Policiales Jueves, 11 de enero de 2018

Piden investigar como homicidio el caso de los nenes hallados muertos en una heladera

Los médicos forenses determinaron que fallecieron por "asfixia" y que no tenían lesiones, pero la familia desconfía de esa versión.

Por Télam

Los padres de los dos nenes hallados muertos dentro de una heladera abandonada en una casa del partido bonaerense de Quilmes pidieron hoy que se investigue si se trató de un doble homicidio mientras que los médicos forenses determinaron que el fallecimiento de ambos fue por asfixia.

Fuentes judiciales informaron que el fiscal de la causa, Ariel Rivas, recibió esta tarde los resultados preliminares de las autopsias a los cuerpos Vicente Tiziano (5) y Kevin García (4) que se llevaron a cabo en la morgue de la ciudad de La Plata.

Los médicos forenses determinaron que los nenes murieron por “asfixia” y que no presentaban otras lesiones, dijeron los informantes. En tanto, los restos de los niños eran velados esta noche en la casa de sepelios Dardo Rocha, en Quilmes, luego de que los padres solicitaron asistencia y el municipio local gestionó los gastos funerarios.

Mientras que esta mañana, el padre de uno de los pequeños, con lágrimas en los ojos, pidió a través de la prensa que la Justicia “investigue la muerte de los chicos como un doble homicidio”.

Por su parte, la madre del otro chico dijo en la puerta de la comisaría de Quilmes que a su juicio “los chicos no se encerraron en la heladera y que alguien les cerró la puerta y murieron por la falta de ventilación”. "Pedimos que se investigue todo porque no sabemos lo que realmente pasó. Ellos eran muy chiquitos para cerrar una puerta pesada”, dijo la mujer.

 

Los dos pequeños -que eran primos- habían desaparecido el martes último cuando salieron de la casa de la madre de Tiziano en bicicleta y al no regresar sus familiares denunciaron lo ocurrido.

Según las fuentes, ayer por la tarde, la Policía encontró los cuerpos sin vida de los dos menores dentro de una heladera Siam abandonada en el fondo del terreno de la vivienda de la mujer, situada en la esquina de Franklin y Sierra, en Villa Luján, de Quilmes.

La principal hipótesis de los investigadores es que los niños regresaron a la casa y, mientras jugaban, quedaron accidentalmente encerrados dentro de la heladera y esto les provocó la asfixia.