Sociedad Viernes, 13 de octubre de 2017

Lo primero que veas pondrá en evidencia un punto fuerte de tu personalidad

Se trata de un test de percepción visual utilizado por los psicólogos para conocer diferentes rasgos de tu personalidad.

Por Redacción LA

La manera en la que miramos, y los puntos en los que centramos nuestra atención, hablan sobre la clase de persona que somos. 

Por eso, hoy te presentamos un test que va en esa línea. Mirá atentamente la imagen y, de forma rápida, decí qué es lo primero que ves. No pienses demasiado, estos ejercicios funcionan mucho mejor si resultan espontáneos. 

Luego, descubrí la respuesta a continuación: 

Una mujer sentada

Si lo primero que viste en la imagen fue la mujer sentada (a juzgar por el entorno, una panadera), es porque te caracterizas por alguien muy pensante. 

Eres una persona atenta, con mucha capacidad analítica, a la que le gusta estudiar las cosas antes de actuar.  Entiendes que las decisiones apresuradas son las mayores enemigas de las cosas bien hechas. 

Lamentablemente, esto te lleva a veces a no arriesgarte por algunas cosas que, de hacerlo, te harían feliz. Tu necesidad de seguridad supera tu curiosidad, y a veces terminas quedándote con las ganas de hacer alguna locura.  Cuando te dejas arrastrar por tu sentimientos, consigues grandes cosas. 

Eres muy trabajador, y cuando empiezas algo, siempre lo terminas de la mejor manera posible. No te gusta dejar las cosas por la mitad, ni la mediocridad. A veces te exiges demasiado, pero siempre obtienes grandes resultados. 

En las relaciones, aquellos que tienen la suerte de ser apreciados por ti encontrarán la persona más leal. Das todo cuando quieres de verdad, no mides el cariño que regalas. Aunque creas que los demás nunca devuelven tanto amor como el que das, es simplemente que no pueden seguirte el ritmo: eres un verdadero apasionado. 

Una calavera en el centro

Si lo primero que viste fue una calavera en el centro de la imagen, es porque eres una persona alegre y creativa. Te gusta tomarte las cosas con humor, aunque no quiere decir que no les des importancia: simplemente, entiendes que es la mejor forma de tomarse la vida. 

Eres una persona bastante soñadora, y por eso siempre encuentras soluciones creativas a los problemas. Sin embargo, la realidad del mundo a veces puede hacerte sentir desolado. Por momentos, prefieres encerrarte en tus propios mundos que enfrentar la realidad. 

Por eso, amas las actividades que te ayuden a evadirte un rato. Posiblemente optes por actividades la lectura, pintar, el baile o hacer yoga. Te ayudan a inspirarte, y cuando estás inspirado no hay nada que te detenga: en ese momento, eres capaz de llevarte todo por delante. 

Te gusta conocer gente nueva, porque aprendes mucho de ellos. Sin embargo, tu núcleo duro de seres queridos es reducido, porque son muy pocos los que logran conocerte y entenderte de verdad. Eres alguien especial, y necesitas personas especiales a tu alrededor que te acompañen.

 

Calaveras pequeñas

Si en lo que te fijaste primero fue en las calaveras pequeñas del fondo es porque eres alguien completamente fuera de la norma. Eres capaz de fijar tu mirada en los detalles, en lugar de hacer foco en lo que todo el mundo ve.

Perteneces a la minoría que es capaz de estar siempre atenta a todo, y a la que no se le escapa nada. A veces, sin embargo, eso te lleva a perder perspectiva: te fijas tanto en cada detalle que olvidas la situación mayor. 

Sin embargo, eres el compañero de trabajo que todo el mundo quiere tener al lado. Pues tu capacidad de encontrar los errores pequeños hace que siempre mejores todos los trabajos que te proponen. 

Puede que algunas personas te crean arrogante. Sin embargo, solamente eres alguien que expresa lo que ve, sin importarle lo que opinen los demás. 

Quienes te conocen de verdad saben que, en realidad, eres una persona muy sensible que necesita apoyarse en los detalles para protegerse del mundo. Eres muy buen amigo, y en pareja, extremadamente fiel.

Fuente: Bioguía