Policiales Lunes, 12 de febrero de 2018

Niña llegó al hospital de San Rafael con un tiro en la cabeza y detuvieron a sus hermanos

La víctima de 12 años resultó herida accidentalmente, al parecer, cuando manipulaba un revólver. Está en terapia intensiva en grave estado.

Por Redacción LA

Una niña de 12 años ingresó esta mañana al hospital Teodoro Schestakow de San Rafael con un disparo en la cabeza y por el hecho fueron aprehendidos dos hermanos de la víctima. Tras un allanamiento en la vivienda familiar, la Policía secuestró un revólver.

Minutos después de las 11.30, un llamado al 911 de un vecino indicaba que una menor había sido herida en su casa ubicada en el cruce del callejón López e Iguazú del barrio Isla Río Diamante. La voz en el teléfono agregaba que la víctima estaba siendo trasladada al hospital en un vehículo particular.

Efectivamente, luego ingresó a la guardia del Schestakow la niña de 12 años con una herida de arma de fuego. El proyectil quedó alojado en parietal izquierdo, según precisaron fuentes policiales.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, la menor habría estado manipulando un arma de fuego cuando, accidentalmente, se disparó. Pero los investigadores no descartan que algún familiar de la víctima haya realizado el disparo. Para ellos deben investigar en qué circunstancias se produjo el disparo.

Los policías apostados en la casa de la nena herida informaron que en el lugar había un muchacho que se negaba a entregar el arma con la que se había producido el disparo por lo que, con anuencia de la Justicia, se realizó un allanamiento una hora después.

Minutos antes de las 13, los uniformados secuestraron de la vivienda allanada un revólver calibre 22 largo de 8 alveolos con un cartucho en su tambor. El arma será peritada por Policía Científica.

Además, trasladaron a la Comisaría del Menor a un adolescente de 17 años, hermano de la víctima. El hermano mayor de la nena tiene 19 años y también fue aprehendido y trasladado a la comisaría 38 en averiguación de los hechos.

Mientras, la niña permanece internada en la Unidad de Terapia Intensiva pediátrica del hospital sureño con asistencia respiratoria mecánica y coma inducido. Su estado de salud es delicado.

Fuentes oficiales informaron que a las 14 fue operada para extraerle el proyectil que se había alojado en el cerebro.