Salud Domingo, 3 de diciembre de 2017

Noviembre: mes de concientización del cáncer de pulmón

El pasado 17 de noviembre se conmemoró el Día del Cáncer de Pulmón.

Por Prof. María L. Poljak - Dr. José P. Galleano

El Instituto Nacional del Cáncer informó que el cáncer de pulmón es uno de los más frecuentes a nivel mundial. En la Argentina la incidencia del cáncer de pulmón es de 10.296 casos (9.8%). Estos datos lo ubican en el cuarto lugar en ambos sexos, afecta sobre todo a personas entre 60 y 65 años. Menos del 15% de los casos acontecen en personas menores de 30 años. Sin distinción de sexos, es el cáncer que genera más mortalidad.  La mortalidad por este cáncer se encuentra en primer lugar para varones y en tercer lugar para las mujeres (luego de mama y colon-recto).

Factores de riesgo

Humo de tabaco. Es causa de la mayoría de los casos de cáncer pulmonar, el factor de riesgo más importante.

Contaminación del aire. Este factor puede aumentar levemente el riesgo de cáncer de pulmón.

Exposición a sustancias nocivas. Las personas que trabajan en la industria de la construcción, química y minera pueden estar expuestas a gases radioactivos y otras sustancias como asbesto, arsénico, cromo, níquel, hollín, alquitrán, razón por la cual tienen mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón.

Antecedentes familiares. Las personas con padre, madre, hermano o hermana que padecieron cáncer de pulmón pueden tener un leve aumento en el riesgo, aunque no fumen.

Antecedentes personales. Las personas que ya han tenido cáncer de pulmón tienen mayor riesgo de padecer un segundo tumor de pulmón.

Edad mayor de 65 años. El cáncer de pulmón se diagnostica frecuentemente en personas mayores de 65 años.

El diagnóstico temprano del cáncer de pulmón es fundamental, en estadios tempranos, en alrededor del 20% de los casos, puede ser tratado quirúrgicamente con éxito de curación. Sin embargo, debido a su virulencia y a la dificultad para la detección precoz, en la mayoría de los casos diagnosticados en los que ocurre metástasis el cáncer de pulmón presenta (junto con el cáncer de páncreas y esófago) los peores pronósticos, con una esperanza de vida promedio de aproximadamente 8 meses.

En la mayoría de los pacientes el diagnóstico se plantea ante datos clínicos y cuando en un estudio radiológico se detecta alguna anormalidad pulmonar.

Se suelen realizar exámenes complementarios a los pacientes con cáncer de pulmón para determinar su estado general, incluyendo la historia clínica y exploración física completas, recuento hemático completo, bioquímica sanguínea, y pruebas de función pulmonar como la espirometría y la determinación de gases en la sangre arterial.

La mejor conducta frente a esta enfermedad es la cesación completa del hábito de fumar. Tomada a tiempo puede ser pasible de tratamiento quirúrgico, con lo cual mejoran las probabilidades de control de la enfermedad. Asociado a la cirugía, o separadamente existen numerosos agentes quimioterápicos y/o radioterapia.

The IASLC World Conference on the Lung Cancer (WCLC)  la reunión más grande del mundo dedicada al cáncer de pulmón y otras neoplasias torácicas. Más de 7,000 representantes provenientes de más de 100 países se reúnen para discutir los últimos avances en la investigación de cáncer maligno torácico. Los asistentes incluyen cirujanos, radiooncólogos, neumólogos, radiólogos, oncólogos médicos, patólogos, científicos de investigación básica, epidemiólogos, enfermeras y profesionales de la salud y pacientes.

Los miembros de IASLC tienen como objetivo comunicar la gran amenaza que representa el cáncer de pulmón en todo el mundo. Buscan la ayuda del público y de los medios para que se comprenda  que los nuevos avances en investigación, diagnóstico y tratamiento en los últimos diez años han traído nuevas esperanzas a los pacientes y sus familias. Para ayudar a difundir el mensaje sobre el cáncer de pulmón, el IASLC creó una serie de diapositivas de datos que se centraron en diferentes regiones del mundo y también las han traducido a varios idiomas.

Día Mundial del Sida 2017: cada persona cuenta

Para complementar la campaña del Día Mundial del Sida 2017, celebrado el pasado 1 de diciembre con la temática “Derecho a la salud”, la Organización Mundial de la Salud destacó la necesidad de que los 36,7 millones de personas infectadas por el VIH, y quienes son vulnerables o están afectados por la epidemia alcancen el objetivo de la cobertura sanitaria universal (CSU) para 2030.

En este sentido, un nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y ONUSIDA señala la necesidad de ampliar el acceso a todas las opciones de prevención del VIH disponibles actualmente para reducir los nuevos casos del virus en América Latina y el Caribe, que se mantienen en 120.000 cada año desde 2010.

El estudio fue presentado en Argentina el pasado viernes 1 de diciembre en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, donde también se abordó la situación epidemiológica del VIH en nuestro país.

El informe recomienda llevar adelante el enfoque de prevención combinada, que basado en evidencia científica, respetando los derechos humanos y libres de discriminación, incluye tres elementos: la oferta amplia de las intervenciones biomédicas más apropiadas a los usuarios, la promoción de comportamientos saludables y el establecimiento de entornos que faciliten el acceso y la práctica de las medidas de prevención. El informe aboga, además, por la distribución de preservativos y lubricantes, por la oferta de la prueba para sífilis al mismo tiempo que se ofrece la del VIH, y por el acceso universal al tratamiento, algo que mejora significativamente la salud de la persona con VIH y reduce el riesgo de infección a sus parejas. También recomienda llevar actividades comunitarias a cargo de pares, y brindar información y educación sobre salud sexual.