Vecinos Sábado, 7 de octubre de 2017 | Edición impresa

Música inclusiva: la orquesta infantil de San Martín que sueña en grande

La agrupación nació en 2011.Tocan niños y jóvenes de 9 a 20 años. Buscan integrar a través de la música a chicos de zonas vulnerables.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Esta tarde, el Centro de Congresos y Exposiciones Francisco, ubicado en el corazón del parque Agnesi de San Martín, será sede de un encuentro de orquestas juveniles, que desde las 18.30 ofrecerán un concierto con entrada gratuita y bajo una misma consigna: “Solo pibes tocando”.

“Estamos orgullosos del evento y de ser los anfitriones de un grupo de orquestas amigas que nos visitan. Creo que será una hermosa oportunidad para mostrar el nivel de nuestros jóvenes músicos”, comenta con entusiasmo Hugo Arcidiácono, director de la orquesta escuela de la Municipalidad, que integran unos 120 niños y jóvenes de entre 9 y 20 años.

La orquesta de San Martín ya tiene sus años: nació en 2011 y por un proyecto que su director arrimó al municipio. Fueron comienzos humildes, con un puñado de flautas y no más de veinte alumnos: “Cuando empezamos éramos pocos y solo teníamos flautas dulces; una promesa de orquesta podríamos decir hoy”, recuerda Arcidiácono con una sonrisa.

Así, con pocos alumnos y menos instrumentos todavía, durante los primeros meses la banda funcionó, más que nada, gracias al entusiasmo. Hubo una actuación junto a la explanada municipal, a fines de aquel año, que sirvió de bautismo y que le sacó el nervio escénico a un grupo de pibes que soplaban sus primeras notas en público.

 

 

Luego y poco a poco, llegaron a la banda el resto de los instrumentos y el sonido comenzó a variar y a hacerse más complejo: hubo nuevos vientos, se sumaron la percusión y también las cuerdas, que la comuna compró para equipar una escuelita de música que empezaba a tomar fuerza, sin abandonar la idea inicial: enseñar música a los más chicos, especialmente a los que no tienen oportunidad de pagar las clases de un maestro.

La orquesta recibió el espaldarazo definitivo cuando el proyecto alcanzó rango municipal, gracias a una ordenanza. Y así, con un sueldo garantizado, los profesores solo tuvieron que preocuparse por enseñar.

 

Objetivo social

Desde el comienzo, la orquesta se reúne solo por las tardes en las aulas de la escuela primaria San Martín, que está a un par de cuadras de la comuna y que luego de las 18 deja los cursos libres para la música. Allí, la banda de chicos tiene clases de instrumentos, de lectura musical y muchas horas de ensayo.

"Por las mañanas nuestros chicos van a la escuela y estudian; por las tardes es el turno de la música, momento de aprender y de salir a tocar”, explica el director.

 

 

Inicialmente, la orquesta se creó con un objetivo social: el de intentar incluir a través de la música a chicos desprotegidos o vulnerables, pero la experiencia que tomó la banda hizo la propuesta más generosa. “Hoy tenemos pibes de todas las edades, pero también de todos los barrios y condiciones sociales, aunque a la hora de tocar eso no se nota y nos pone contentos”, dice Arcidiácono.

Cuota solidaria

La orquesta tiene una cooperadora y lo que recauda sirve para el mantenimiento de los instrumentos y tal vez, la compra de nuevos equipos: “Pero ese aporte es siempre solidario y a voluntad; no se le exige cuota al que no puede pagarla y es más, aquel chico que recién empieza y que no tiene instrumento recibe uno que la orquesta le presta durante un año, mientras los papás hacen el esfuerzo de comprarle el suyo”, cuentan los maestros.

Hoy, la escuela tiene dos orquestas: la inicial y la juvenil, que integran aquellos de mayor experiencia. “Hay muchachos que han hecho todo el camino, que comenzaron sin saber tocar y que hoy son parte del cuerpo de maestros”, dice Arcidiácono.

Con seis años de vida, la orquesta ya tocó en muchos escenarios, dentro y fuera del departamento, y con un repertorio amplio que no solo incluye la sinfonía y la ópera, sino que navega por el rock, el folclore y el jazz.

“El músico suele prepararse y recién después busca ingresar a una orquesta. Nuestro camino es inverso: el niño entra a la orquesta para aprender, y eso implica que debe dejar de lado muchas diferencias y buscar la unidad (con sus compañeros)”, comenta el director, y apuesta a que eso que ocurre arriba del escenario se contagie debajo: “Tirar todos para un mismo lado, poder superar la famosa grieta, ése es también el mensaje que queremos dar durante el concierto de este sábado”.

 

 

Encuentro en  el Centro de Congresos

El encuentro de orquestas juveniles que hoy se realiza en el Centro de Congresos Francisco tendrá, durante la mañana, una serie de talleres musicales destinados a los chicos.

“Luego y en la siesta, cada una de las orquestas hará su propio ensayo, de cara a la presentación que será por la tarde, a partir de las 18:30”, explican desde la organización.

Las orquestas juveniles que se presentan en San Martín, junto a la banda local, son las de Maipú, la del barrio La Favorita y la de Las Heras.

El encuentro, con entrada gratuita, es también un homenaje a Mercedes Sosa, por lo que el cierre del espectáculo está previsto con una actuación conjunta de las orquestas, que van a interpretar “Canción con todos”, la composición de Armando Tejada Gómez y César Isella.