Vecinos Martes, 14 de noviembre de 2017 | Edición impresa

Los Altamirano, un lugar de la plaza de San Carlos

La comunidad de La Consulta reconoció la labor de la destacada familia de folcloristas y ahora el miniteatro lleva su nombre.

Por Gisela Manoni - gmanoni@losandes.com.ar

“En mi casa paterna, en La Consulta, siempre había una guitarra lista y unos amigos para compartir canciones. Creo que esto de la música nos viene en los genes”, recuerda el reconocido intérprete del folclore nacional, Daniel Altamirano. Aunque su carrera lo llevó a otras ciudades del país, reconoce que siempre necesita volver a su familia, a su “hogar”. 

A nivel nacional, se los conoce a Los Altamirano como el grupo folclórico que resultó "revelación" en Cosquín en 1969 y desde entonces llevó su música a cada rincón del país. Para los sancarlinos son mucho más que eso. Una familia entrañable, que eligió construir su vida en La Consulta, que cultivó las tradiciones locales y que sembró en los jóvenes el orgullo por la identidad del lugar. 

En honor a este legado, la comunidad de San Carlos le puso el nombre de 'Los Altamirano' al nuevo miniteatro, que inauguró días atrás en el centro de la plaza San Martín, en La Consulta. La idea es que este espacio, construido para cobijar espectáculos artísticos y eventos sociales en el departamento, recuerde a la gente los aportes que este clan de músicos y poetas dejó en el arte local. 

Para Daniel, el único hermano que continúa con su carrera musical, fue toda una sorpresa. “Me contrataron desde la municipalidad para actuar en la Fiesta de la Tradición. Después, Jorge Difonso (el intendente) me invitó al acto de la plaza. Es una gran alegría para toda la familia”, expuso el hombre, que hoy vive “un poco en Buenos Aires y otro poco en Córdoba”.

El sábado pasado, Daniel y sus hermanos Julio y Cristina participaron del corte de cintas y se emocionaron al ver el apellido paterno en las placas de la plaza. También recordaron a sus padres y a sus otros dos hermanos (Mario y Carlos), con los que también compartieron escenario, y que han fallecido. “Este homenaje también fue en la memoria de ellos”, dijo Daniel.

 “Es un grupo con muchísima trayectoria y una familia muy querida en el pueblo”, señaló María Elena Coronel, la directora de Cultura de la comuna, quien destacó la importancia de contar con este espacio en el centro de La Consulta para mostrar los talentos y artistas locales.
 

 

Con la música  en la sangre

Aunque Los Altamirano se tienen por “consultinos de pura cepa”, no son oriundos de este distrito sancarlino. Fue el destino quien los ubicó en este punto del mapa cuando corría el año 1942. “Mi papá era militar y lo trasladaron al regimiento nuevo que se creaba en Campo Los Andes”, relata Daniel, “después se retiró del Ejército, pero ya se había enamorado de La Consulta y no se fue más”.

No hay descendiente de este clan que no posea, al menos, cierta afición por la música. El abuelo, José Altamirano, escribía poesías y canciones; oficio que heredó el padre de Daniel, don Fernando Calixto Altamirano quien tocaba en orquestas  locales "tangos, rancheras, valses...". Su mamá, María Celia Milgoone, no se quedaba atrás en talento e hipnotizaba a todos con su bella voz. 

La casa paterna en La Consulta, donde hoy vive su hermano Julio, era escenario de peñas, serenatas y fogones. "No había reunión, sin guitarra", recuerda el artista, cuya larga trayectoria fue reconocida el año pasado por la Legislatura Provincial, que le otorgó una distinción especial por ser "uno de los cantautores más reconocidos del cancionero nacional contemporáneo".

Daniel comenzó a los 15 años a ensayar como interpretar canciones en el patio de su casa, junto a sus hermanos Julio y Mario. 

El trío Los Altamirano comenzó su carrera en los '60 y se consagró en el Festival Mayor de Folclore de Cosquín. En el '73, el cantante decidió “andar su propio camino” y empezó a formar parte del grupo Los de Siempre, donde tocó desde el '73 al '78 con importantes exponentes de la música popular. Después y hasta la actualidad, se volcó de lleno a la carrera como solista. 

 

Un mini anfiteatro en La Consulta

“Veíamos la necesidad de gestar un lugar accesible, donde los artistas locales pudieran exponer su hacer cultural y la comunidad disfrutar de el mismo", comentó María Elena Coronel, respecto de la obra que quedó inaugurada hace unos días. 

Se trata de un minianfiteatro al aire libre, que se alza en el centro de la plaza General San Martín, de La Consulta. Según detalló la funcionaria, el sitio cuenta una capacidad para 300 personas sentadas en las gradas. “La idea es que las actividades artísticas y sociales del pueblo se desarrollen con mucha más comodidad, tanto para artistas como para el público, en general”, dijo Coronel. 

La noche de la inauguración, además de la actuación de los hermanos Altamirano, estrenaron este sencillo escenario grupos de artistas locales; como el ballet Gauchos de Güemes, Luz del Valle, Freya, Folclore al palo y otros.