Política Lunes, 9 de octubre de 2017

Mendoza y San Luis, una vieja historia de amor-odio

De la pelea por la promoción industrial hasta el buen porcentaje de votos de los Rodriguez Saa en Mendoza. Así es el vínculo entre vecinas

Por Daniel Peralta

Mendoza y San Luis tienen una vieja historia de amor-odio. Y buena parte de esa relación está ligada al destino político de Adolfo y Alberto Rodríguez Saá.

Esa relación viene de la promocíón industrial, por un lado desató una pelea de 30 años de vigencia, pero al mismo tiempo fue configurando una cierta admiración por desarrollo logrado por los vecinos. Así fue que Adolfo Rodríguez Saá ganó las elecciones presidenciales de 2003 en Mendoza; un resultado que el puntano sólo puedo repetir en su distrito natal y en San Juan.

La promoción industrial nació en 1979 sólo para la provincia de La Rioja, recién en 1982 se extendió a San Juan y San Luis. Adolfo Rodríguez Saá llegó al poder en San Luis con el retorno de la democracia.

Empujado por los beneficios de la promoción industrial, el caudillo logró tejer sucesivas victorias electorales en su provincia. Mientras tanto en Mendoza el crecimiento económico resultaba esquivo, al quedar rodeada por provincias con beneficios fiscales.

Los habitantes de los departamentos del Este empezaron a construir un vínculo con los puntanos. Era normal que salieran de viaje de compras, así como ahora se viaja Chile. La ventaja era ir a comprar a las fábricas instaladas por la promoción industrial.

Basta un dato para graficar el vínculo de los mendocinos con San Luis: El 31 de marzo de 2003, Los Andes publicaba un dato que daba cuenta de esa relación de Mendoza con San Luis: 1 de cada 4 casas entregadas en la vecina provincia eran adjudicadas a un mendocino. 

Ese mismo año Adolfo Rodríguez Saá intentó ser presidente y en Mendoza su candidatura fue bien recibida. Mientras que a nivel nacional el resultado lo dejaba cuarto y muy lejos del ballottage (fueron Carlos Menem y Néstor Kirchner los que obtuvieron los votos para llegar a esa instancia y así nacía otra historia), en Mendoza “El Adolfo” ganaba con el 36% de los votos.

Esa perfomance electoral se coronaba con resultados impresionantes en los departamentos del Este dónde alcanzó porcentajes que rondaban el 50% de los votos.

A fines del año pasado esa opción empezó a cambiar la historia. En Periodismo para Todos se indicó que una ley sancionada por la Legislatura puntana prohibía darle casas a habitantes oriundos de otras provincias. PPT mostraba el rostro de la cordobesa Alejandra Caro, a quien el ex gobernador Claudio Poggi le había adjudicado una casa. Ante las cámaras del 13 relataba que ahora esa casa la tenía otra familia y no le devolvían la plata que había pagado.

La promoción industrial empezó a palidecer en 2003, cuando el entonces procurador Nicolás Becerra declaró inconstitucional el régimen y eso abrió las puertas a una tercer historia, la del acuerdo firmado por Julio Cobos y Néstor Kirchner por la construcción de Portezuelo del Viento, en concepto de resarcimiento por el perjuicio económico ocasionado a la provincia.

Hubo varias extensiones a presión de las cuatro provincias beneficiarias, entre ellas San Luis, para que finalmente en 2012 el régimen fuera declarado oficialmente fenecido.