Sociedad Viernes, 12 de enero de 2018 | Edición impresa

Por la visita de Francisco, la máxima permitida en la ruta 7 será de 80 km por hora

Las tandas de 250 autos partirán desde el camping municipal de Uspallata, rumbo a Los Libertadores.

Por Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

En una Uspallata sorpresivamente vacía, la visita del ministro del Interior Rogelio Frigerio dejó algunos detalles de lo que será el operativo en la ruta 7, en el contexto de la visita del Papa Francisco el próximo lunes a Santiago de Chile. 

Ubicados en el camping municipal de este distrito lasherino miembros del Gobierno Provincial, encabezados por Alfredo Cornejo, y autoridades intervinientes en el operativo (ministerio de Salud, Seguridad y Gobierno) brindaron nuevos detalles respecto del accionar sobre el corredor bioceánico que además. contará con dos pulmones más en la Destilería de Luján de Cuyo y en Las Cuevas. Para destacar es que mientras ha durado el período de prueba no se han registrado incidentes graves. 

"Esperamos mucha gente por lo que pedimos paciencia. También solicitamos que sólo viajen los que deban hacerlo indispensablemente en esta fecha porque se espera algo extraordinario", señaló Frigerio agregando que un millón de argentinos se trasladarán al vecino país.  El operativo se llevará adelante hasta el 29 de enero aunque advirtieron de aún caso de ser necesario podrían extenderlo. 

Cabe recordar además que en el otro paso fronterizo vehicular El Pehuenche, en Malargüe, también se realizará este operativo que tendrá tres pulmones en Bardas Blancas,  Las Loicas y en Pehuenche. Además, hay que recordar que se trata de un operativo inédito en el que se encuentran trabajando 300 efectivos policiales y cerca de 100 agentes sanitarios para garantizar el flujo vehicular y evitar accidentes.

Máxima 80

Según informó el jefe de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, las tandas de 250 vehículos – y hasta 20 colectivos- irán a una velocidad máxima de 80 kilómetros. "Es la velocidad que hemos determinado a partir de pruebas y ensayos en los últimos días. La idea es no crear molestias para el conductor. Así desde Uspallata tardarán un poco más de una hora en llegar a Los Libertadores. Realmente, la diferencia entre ir a esa velocidad y a 120 es de media hora. Muy poco", aseguró Munives. 

Por otra parte, respecto de los camiones, dijo que va a haber restricción horaria entre las 5 de la mañana y las 17 horas. Durante hoy y mañana, en tanto que durante los días de la visita del Papa de estimulará la subida en horario nocturno para estos transportes de carga. 

"Creíamos que iba a haber más afluencia estos días. Desde el lunes pasado, lo cual nos sorprendió. De todas maneras entre mañana (por hoy) y el sábado intuimos que va a subir entre un 50 y 80 por ciento el flujo vehicular. En promedio serían unos 20 mil autos cruzando a Chile diariamente", detalló el jefe policial. 

El lugar elegido

El camping municipal está al noroeste de la rotonda de Uspallata,  a unos 150 metros. Recordemos que en un principio las autoridades de la provincia habían elegido un predio – utilizado en invierno para los camiones que no pueden cruzar por el cierre del túnel -ubicado frente a una vieja estación de servicios, en el ingreso de esta localidad de montaña, sin embargo prefirieron este, que está más cercano a los servicios turísticos.

Se trata de un lugar amplio, con arboledas, capaz de albergar a unos 600 autos. Allí las tandas de 250 automóviles previstas por el gobierno aguardaran a que la ruta y el complejo Los Libertadores se libere. Allí también se encuentran los puestos sanitarios, postas de hidratación y baños portátiles.

En tanto, desde el registro Civil explicaron que las personas que hayan llegado a la aduana y no tengan su dni podrán acercarse a la oficina de Uspallata, de lunes a viernes de 8 a 13, para realizar el trámite. Una vez iniciado, deberán descender al Parque Central, donde está ubicado un camión del Renaper que entregará el documento en el día. 

Consulta sanitaria

El doctor Raúl Salvatore, director de la región metropolitana norte y quien será el encargado en el predio de Uspallata explicó que se trabajará sobre dos ejes en el cuidado de los viajeros. 

En primer lugar, se abordarán las incidencias viales, en lo que tiene que ver con Emergencias. "Por ejemplo en el caso de un choque o un alud. Allí trabajará el Servicio Coordinado de Emergencias que tendrá distintas bases en el corredor", señaló. 

En segundo lugar, se refirió a la atención eventual de los pasajeros. " Vamos a atender en los pulmones, como este de Uspallata, todos los síntomas ligados a las horas de espera con puestos sanitarios fijos conformados por médicos y enfermeras", dijo Salvatore.

Por síntomas hizo referencia a hiper o hipotensión, cefaleas y deshidratación. Y en cada uno de los 7 puestos a lo largo de la ruta 7 trabajarán cinco personas. 

Horarios de atención

La atención en los puestos fijos será de 8 a 20 horas, pasado ese horario, el Servicio Coordinado de Emergencias seguirá a cargo de la salud de los viajeros.

Documentación

Además de los habituales documentos que hay que llevar a Chile, desde el Gobierno recordaron que se debe llevar el seguro de automotor con extensión de cobertura en Chile o el SOAPEX. Además, debe llevarse el chaleco reflectivo y la silla para menores de 9 años según indica la ley de tránsito chilena.

A fin de mes estará listo el puente del km 1125

Según informaron diferentes fuentes, el puente del kilómetro 1125 de la ruta 7 estará terminado para finales de mes o principios de febrero. Tal como pudo apreciarse, se está colocando la última capa de cemento y posteriormente se procederá al pintado vial.

Recordemos que actualmente, en este tramo de la ruta el recorrido es por un camino provisorio. Hacia Chile por camino de tierra y desde Chile hacia Mendoza por el puente Bailey que fue traído desde Entre Ríos y que hace by pass sobre el arroyo.

El 1 de febrero de 2016 un poderoso temporal que produjo un alud tiró abajo el puente sobre el arroyo El Tigre, ubicado ene los túneles cinco y siete y que dejó varados a cientos de turistas en medio de un diluvio.