Economía Jueves, 5 de octubre de 2017

Los préstamos personales subieron 57% en setiembre

Aumenta el endeudamiento en las familias argentinas. La confianza de los consumidores es un punto clave.

Por Redacción LA

Claramente, este ha sido el año de los créditos, ya sean hipotecarios, así como prendarios o personales. En el caso de los primeros crecen a fuerza de las líneas UVA, mientras que en el caso de los personales lo hacen gracias a la oferta que hay en el mercado.

Según un informe de First Capital Group los préstamos personales registraron en septiembre un incremento del 57,22% contra igual mes del año pasado.

En otros segmentos, el mayor aumento fue para los créditos prendarios, con un 75,41%, seguido por los créditos hipotecarios (71,72%), préstamos comerciales (52,19%) y tarjetas de crédito (25,33%).

Préstamos personales

Finalizando el tercer trimestre, los préstamos personales siguen en una pendiente ascendente constante con un incremento de stock del 4,61% respecto al mes anterior y de $ 7.773 millones respecto a un año antes.

La consultora First señaló que finalizando el tercer trimestre de 2017 se observa que los préstamos personales siguen en una pendiente ascendente constante: el stock tuvo un incremento del 4,61% respecto de agosto, lo que equivale a unos $ 13.743 millones. 

Hacia fines de septiembre el saldo de préstamos personales ascendió a $ 311.686 millones para el total acumulado, representando un crecimiento interanual del 57,22%, contra los $198.253 millones del mismo mes del año anterior. 

Guillermo Barbero, socio de First Capital Group, dijo que esta línea de crédito crece de forma constante y homogénea y de a poco empieza a notarse en el alza del consumo. 

 

 


El experto expresó que las causas del rebote financiero son varias: el ingreso de los nuevos convenios laborales a los recibos de sueldo permiten recrear la capacidad de endeudamiento de las personas, la confianza de los consumidores viene en aumento durante los últimos meses y, tal vez lo más importante, la mayoría de las entidades han reinventado las condiciones para este tipo de préstamos, incorporando nuevas tecnologías.