Economía Domingo, 15 de abril de 2018 | Edición impresa

Pese a la menor cosecha de soja, el reparto de fondos crecerá

Por la sequía, este año la recolección caerá en un 30,8% con respecto a las 57,80 millones de toneladas que se obtuvieron en 2017.

Por Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

Los gobernadores están preocupados por el impacto de la sequía en la recaudación de los fondos de la soja que se destinan a infraestructura en las provincias y municipios, pero en la Casa Rosada piden calma y aseguran que habrá más recursos este año, incluso para Mendoza.

El Gobierno estima que el Fondo Federal Solidario -conformado por el dinero de las retenciones a la soja- crecerá un 31,8% anual en 2018 a pesar de la sequía, para alcanzar unos 25.000 millones de pesos, de los cuales 1.031,76 millones desembarcarían en Mendoza.

El gobierno, optimista

Así lo analizaron fuentes del Ministerio de Hacienda de la Nación, en diálogo con Los Andes, al proyectar que el impacto de la sequía no afectará los recursos para el financiamiento de infraestructura en las provincias y sus municipios.

Si los pronósticos optimistas de la administración Cambiemos se cumplen, los recursos con los que contará Mendoza por el Fondo Federal Solidario habrán aumentado un 35% en 2018, respecto de 2017, equivalente a unos 267,8 millones de pesos más. 

En el gobierno nacional explicaron a este diario que “no se espera una baja en la recaudación” por derechos de exportación a la soja porque, en paralelo a la disminución en la producción del poroto, se registró un alza de precios que compensa.

En el Mercado a Término de Buenos Aires, las posiciones a julio de la soja llegaron en la semana hasta los 6.300 pesos la tonelada, cuando para la misma época de 2017 se negociaban en los 4.250 pesos, es decir que se registró un alza del 48,24%.

A pesar de estos números, en las provincias hay preocupación por el impacto de la sequía. Según expresaron los gobernadores del Noreste argentino (NEA) al presidente Mauricio Macri la semana pasada, esperan que este año haya una reducción de recursos de unos 6.000 millones de pesos.

La inquietud se acrecentó en las provincias cuando el miércoles último el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) habló de un “grave impacto” de la sequía sobre los cultivos de la Argentina.

La dependencia estadounidense redujo de 47 a 40 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha argentina de soja 2017/2018 y la dejó un 30,8% abajo de los 57,80 millones recolectados en la campaña 2016/2017. En enero, la USDA esperaba que la Argentina levantara este año de los campos unas 56 millones de toneladas de soja.

En 2018 se registrará una reducción de 6 puntos porcentuales en la alícuota de derechos de exportación del poroto de soja, que bajará desde el 30% de enero al 24% en diciembre, de a medio punto por mes.

La Bolsa, pesimista

Según cálculos de la Bolsa de Comercio de Rosario, la baja en la recaudación de las retenciones a la soja podría alcanzar los 1.039 millones de dólares, equivalentes a unos 20.780 millones de pesos. Así, las provincias observarán un recorte de 6.234 millones de pesos por este motivo.

El Fondo Federal Solidario no viene de un buen 2017. Según datos de Hacienda, el año pasado alcanzó los 18.969 millones de pesos, un 7,5% menos que en 2016 a valores nominales, es decir sin contar con el impacto inflacionario que fue del 24,8% según el Indec.

Al margen de los números que proyecta la Nación, los gobernadores sostienen que el derrotero del Fondo no viene siendo el ideal dado que si bien la recaudación en pesos aumentó desde 2014 (con un traspié en 2017), la depreciación cambiaria del 118% en los dos últimos años generó que los ingresos medidos en dólares sean decrecientes para las provincias y municipios. Y eso sin descontar la inflación acumulada.