Mundo Club House Martes, 10 de abril de 2018

Miles de deco ideas para usar el amarillo mostaza en todos tus espacios

Mobiliarios, accesorios y revestimientos; el mostaza aporta alegría y frescura. Atrevete a usar este color en todos tus ambientes.

Por Redacción CH

El amarillo es un color lleno de energía que transmite vitalidad y que potencia la calidez de los espacios y la luminosidad, por lo que es un buen color para cualquier espacio de nuestra casa. Aunque a veces es complicado combinarlo, lo cierto es que su tonalidad mostaza, menos brillante que el amarillo convencional, dará mucho juego para decorar.

ESCALA DE GRISES + MOSTAZA

 Una combinación que siempre resultará efectiva y que es un clásico es el blanco/ negro o gris como base neutra y los toques de color mostaza. Esta mezcla es ideal para crear ambientes modernos y actuales, pero dependiendo del efecto que queramos conseguir elegiremos un negro, un gris o un blanco neutro en mayor o menor medida.

El blanco nos ayudará a potenciar la luminosidad, esta combinación vendrá muy bien para espacios pequeños en los que queramos potenciar la amplitud y la luz así como en ambientes de estilo nórdico en los que deseemos acentuar la sensación de calidez.

El color gris es un color que nos ayudará a crear combinaciones muy modernas sin generar un contraste tan radical como el negro. Dentro de los grises existen un sinfín de matices y tonalidades entre los que elegir opciones más o menos oscuras. Esta mezcla podría ser, sin duda, una buena opción para ambientes más juveniles en los que busquemos crear espacios un poco más serios pero sin perder ese punto divertido y desenfadado.

Por último si lo que buscamos es un contraste más atrevido, siempre podemos optar por el negro y el mostaza. Con esta mezcla conseguiremos un efecto más radical y moderno.

MOSTAZA + CIRUELA O BERENJENA

Los morados con predominio de rojo, como el ciruela, son buenas opciones para combinar con el mostaza. De esta forma conseguiremos crear espacios más tradicionales, sobrios y elegantes:

Mientras que si optamos por tonalidades de morado más tirando a azul como los berenjenas y lo hacemos empleando grandes dosis de color, lograremos ambientes más exóticos y atrevidos. Esta mezcla de contrarios también es ideal para ambientes de estilo bohemio. Así que jugando dentro de la gama de los morados podemos conseguir efectos muy diversos e igualmente interesantes, la cuestión es investigar cual de todos nos interesa más.

MOSTAZA + AZUL

Esta combinación es realmente divina, ya que da lugar a mezclas muy interesantes. Cuando hablamos de azules se abre un amplio abanico de posibilidades que funciona sorprendentemente bien con el mostaza: desde los tonos más claros como el azul pastel a los tonos más oscuros como el elegante azul índigo, la clave está en elegir el tono que cubra nuestras necesidades.

Los tonos azules más oscuros y con un punto agrisado, son perfectos para conseguir un aire contemporáneo a la par que elegante, que nos vendrá muy bien para ambientes de estilo más juvenil y masculino en los que buscamos un toque moderno y serio a la vez.

MOSTAZA+ TIERRAS

Aunque el mostaza es un color que está tomando fuerza en los últimos tiempos, no siempre es necesario decantarnos por combinaciones demasiado atrevidas. Siempre tenemos la opción de aplicarlo en pequeñas dosis o bien optar por mezclas más tradicionales y menos arriesgadas como los tierras y la gama de los ocres. Así que… ¿Por qué no? pensemos en los colores del otoño, esas tonalidades que van del marrón al dorado y que nos permitirán potenciar la calidez y crear espacios muy acogedores y agradables.

Ambientes en los que no busquemos un contraste fuerte sino una gama más equilibrada que transmita serenidad como un living o un dormitorio que pueden ser buenas opciones para la decoración en color mostaza y tonos tierras.