Economía Jueves, 12 de octubre de 2017 | Edición impresa

Mendoza no podrá aumentar los impuestos a las pymes

La Provincia adhirió a la estabilidad fiscal prevista en la Ley Pyme. Hasta el 31 de diciembre de 2018 no subirá tasas de Ingresos Brutos.

Por Mariano Zalazar - mzalazar@losandes.com.ar

Mendoza adhirió a la estabilidad fiscal establecida por la “Ley Pyme", comprometiéndose a no aumentar Ingresos Brutos y Sellos a las pequeñas y medianas empresas registradas en AFIP durante un período de 14 meses. 

Fue a través de la ley provincial N° 9.006, publicada ayer en el Boletín Oficial, que el Gobierno aceptó lo previsto en el artículo 16 de la normativa nacional, donde se establece un período de “estabilidad fiscal hasta el 31 de diciembre de 2018”. 

De esa forma, las micro, pequeñas y medianas empresas de Mendoza registradas en AFIP tendrán la certeza de que no sufrirán subas en las alícuotas de Sellos e Ingresos Brutos hasta 2019.

 

A qué se puede acceder

El contador Carlos Schestakow explicó que “las pymes mendocinas ya tenían acceso a todas las ventajas impositivas nacionales previstas en la Ley Pyme, pero hasta ayer no contaban con la seguridad de la estabilidad fiscal provincial”.

Para entender a qué se refiere puntualmente el contador, es necesario repasar algunos de los beneficios más valorados por los empresarios.

Uno de ellos es sin duda la posibilidad de descontar de Ganancias lo que se paga en concepto de Impuesto al Cheque. Las micro y pequeñas empresas pueden descontar el 100%, mientras que las Pymes medianas industriales tramo 1 (facturan hasta $ 520 millones al año), pueden descontar de Ganancias hasta 50% de lo que paguen por Impuesto al Cheque.

Otra ventaja tiene que ver con la opción de diferir hasta 90 días el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Además, las Pymes registradas en AFIP no pagan más Ganancia Mínima Presunta.

Existen también dos puntos creados como incentivo a las inversiones. Uno de ellos es que se permite descontar del Impuesto a las Ganancias hasta 10% de lo que las pymes inviertan en maquinaria o infraestructura hasta el 31 de diciembre de 2018.

 

 

El otro es el acceso a un bono de crédito fiscal para cancelar impuestos nacionales y aduaneros, similar al que aplicó este año el Gobierno de Mendoza para tributar Ingresos Brutos.

Para acceder a los dos últimos beneficios mencionados se deben realizar algunos trámites previos en AFIP.

Los puntos mencionados hasta ahora son de carácter nacional. Sin embargo, hay algunos artículos que requieren de la adhesión de las provincias.

Uno de ellos es el artículo 16, al que Mendoza se sumó ayer, que crea un período de estabilidad fiscal hasta el 31 de diciembre de 2018.

Por ahora está pendiente la reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme. El mismo daría al Poder Ejecutivo nacional la potestad para "implementar programas tendientes a compensar a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en las zonas de frontera por asimetrías y desequilibrios económicos provocados por razones de competitividad con países limítrofes".

Diferentes Cámaras empresarias han reclamado la instrumentación de ese artículo, pero por ahora no se puede aplicar.

 

Pocos beneficiados

Para poder acceder a todos los beneficios de la ley, las pequeñas y medianas empresas deben estar debidamente registradas en AFIP bajo la categoría de Pyme.

Según estadísticas presentadas por el Ministerio de Producción de la Nación, por el momento sólo hay 10.085 empresas de Mendoza inscriptas, lo que representa apenas 29% del total, que alcanza a 34.665 pymes.

El sector con menos interés por el momento es el agropecuario, que muestra 1.471 inscripciones de las 6.473 pymes que hay en la provincia (22,7% de adhesión).

Le siguen las empresas de servicios. De las 13.770 pymes que hay en Mendoza dentro de ese rubro sólo hay 4.033 registradas en AFIP.

Llama la atención el caso del comercio, que tiene una tasa de registro del 29,6%. Hay 9.196 empresas pymes de ese rubro en la provincia y sólo se han anotado 2.719.

Similar es la participación de la minería. Hasta el momento se han registrado 36 de las 121 pymes que hay en Mendoza, demostrando una participación del 29,8%.

Algo mayor ha sido el interés de la construcción. Son 1.721 las compañías que reúnen los requisitos para ser consideradas pymes y 519 las que están registradas con esa categoría en AFIP.

El rubro más participativo fue la industria, con 1.307 registros de 3.384 posibles (38,6% de participación).

 

 

Apoyo y preocupación

El sector empresario mendocino celebró la adhesión de Mendoza a la estabilidad fiscal de la Ley Pyme, pero mostró preocupación respecto del poco conocimiento demostrado por las empresas. 

Federico Ostropolsky, presidente del Consejo Empresario Mendocino (CEM), opinó que "la Ley Pyme es una herramienta muy positiva que brinda buenas alternativas para aliviar la carga impositiva de las pequeñas y medianas empresas".

Sin embargo, advirtió que "muchos empresarios no conocen los beneficios que ofrece la normativa" y consideró que "el aprovechamiento seguirá siendo bajo si no se publica la información de forma didáctica y fácil de entender".

Similar fue la lectura de Adolfo Trípodi, presidente de la Federación Económica de Mendoza (FEM). "Los contadores no están asesorando bien a sus clientes y eso ha provocado baja adhesión en general. Es necesario que se dé mejor información para captar la atención de las pymes", comentó.
"En lo que respecta a la Ley, se brindan muy buenos beneficios que pueden generar un impulso en la actividad", agregó.

Por su parte, Juan Viciana, vicepresidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), destacó que "la Ley incentivará el avance de la economía formal" y aseguró que la Cámara "invitará a las empresas afiliadas a registrarse".

En relación a las oportunidades que da la normativa, los empresarios coincidieron en remarcar el descuento de Ganancias del Impuesto al Cheque, el diferimiento del IVA y el acceso a créditos flexibles. 

 

 

Menos competitivas que en Chile

Las pymes argentinas son un 70% menos competitivas que las de los países desarrollados, según se expuso en un seminario bilateral, en Buenos Aires, para destacar la importancia de la complementariedad, para la comercialización internacional, entre las cadenas de valor que integran las pequeñas y medianas empresas de Argentina y Chile. 

"En Argentina, hay 850.000 pymes que representan 70,4% del empleo total y este sector significa 99,7% del total de empresas nacionales, pero 47,5% de las ventas", porque "las pymes argentinas son un 70% menos productivas que las de los países desarrollados", puntualizó Eduardo Gambetta, director nacional de Productividad del Ministerio de Producción.

El funcionario lo dijo al participar ayer en una jornada conjunta entre Argentina y Chile para analizar la complementariedad comercial bilateral.
También especificó que “64% de los préstamos a las pymes tiene (en Argentina) un plazo menor a un año”.

En consecuencia, sostuvo que “hay que salir con un plan estratégico” para mejorar esos números, y señaló que para ello es preciso “desarrollar a las pymes como proveedores y clientes de la cadena de valor de grandes empresas”.

“Esto contribuye a mejorar la productividad, lo cual a su vez mejora los costos y esto permite exportar por mayor competitividad”, afirmó Gambetta. .

 

Cómo realizar el trámite ante AFIP

Para poder acceder a los beneficios que otorga la Ley Pyme, las empresas deben adherirse al Registro Pyme de AFIP. Para hacerlo tendrán que ingresar a la web del ente recaudador (www.afip.gob.ar) e iniciar sesión con su clave fiscal.

Una vez dentro de la cuenta, los usuarios deberán dirigirse a la sección “Pymes Solicitud de Categorización y/o beneficios” y completar el nuevo formulario N° 1272.

El sistema mostrará los montos de las Declaraciones Juradas y de IVA de los tres últimos años de ejercicios cerrados y solicitará al empresario que desagregue el total en base a las actividades en las que esté inscripto.

Una vez que se completa el formulario, se podrá descargar el “certificado Pyme” que, según AFIP, es el “documento indispensable para acceder a los programas de beneficios”.

Para poder reclamar las ventajas impositivas por incentivo a la inversión, las empresas tendrán que adherirse al servicio de “Trámites a Distancia”. 

A ese instrumento se accede también ingresando a la web de AFIP con clave fiscal de la menos nivel 2. Una vez dentro del micrositio, hay que dirigirse a la opción “Administrador de Relaciones de Clave Fiscal” y luego a “Adherir servicio”.

Se despliega entonces una pestaña, en la que hay que buscar “Ministerio de Modernización” y, dentro de ese ítem, “trámites a distancia”. Sólo restará confirmar y ya se tendrá acceso al formulario que dará el alta definitiva a los trámites a distancia.