Sociedad Lunes, 13 de noviembre de 2017

¿Por qué los testigos de Jehová se rehúsan a recibir transfusiones de sangre?

El viernes se conoció un nuevo caso que enfrentó a la comunidad médica y los religiosos en el Notti. El transfundido fue un bebé de 30 días.

Por Redacción LA

Cada vez que un testigo de Jehová se rehúsa a recibir una transfusión de sangre, afloran los interrogantes acerca de las razones de tal negación. Y es que tanto para la comunidad médica, como para gran parte de la sociedad, la negativa a recibir un tratamiento que casi siempre reviste un cuadro de gravedad o de urgencia a veces resulta incompresible.

El viernes de la semana pasada, los médicos del hospital Humberto Notti determinaron que un bebé que nació con 30 semanas de gestación y con 1,200 kg de peso, necesitaba una transfusión de sangre ya que corría riesgo su vida. Como sus papás son Testigos de Jehová, se recurrió a la Justicia para que autorizara el procedimiento.

 

Mónica Rinaldi, directora de Maternidad e Infancia de la provincia, explicó que es común acudir a la Justicia cuando los papás son de esta religión y el niño necesita. Asimismo, aclaró que este procedimiento se evita por todos los medios posibles y se utiliza sólo cuando se agotan otras instancias.

La explicación

Debido a razones religiosas ya que tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento mandan a abstenernos de la sangre. En diferentes versículos - Génesis 9:4; Levítico 17:10; Deuteronomio 12:23; Hechos 15:28, 29 – se pueden hallar los argumentos a partir de los cuales los miembros de esta religión no aceptan tal procedimiento.

“Simplemente queda firmemente resuelto a no comer la sangre,+ porque la sangre es el alma+ y no debes comer el alma con la carne." Deuteronomio 12: 23

“Simplemente queda firmemente resuelto a no comer la sangre,+ porque la sangre es el alma+ y no debes comer el alma con la carne.” Deuteronomio 12: 23. La sangre representa la vida. Para los testigos de Jehová recibir sangre a través de una transfusión es lo mismo que comerla. Obedecen el mandato bíblico de abstenerse de la sangre por respeto a Dios, quien les dio la vida.

 

Antecedentes

Junio de 2012  - Ciudad de Buenos Aires

La Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió respetar la voluntad de Pablo Albarracini, un joven testigo de Jehová, de no aceptar una transfusión de sangre por respetar el principio de la Biblia de abstenerse de ella. Se encontraba en coma luego de ser baleado en un asalto.

Junio de 2014 - Rosario

El juez de familia Ricardo Dutto resolvió autorizar la transfusión de sangre a una niña de 10 que padecía cáncer.

En la resolución, Dutto consideró que la patria potestad "es reconocida por la ley para la protección y formación integral de los hijos" y advirtió que es "contrario a los fines" de esa norma cuando se intenta "impedir" que un hijo "reciba un tratamiento médico adecuado"

Agosto de 2016 - Córdoba

Luego de la denuncia de una médica neonatóloga, del hospital Materno Neonatal, quien recurrió a la Justicia debido a que la vida de una beba recién nacida corría riesgo, el juez Civil Rafael Garzón ordenó una transfusión una sangre.

El magistrado dejó sentado que el ejercicio de la “responsabilidad parental” fue concebida legislativamente en exclusivo beneficio de los hijos menores y, por tanto, dicho instituto jurídico no autoriza a los padres a tomar decisiones que vulneran su derecho a la salud.