Más Deportes Domingo, 8 de octubre de 2017 | Edición impresa

Por Scocco, River continúa de copas

El héroe en la Libertadores, ayer le dio el boleto por la Copa doméstica. Lleva 11 goles en igual cantidad de partidos.

Por Redacción LA

River Plate, campeón vigente, derrotó anoche a Defensa y Justicia 3 a 0, por los octavos de final de la Copa Argentina, y en la instancia de cuartos enfrentará al ganador de Belgrano de Córdoba y Atlanta. 

Ignacio Scocco, a los 10 y 12 minutos de juego -el primero de penal-; y Exequiel Palacios, a los 41m., del complemento; marcaron los goles del equipo de Marcelo Gallardo. El partido se jugó en el Estadio Municipal Antonio Romero de la capital formoseña y fue arbitrado por Silvio Trucco. 

 

 

Defensa y Justicia arrancó bien y llegó con peligro a los 4’ cuando Fernando Márquez, de frente al arco, la tiró increíblemente afuera. Pero en la respuesta, a los 10’, Nicolás de La Cruz se internó en el área y la pelota dio en la mano de Andrés Cubas, y el penal fue transformado en gol por Scocco, con un remate fuerte al palo izquierdo de Gabriel Arias.

Dos minutos después Scocco realizó una magistral jugada personal y cuando estuvo frente a Arias le “picó” la pelota para marcar el segundo gol. Defensa reaccionó a los 19’ con un derechazo de Márquez que descolgó Germán Lux.

River siguió siendo más y a los 31’ De la Cruz disparó un zurdazo desde buena posición que se desvió al córner. Y sobre el cierre de la primera etapa Scocco la “pinchó” sobre Arias y Luis Jerez Silva despejó de cabeza en la línea. 

En el complemento Defensa asumió la iniciativa, tuvo algo más la pelota y a los 5m. un peligroso centro bajo de Ciro Rius fue muy buen despejado por Jonathan Maidana. 

 

 

Luego River emparejó y los dos equipos se prestaron la pelota, sin jugadas claras frente a los arcos, y recién los 28’ Javier Lux le tapó el descuento al ingresado Nicolás Fernández. El Millo jugó con el resultado a su favor, controló el juego y a los 41’ sentenció el juego con un remate bajo de Palacios que superó el esfuerzo de Arias.

Goleador encendido. Mucho se dijo luego de la partida de Lucas Alario al Bayer Leverkusen. Que era irremplazable, que el equipo no podría superarlo, que sin un 9 goleador no se puede pelear torneos.

Sin embargo, en pocos meses, Ignacio Scocco borró cualquier indicio de nostalgia e hizo olvidar la salida del Pipa a puro gol. Debutó gritando en Asunción contra Guaraní y no paró más: con su doblete en Copa Argentina contra Defensa y Justicia llegó a 11 en la misma cantidad de presentaciones. Está intratable.