Política Viernes, 12 de enero de 2018 | Edición impresa

Macri reaviva el conflicto con Hugo Moyano y peligra OCA

El DNU para “desburocratizar” el Estado incluye la progresiva desaparición de los resúmenes en papel de las tarjetas de crédito, con lo que

Por Rodolfo Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

Con su mega decreto para “desburocratizar” el Estado, el presidente Mauricio Macri reavivó un duro conflicto con Hugo y Pablo Moyano, los líderes del Sindicato de Camioneros, por una decisión que podría generar unos 7.000 despidos y la quiebra definitiva de la empresa OCA.

En el artículo 171 del decreto, el Presidente sustituyó el artículo 24 de la Ley de Tarjetas de Crédito, N° 25.065. Justo de ese artículo se venían agarrando los Moyano para intentar salvar a OCA, compañía con la que pretenden quedarse.

Esa norma exigía a los bancos a enviar los resúmenes de las tarjetas de crédito por correo postal o, en caso de que lo requiera expresamente el cliente, por email. Pero ahora, será al revés.

Envío por email opcional

El nuevo artículo dice: “El emisor podrá optar por enviar el resumen en soporte electrónico a la dirección de correo electrónico que indique el titular en el contrato o a la que con posterioridad fije fehacientemente, salvo que el consumidor establezca expresamente que su remisión será en soporte papel”.

La administración Macri busca reducir los costos operativos de los bancos, en el marco de las políticas de inclusión financiera y de blanqueo de una economía que tiene al 40% “en negro: en síntesis, que sea más barato operar con una entidad financiera.

En la Casa Rosada no niegan que se comenzará por el resumen de las tarjetas, pero se continuará con las boletas de luz, gas, agua y otros servicios que por sí solos han comenzado a instrumentarlo, como la compañías de TV por Cable.

“Son los tiempos que corren; todos los sectores deben estar abiertos a reconvertirse. La globalización impone la necesidad de aggiornarse para no quedar en el tiempo”, dijo a Los Andes una calificada fuente oficial que trabajó en la elaboración del decreto.

Esta iniciativa no surgió de la Casa Rosada sino del despacho del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Macri decidió sumarla a su megadecreto 27/2018 de “desburocratización y simplificación del Estado”.

Según datos del Banco Central, hay 22 millones de argentinos que tienen al menos una tarjeta de crédito, con un total de plásticos que asciende a 36 millones. También hay 38,5 millones de tarjetas de débito. De acuerdo con el sindicato de Camioneros, el Correo Argentino y OCA se dividen el reparto de al menos 60 millones de resúmenes de tarjetas (el resto ya va por email). “Por eso decimos que eliminar el envío postal sería un atentado contra miles de fuentes de trabajo”, dicen en el gremio.

Ayer había mucho nerviosismo en la sede que el Sindicato de Choferes de Camiones tiene en la calle San José al 1700, en la Capital Federal. “No nos dejan alternativa que salir a pelearla por los empleos de los compañeros”, dijo un vocero a Los Andes.

No obstante, aseguraron que Hugo Moyano y su hijo y adjunto, Pablo, pedirán explicaciones al Gobierno. Lamentaron que esto se haya conocido horas después de que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, formara parte de un acto de inauguración de una clínica del sindicato.

Los camioneros saben que se viene el conflicto. Cuando en febrero de 2016 Sturzenegger intentó imponer el fin de los envíos postales de resúmenes, Pablo Moyano le rodeó el edificio ubicado en Reconquista 266, a metros de la Plaza de Mayo y evitó el movimiento de dinero durante varias horas.

Con durísimos adjetivos para Sturzenegger y advertencias sobre la pérdida de unos 7.000 empleos en OCA y otros 2.000 en el Correo Argentino, los Moyano lograron que la medida fuera dejada en suspenso.

Pero ahora, por pedido de Sturzenegger, Macri decidió reflotarla justo en un momento en el que Hugo, líder camionero y ex jefe de la CGT, corre contrarreloj para salvar a OCA y que el sindicato de quede con ella.

¿Estocada final?

Por decisión del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom), Moyano puede seguir gerenciando OCA hasta el 16 de febrero, día en el que llegarán los informes impositivos y judiciales sobre la renegociación de la deuda de  $ 3.400 millones con la AFIP.

Moyano controla OCA desde febrero de 2017 cuando fue a la empresa y echó por la fuerza el dueño, el empresario Patricio Farcuh, en una fuerte escalada de un amplio conflicto de negocios que venía desde 2013. El camionero dijo que buscaba “salvar” la empresa. Farcuh denunció que la empresa le fue robada vía extorsión y amenazas.

Pero ahora la caída del principal negocio que tiene OCA, por una decisión de Macri, parece ser la estocada final para esta compañía, en la que también estaba interesado el coordinador del gabinete económico, Mario Quintana.

Quintana había mostrado interés ante Macri para que un grupo inversor amigo se quedara con la compañía, que podría pasar a trabajar con contratos con el Estado para la distribución de medicamentos a los hospitales públicos.

OCA tiene 7.000 empleados directos y otros 4.000 indirectos. La mayoría de ellos están afiliados al sindicato de Moyano, lo que la convierte en la empresa con mayor número de camioneros en su personal.

Los camioneros prometen dar pelea pero la decisión de Macri está tomada.

Claves

Un negocio formidable. Unos 22 millones de argentinos tienen al menos una tarjeta de crédito. Y hay en total 36 millones de plásticos. Entre OCA y el Correo Argentino se dividen el reparto de unos 60 millones de resúmenes de tarjetas.

Conflicto de poderes.  Hugo Moyano controla OCA desde febrero de 2017. En una maniobra que nunca se aclaró, entró a la fuerza al edificio y echó al anterior dueño, Patricio Farcuh, quien lo ha deunciado por extorsión y amenazas.