Espectáculos Martes, 17 de abril de 2018 | Edición impresa

Mascotas: ¿cómo disfrutarlas y mantener limpia nuestra casa?

Lo que tenés que saber para vivir con tus mascotas puertas adentro.

Por Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

Ellos van y vienen desde el patio, la plaza o la vereda para subirse al sillón, la cama, o ir a su espacio especial para sentarse plácidamente y descansar. Así pasan sus días gatos, perros o ambos en diversos hogares que cuentan con ellos como parte del clan familiar.

Sin embargo, y si se quiere mantener la casa limpia e higienizada de agentes o infecciones, saber de qué manera conciliar su presencia con la limpieza y el aseo resulta fundamental para un sano equilibrio.

Como apunta el médico veterinario Federico Trezzo, “lo primero es que tanto gatos como perros tengan su desparasitación realizada, y su plan de vacunación al día. De esa manera podemos cerciorarnos que si están adentro es porque cumplen con las condiciones sanitarias primordiales para compartir los espacios que se quiera con ellos”.

–¿Qué tipo de medidas nos ayudan a mantener la caída de pelo a raya por el cambio de estación, y que normalmente atentan contra el piso recién limpio?

–Si el perro o gato no molestan, y tiene las prevenciones antes especificadas, está bueno que deambulen e interactúen con los integrantes del hogar, si a ellos les gusta. Si se mantienen afuera deben tener su reparo (cucha o cunita, en el caso del gato que esté aislado al menos 10 centímetros del piso por el frío).

El cepillado en ambos (vivan adentro o afuera) es muy importante. Incluso existen razas de perros que cambian el pelo más que otras y es normal la muda, por eso es muy bueno cepillarlos entre una a dos veces por semana.

De esta manera se saca el pelo muerto, disminuyendo notablemente la caída en el piso o la ropa. Los de pelo corto son más sencillos de mantener, pero, como todo, se trata de preservar la higiene en ellos, y de esa manera se verá reflejado también en la casa. 

–¿Es bueno que duerman en la cama o resulta poco higiénico en todo sentido?

–Lo óptimo es quizá acomodarles su cuchita o manta en el piso, manteniendo  mucho más la limpieza de esta manera, tanto de las sábanas como de la habitación en donde dormimos. Además hay que pensar que por más que estén vacunados, con las vacunas y pipetas al día, el lugar de descanso para los perros es un sitio “sagrado” para ellos, por eso sumarlos a nuestra cama es igualarlos como “dueños” en escala. Entonces el animal va adquiriendo un hábito que luego puede jugarnos en contra, si lo queremos sacar, y corresponde a una raza de carácter muy dominante.

–¿Y si es una mascota que  no es dominante?

–No va a pasar nada, pero  va a costar cambiarle el hábito y conseguir que duerma en otro lado, si luego se le quiere modificar el lugar de descanso. Tenemos que tener siempre presente que los límites forman parte del amor que les damos y los necesitan. Eso no implica quererlos menos.

Cuando llega un bebé 

Cosas esenciales a tener en cuenta

* Lo importante es mantener un plan sanitario de tus mascotas, que más allá de mantener la casa limpia, preservará tanto al recién nacido, la familia, como a los animalitos. 

* Tanto perros como gatos deben estar desparasitados, vacunados y bañados (en el caso de los gatos son extremadamente limpios y se higienizan ellos mismos). En perros el baño es cada 15 días, al igual que el mantenimiento del corte (sobre todo los de pelo largo) Es otra medida preventiva cuando un nuevo integrante de la familia llega al hogar.

* La toxoplasmosis no es transmitida por gatos ni perros. Con el plan sanitario adecuado no es algo que se contagie directamente por tener (como muchos suponen) gatos en la casa. De hecho esta enfermedad puede darse por el consumo de carne cruda, no lavar bien las verduras, o hacer sin querer contaminación cruzada cuando se cocina. No hay una ingerencia directa de la toxoplasmosis por la presencia de nuestras mascotas.

* No permitir que las mascotas le pasen la lengua al recién nacido por la carita. Es una cuestión de mantener un criterio. Algo que no implica que ante la presencia del bebé en casa se deba tener una asepsia extrema a lo normal, o que haya que sacar a las mascotas afuera. 

* Si los planes sanitarios y los hábitos antes descriptos en cuanto a baño, corte y lugar en donde duermen se mantiene, las mascotas pueden disfrutarse y combinarse perfectamente con una limpieza normal

Consejos útiles para los malos olores y el pelo

Para higienizar fácilmente tu alfombra y dejarla libre de pelos, seguí los pasos a continuación. 

* Procurá, durante todo el procedimiento, mantener alejada a tu mascota. 

*  Colocar un poco de bicarbonato de sodio sobre tu alfombra. Dejar actuar 10 minutos y luego aspirar la alfombra. Dentro de los usos del bicarbonato de sodio en el hogar, podrá ayudarte a desprender los pelos y a absorber el olor que las mascotas pueden dejar adherido a las superficies. Los guantes de goma humedecidos también podrán ayudarte a recoger los pelos que se hayan desprendido de manera sencilla. 

* Cubrir las superficies de mayor uso, como los sillones, con telas (que pueden ser de los colores y texturas que más se adapten a tu estilo) que sean fácilmente lavables. 

* Ventilar bien los ambientes. Podés utilizar plantas que también te ayudarán a mantener purificado el aire de tus ambientes. 

* Utilizar cepillos o rodillos adhesivos para quitar los pelos de la ropa. Si no tenés uno, podés armar una versión económica, utilizando un rollo de cartón de papel sanitario y cinta adhesiva bifásica. 

* Un trapo limpio y húmedo también podrá servirte para quitar los pelos de la ropa y otras superficies.