Economía Jueves, 7 de diciembre de 2017

Para Fiscalía de Estado, la ordenanza anti-fumigaciones contra Lobesia es inconstitucional

Dice que San Carlos no puede contrariar una resolución provincial. Pero le pide al Gobierno que inicie la Evaluación de Impacto Ambiental

Por Redacción LA

Aunque se descomprimió en parte, el conflicto por la supuesta contaminación provocada por la pulverización aérea de agroquímicos para combatir la Polilla de la Vid mantiene su foco en San Carlos, con una ordenanza que la prohíbe.

A partir de una denuncia de 2 diputados provinciales, Fiscalía de Estado acaba de expedirse en dos frentes: planteó la inconstitucionalidad de la ordenanza 1678/17 del Concejo Deliberante, al considerar que no tiene autoridad para prohibir un programa provincial y nacional. Y por otro, sugiere al Gobierno que inice  la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) para validar el tratamiento contra la plaga.

Para eso, en un dictámen que intenta ser salomónico al "marcarle la cancha" tanto al municipio como al Ejecutivo provincial, el fiscal Fernando Simón recomienda que se informe sobre las medidas implementadas a la Dirección de Asuntos Ambientales del organismo.

Cabe recordar que la polémica tuvo su instancia judicial, con un recurso de amparo promovido por la ONG Oikos que el juez de Gestión Carlos Dalla Mora desestimó. Y otra administrativa, con la denuncia de los diputados Guillermo Carmona y Patricia Galván tendiente a que el tratamiento aéreo coordinado por Iscamen podía generar efectos negativos al ambiente y la salud.

Respecto a esta última, y ante el desconocimiento sobre si el contactocon los químicos aplicados podía afectar la salud humana, Simón solicitó informes a diferentes organismos involucrados que se expresaran sobre la conveniencia de usar el producto y su afectación al ambiente. En general, las respuestas de Secretaría de Ambiente, Iscamen, Inta y Facultad de Ciencias Agrarias de la UnCuyo, coincidieron en que no existe dificultad alguna.

Impacto Ambiental

Sin embargo, el organismo de control, en el mismo dictámen, consideró que debería implementarse el Aviso de Proyecto y si así correspondiere la Evaluación de Impacto Ambiental
Los reclamos surgieron porque se desconocía si el contacto con estos químicos pordía generar impacto sobre la salud de los habitantes, como también sobre el ecosistema.

En cierto modo, Simón tomó nota del pedido de los legisladores en cuanto a la adopción de "las medidas necesarias a fin de prevenir el impacto que esas actividades pueden causar en la población y el ambiente, garantizando el cumplimiento de la legislación vigente en la materia, y requiriendo al Poder Ejecutivo provincial la inmediata suspensión de las fumigaciones".

Antes de firmar el dictámen,  el funcionario había advertido que "si bien tiene aval de un comité científico, y varias organizaciones apoyan el método, se trata de una discusión más bien técnica".

En tanto, desde el sector productivo toman distancia de la situación. "Creo que el operativo se está desarrollando normalmente. En el sur se han repartidos difusores de feromonas a todos los productores, y aunque tenemos entendido que el tratamiento con pulverización aérea es inocuo, se entiende que el mendocino no vinculado al tema reaccione por falta de información", consideró Daniel Rodríguez, ex vice de la Asociación de Viñateros de Mendoza y miembro de la Sociedad Rural de San Rafael.

Segunda etapa del tratamiento

Mientras tanto, Iscamen y Senasa ya avanzan con la segunda etapa del Programa de Control y Erradicación de la plaga. Salvo en Luján y Valle de Uco, las acciones para tratar el segundo vuelo de la polilla comenzaron con la alerta para que los productores inicien el tratamiento en los oasis Norte, Este y Sur.

Según informó Senasa, "en el departamento de Luján de Cuyo y el Oasis Centro (Valle de Uco) se registra una demora en la evolución de las poblaciones de la plaga, por eso, oportunamente se informarán las fechas convenientes para iniciar los tratamientos".

Para mayor información se puede ingresar a la página www.senasa.gob.ar, llamar al 0800 999 2386, a los teléfonos 4984131 / 4985011 o al correo lobesiamendoza@senasa.gob.ar.