Más Deportes Viernes, 12 de enero de 2018 | Edición impresa

Otro triunfo para los mendocinos

El camión de Villagra, Yacopini y Torlaschi se quedó con el parcial como había ocurrido el lunes. Están segundos.

Por Redacción LA

El cordobés Federico Villagra que está acompañado por los mendocinos Adrián Yacopini y Federico Torlaschi con Iveco se lucieron y ganaron por segunda vez una etapa en esta edición del Dakar, con lo cual siguen siendo escoltas en la general detrás de Eduard Nikolaev (Kamaz), quien terminó cuarto el día a 5’25” de los argentinos.

Ahora el ruso Nikolaev manda en la categoría de los más pesados, con un tiempo acumulado de 19h27m27s, y Villagra es segundo a 52m40s, en tanto que continúa tercero Siarhei Viazovich (Bielorrusia, Maz) a 2h29m42s.

Federico Villagra: “Hemos superado una etapa muy complicada, muy larga y con mucho camino muy resbaladizo. Se hizo un buen trabajo de navegación y con concentración porque cualquier error no llevaba a perder mucho tiempo, había barro, badenes, charcos, peligroso por momentos pero la teníamos que ganar. Ahora llegó el momento de descansar y pasado mañana a seguir por este camino”, aseguró.

En cuatriciclos cumplió una destacada actuación González Ferioli con su Yamaha, porque el joven de 22 años fue el más veloz por los caminos que unieron Perú con Bolivia y completó el parcial en 2h2906s, para alcanzar así el cuarto lugar en la general e ilusionarse con darle pelea al líder, el chileno Ignacio Casale.

El piloto de Chile comanda la competencia en cuatriciclos con un tiempo acumulado de 19h47m09s, escoltado por el peruano Alexis Hernández a 41m30s, en tanto que el mejor argentino es Pablo Copetti (segundo en la etapa) que está tercero en la general a 57m16s de la cima, y cuarto figura González Ferioli a 1h12m23s de Casale.

Además, bien posicionados continúan otros argentinos como Gustavo Gallego, quien marcha quinto a 1h16m45s y Nicolás Cavigliaso, ganador de la etapa de ayer, que está sexto en la general a 1h17m18s de la punta.

Protestas y choques con la policía

El rally Dakar llegó a la altura de La Paz, donde varios sectores sociales bolivianos protestaban contra un flamante código penal y hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Unos 100 manifestantes se enfrentaron con la policía, que utilizó gases lacrimógenos para reprimir la protesta, que alcanzó a una ruta utilizada por los competidores.

“No queremos Dakar”, “esto es Bolivia, no Venezuela" coreaban los manifestantes opositores al presidente Evo Morales, quien ha apoyado con entusiasmo el paso del rally por Bolivia.

“Han sido aprehendidos (algunos manifestantes) en la plaza San Francisco por perjudicar el trabajo de la Policía. Cuando estaban pasando los vehículos del Dakar se procedió a la detención de los mismos", dijo el coronel Douglas Uzquiano, subjefe de la fuerza especial contra el crimen de la policía.

“Se dañó la imagen del país”, agregó el oficial.