Estilo Domingo, 14 de enero de 2018 | Edición impresa

Mendoza tendrá más ficciones

Anunciados los ganadores de los concursos federales, recorremos los proyectos locales premiados para web y TV.

Por Mariana Guzzante - mguzzante@losandes.com.ar

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales dio a conocer esta semana los nombres de los proyectos que resultaron ganadores de los concursos federales para las siguientes categorías: Serie de Ficción Web, Serie de Ficción y Docuficción. 

Hablamos con los ganadores de la región Cuyo, para tener un pantallazo de lo que vendrá. 

Comedia y experiencias paranormales para la web

El concurso federal de series de ficción web, para la región Cuyo, premió a Masterclass, de Lucas Kalik (Mendoza) y a Los tremendos, de Nicolás Teté (San Luis). 

Masterclass se convertirá, pues, en una comedia de 10 capítulos (12 minutos cada uno) para ver en la pc. He aquí la sinopsis: “Sbataglia es un actor de fama creciente, actual protagonista de Corazón de peón, una exitosa novela en primetime a nivel nacional.

Egocéntrico, esnob, pedante y superficial, Sbataglia alterna su tiempo entre el rodaje de su novela, el dictado de un taller de actuación y su vida personal, la que se desenvuelve a través de situaciones cotidianas que el actor debe resolver, a menudo con poco éxito”. 

Así, Masterclass va creando el retrato de su protagonista: cada capítulo es una pincelada que explora al actor y su catastrófica manera de vincularse con quienes lo rodean.

Por un lado, su relación de amistad-interés con Ubaldini, un prometedor actor de su taller. Por otro, la enemistad con su némesis Quique Sotomayor, un actor de cine a quien considera sobrevalorado.

Y con Ludmila, la joven y hermosa actriz que concurre a sus clases y con la que está  obsesionado. 

El guion fue escrito por los infalibles de la comedia local:  Ariel Blasco, Leandro Suliá Leiton y Rodrigo Casavalle. La dirección será de Leiton y posiblemente codirigirá Blasco. La producción, a cargo de Lucas Kalik y Sofía Toro Pollicino, amalgama dos casas productoras: La Luz Mala Cine y Río Films. 

Claro que este equipo local ya ha demostrado talento y eficacia en series web. Recordemos que el año pasado realizaron “Personajes peculiares con Paul Palomino”, una comedia en episodios que demuestra la elegancia y la destreza con la que se mueven en el género. 

En cuanto a Los tremendos, la serie puntana explora  fuerzas extrañas. “Cinco desconocidos se reúnen en una casona perdida en la montaña. Tienen en común haber participado de una situación paranormal algunos días atrás”, explica la sinopsis. 

Tanto Pablo Vergara (director y guionista) como Nicolás Teté (productor) son de Villa Mercedes, San Luis. Vergara realizó la película Mirlos de Arkansas (2015) que se presentó en varios festivales, entre ellos "Buenos Aires Rojo Sangre", el más importante a nivel nacional de cine de género.

Flechazos y rupturas para la TV

A la pantalla irán las series de ficción y docuficción premiadas en este certamen. 

En Cuyo, los dos proyectos ganadores son mendocinos: uno es Valentino, el amor tiene precio, de Ramiro Navarro; el otro es Mudanza, de Dámaris Rendón. 

“Cupido bajó de los cielos para unir corazones en Argentina. Pero rápidamente se argentinizó. Ahora vende sus flechazos a módicos precios”, comienza aclarando el proyecto Valentino, llevado adelante por Frontera Films, usina creativa local que cuenta ya con El camino del vino (largometraje ganador del premio Fipresci Mar del Plata), El mejor sommelier del Mundo (largo documental), Dios le pide a Messi (campaña con 32 millones de reproducciones a nivel global), entre mucho más.

La sinopsis: “Valentino, el amor tiene precio es una serie de humor que cuenta la historia de un ángel del amor enviado a la Argentina a unir corazones.

La llegada de este Cupido causa una conmoción mediática sin precedentes. Todos los programas quieren tenerlo y por la calle es una verdadera celebridad. Pero al poco tiempo, el extraordinario personaje va cayendo en el olvido. Solo se ocupan de él, Alfonso, un taxista del que llegó a hacerse amigo, y su brillante hija Clara, a quien Valentino pronto empieza a mirar con ojos más humanos que angelicales.

Al comienzo es un trabajador aplicado y consciente, dedicado a unir corazones, pero de a poco empezará a sentir las tentaciones de todo ser humano argentino. Así entrarán en su vida y en su vocabulario palabras como choripán, fernet, timba, minas y otras. No tardará mucho en usufructuar con sus poderes por un módico precio, para terminar causando desastres en el universo de los destinos.

Por estas conductas, Dios mismo bajará a la tierra para detenerlo y castigarlo. Perderá todos sus poderes y, para volver a ser un ángel, deberá encarar la imposible misión de unir verdaderamente a cinco parejas humanas, pero sin el poder de sus flechas mágicas”. 

Mudanza también cuenta con un equipo reconocido. La ficción presentada por la productora Dámaris Rendón, fue escrita por el dramaturgo y director teatral Pablo Longo y será dirigida por el cineasta Matías Rojo. 

“Rodrigo, actor de 36 años, se separa de Silvia con quien ha mantenido una relación de convivencia sin poder concretar proyectos de familia. Él saca sus cosas del departamento que compartían y vuelve a vivir con sus padres.

Su habitación ya no es la misma de la adolescencia y la incomodidad lo empuja a buscar un nuevo hogar a la vez que intenta seguir con su vida laboral habitual: va a ensayos de obras de teatro, se presenta a casting de Vendimia y hace su show nocturno semanal de stand up. 

“Una noche de borrachera descubre que su ex está de fiesta en su antiguo departamento y decide ir a cerrar heridas, generando un distanciamiento ya no sólo con ella sino también con el grupo de amigos que compartían. 

“En su búsqueda de una nueva casa Rodrigo llega a Las Compuertas, un alejado distrito de montaña. Ahí le ofrecen una pequeña cabaña para alquilar a bajo costo. En este pueblo conoce a Peluche, su nuevo vecino robusto y calvo, con el que comienza a vincularse amistosamente. Él se acaba de divorciar de Leticia, su gran amor, con quien tiene un hijo: Merlín. 

“A medida que Rodrigo se va comprometiendo con la vida de Las Compuertas, su relación con Silvia se va deshaciendo. Comienza a atravesar diferentes aventuras amorosas, algunas más efímeras que otras: conoce a Laura por Tinder, se reencuentra con Jazmín, su novia de séptimo grado, y simpatiza con Romina, la maestra rural de Merlín.

“Y así transita sus días con más preguntas que respuestas, sin mapas ni guías,  intentando comprender el complejo mundo de las relaciones”.