Vendimia Lunes, 12 de febrero de 2018

Los directores de la Vendimia introducen cambios para llegar a tiempo con todo

Vilma Rúpolo y Guillermo Troncoso aclararon que demoras en las licitaciones los llevaron a adaptarse en pos de la calidad del espectáculo.

Por Priscila Mateos - pmateos@losandes.com.ar

Las demoras en las licitaciones en torno a las distintas áreas que hacen a la Fiesta Nacional de la Vendimia 2018 ya no son una novedad.

Una de las más llamativas se dio en torno al sistema de imagen, que recién se conoció el pasado 7 de febrero y que, como consecuencia, llevó a que se promocionara a la provincia como destino turístico en así y no a la Fiesta propiamente dicha.

Los directores de ‘Constelación del vino’, Vilma Rúpolo y Guillermo Troncoso, se refirieron a esa situación y a cómo han debido adaptarse para lograr que el espectáculo no pierda calidad ni el clima festivo en torno al mismo.

“Por la experiencia que tenemos con Vilma, sabemos de producción y siempre es preferible trabajar con tiempo. Hay cosas que faltan y no es un problema del equipo, no es algo que podamos manejar desde el staff”, señala Troncoso.

Es que las licitaciones y los concursos son organizados desde la Secretaría de Cultura. “Nosotros sólo somos parte del jurado”, aclara el director. 

Por su parte, Rúpolo explica que, para adaptarse y agilizar todo, han debido realizar ciertas modificaciones a lo previsto en el proyecto inicial: “Hemos bajado algunos efectos. Por ejemplo, en vez de 10 planetas van a haber cinco. Al ver las dificultades con las licitaciones, reaccionamos favoreciendo la disminución de obstáculos”, detalla.

Buscando dejar en claro que no se trata de una responsabilidad del staff, el director remarca que llevan “casi dos años trabajando en esto” y que si han debido cambiar algo “no es porque las cosas no estén saliendo bien desde la organización nuestra”.

Volviendo al tema de los plazos y las demoras, Rúpolo insiste en que “el secreto de esta fiesta tan impresionante es manejar los tiempos” y que están “teniendo dificultades”, pero que “mancomunadamente decidimos adaptarnos a partir de lo que se da en la realidad” y que lo hacen “con alegría, porque si no todo repercute en el proceso”.