áreas”.

Desde el ministerio de Salud, un funcionario dijo a este diario que el ex secretario “dejó sin resolver los expedientes contra Farmacity porque ya dejaba el cargo (ante la renuncia de Lemus) y era preferible que tomara las decisiones su reemplazante”.