Más Deportes Lunes, 16 de abril de 2018 | Edición impresa

Montaña rusa de emociones en el Este

FADEP lo ganaba con gran labor de Juan Pablo Montaña, pero Rincón del Atuel lo equilibró en el segundo tiempo: 1 a 1.

Por Juan Azor - jazor@losandes.com.ar

La primera final por el ascenso en la Región Cuyo no tuvo vencedores ni vencidos. FADEP y Rincón del Atuel igualaron 1-1, en un partido que tuvo emociones varias y que dejó abierta la puerta a una final de vuelta de similares características. 

El vértigo fue la virtud de ambos equipos en el arranque. Mucha movilidad de parte de ambos y una esperanzadora verticalidad dieron buen aspecto al primer cuarto de hora.

FADEP encontró una mejor forma pasados estos primeros minutos y generó un par de situaciones frente a la valla de Barroso. Si el balón no terminó dentro del arco fue por la imprecisión de Baldaccini a la hora de definir.

Por derecha, con las corridas de Montaña, el local encontró profundidad para lastimar a un rival que se desordenaba con facilidad. Claro, con la redonda en sus pies, Rincón del Atuel generaba riesgo con Miranda y Saponara en la ofensiva. 

Pasada la media hora, los sanrafaelinos salieron de la intensa presión a la que lo había sometido su rival. Sin embargo, cada vez que Montaña ganó sobre su lateral, Barroso transpiró más de esperado.

Mauricio Pérez y el arquero Barroso, la figura del encuentro, se fueron con dolencias de la cancha de Montecaseros y están en duda para la revancha.

FADEP había inclinado el mereciómetro a su favor en el capítulo inicial, aun cuando Rincón del Atuel se insinuaba como un rival de cuidado.

Pese a ello, el once de Miguel Nievas sostuvo la intensidad y lastimó en el amanecer del segundo tiempo con una media vuelta de Baldaccini dentro del área. 

Y se abrió otro partido, porque fue la visita quien decidió asumir riesgos y fue a buscar el empate. Los cambios ordenados por Néstor Yañez indicaban una clara intención ofensiva y el premio llegó sobre los 25 minutos.

Canales aprovechó un quedó de toda la defensa local y, de cabeza, igualó el marcador. Se jugaba con dientes apretados y eran los sanrafaelinos quienes imponían condiciones.

FADEP quería ir con ventaja al juego de vuelta y colocaba más hombres en ofensiva, haciendo ancho el campo. Rincón del Atuel achicaba espacios hacia atrás y aguantaba las embestidas. 

Y la primera final con más sonrisas del lado visitante. En siete días se sabrá quien ríe mejor.

¿Qué paso con Ferreyra?

Llamó la atención la ausencia del goleador en la primera final y poco se sabía sobre esto. Ayer, finalmente, se supo que Juan Carlos Ferreyra tenía programado un viaje al exterior y no podía postergarlo. 

“Juan es mi amigo y lo entiendo. Vino a jugar sin poner ninguna condición y desde noviembre tenía planificado un viaje y se tuvo que ir. No faltó nunca a entrenar y hay que agradecer que vino a dar una mano. No se le puede reclamar nada”, dijo el entrenador Néstor Yañez sobre la situación del 9.