Sup. Economía Domingo, 14 de enero de 2018 | Edición impresa

Las inversiones recomendadas para 2018

Letras, acciones, plazos fijos y hasta criptomonedas pelean por atraer la atención de ahorristas e inversionistas.

Por Mariano Zalazar - mzalazar@losandes.com.ar

El 2018 se presenta con un escenario particular para Argentina, pero con muchas posibilidades de inversión. De acuerdo el perfil de cada persona y sus intereses, los especialistas recomiendan distintas alternativas para preservar o incrementar los ahorros.

Antes de analizar las diferentes opciones destacadas por los expertos, es necesario repasar algunas de las variables más importantes en materia económica. Una de ellas, es la inflación, que en 2017 cerró con un valor cercano a 25% a nivel país y de acuerdo a las proyecciones del Gobierno Nacional tendrá un aumento cercano a 17% en 2018.

Otro punto a tener en cuenta es el tipo de cambio. En los últimos días llamó mucho la atención el incremento de la cotización del dólar, que llegó a sobrepasar los $ 19 en los bancos de todo el país, pero de acuerdo a lo informado por el Gobierno en el Presupuesto de 2018, se espera una cotización promedio de $ 19,30 para este año. Eso significa que el avance del dólar podría ser inferior a la inflación, tal como ocurrió en 2017.

También se debe considerar las tasas de interés que actualmente están ofreciendo las Lebacs del Banco Central (28%) y los plazos fijos (llegan hasta el 24% si se hace por medios electrónicos).

Inversiones recomendadas

Por la situación actual del mercado, algunos economistas recomiendan como primera opción para invertir las Letras del Banco Central (Lebacs). La preferencia por esa alternativa se debe a que la tasa de interés que paga el Central (BCRA) es superior incluso a las proyecciones inflacionarias más pesimistas. 

El economista Pablo Salvador, aseguró que “las Letras del Banco Central son hoy la mejor opción para los inversores más conservadores y también la alternativa más elegida por la mayoría. Con una tasa de 28% claramente le ofrecen a los compradores un retorno con un margen de ganancias importante, ya que supera claramente las expectativas inflacionarias”, comentó.

Para entender mejor ese análisis, sirve ver un ejemplo en números. Si se coloca un ahorro de $ 100 mil en Lebacs a 35 días de plazo, se obtiene una rentabilidad de $ 2.684,93 al cierre de la operación, ya que la tasa anual del 28% permite una ganancia de $ 76,71 por día. Eso significa que, cumplidos los 35 días, habrá ganado un 2,68%. En meses en los que el IPC supera el 2,5%, las Lebacs no son negocio, pero en aquellos meses con una inflación menor, se puede sacar una diferencia importante. 

Según Pablo Salvador, otra buena alternativa para inversores conservadores es el plazo fijo. “Tiene la ventaja de que requiere un trámite más sencillo que las Lebacs (para comprar Letras hay que abrir una cuenta comitente), pero la contra de que las tasas son más bajas”, comentó.

El Banco Nación, por ejemplo, paga una Tasa Nominal Anual (TNA) del 19,5% para plazos fijos a 30 días realizados en la sucursal y del 24%  para los iniciados por vía electrónica. Esos porcentajes, para una inversión inicial de $ 100 mil, dejan una ganancia de $ 1.603 en el primer caso y de $ 1.973 en el segundo.

Para el economista Raúl Mercau, tanto las Lebacs como los plazos fijos son una buena alternativa de inversión en este momento. “Como hace unas semanas el Gobierno Nacional anunció una meta inflacionaria de 15%, un valor mayor al que había informado anteriormente, es esperable que las tasas de interés que se pagan por ambos productos bajen en las próximas semanas. Por lo tanto, es recomendable no dejar pasar mucho tiempo para ingresar a esas alternativas”, comentó.

Una tercer opción considerada por los economistas, son los Fondos Comunes de Inversión (FCI). Se trata de carteras de inversión conformadas por un mix de productos financieros. Los más conservadores incluyen activos de renta fija, como bonos, plazos fijos y letras. Otros, en cambio, reúnen productos de renta variable, como acciones, lo que en muchos casos genera ingresos más altos para los participantes, pero también representa un riesgo mayor.

Cada banco tiene su propia oferta de FCI (en pesos y dólares) y pide diferentes requisitos para entrar. El valor mínimo de depósito varía en cada caso y se divide en “cuotapartes”. Cada inversor tiene la posibilidad de comprar la cantidad de cuotapartes que desee y una vez conformado el grupo junto a otros inversionistas, se inicia la inversión conjunta.

Invertir en acciones

Daniel Garro, economista y director de Value International Group,  reconoció que “es difícil señalar cuáles pueden ser las mejores inversiones”, porque las opciones varían dependiendo de cómo sea el inversor en términos de riesgo. Sin embargo, hizo algunas recomendaciones para quienes desean invertir en los mercados de valores. “Como el mundo está apoyado en un endeudamiento histórico, la caída también será histórica cuando suceda”, advirtió. 

“En ese caso, siempre es clave que el portafolio esté colocado en su mayor parte en un activo que resguarde valor, y eso sólo lo puede hacer el oro físico (que es el único activo que tiene valor intrínseco). Luego, con el resto, recurrir a aquellos papeles que estén sustentados en negocios que generen valor”, indicó.

Para el experto, cumplen con ese requisito las acciones que tienen que ver con energía. “En el corto plazo, pueden tener buen rendimiento las energías tradicionales y en el largo plazo, las energías sustentables”, indicó. Para ese último caso, Garro aseguró que “es preferible inclinarse por las empresas que se dediquen a energía solar, porque las demás necesitan mucho capital para llevarse a cabo, lo cual daña su rentabilidad”, señaló.

En 2017 la inflación de Mendoza fue 24,6%, mientras que el dólar subió 16,9%, pasando de $ 16,20 en enero a $ 18,95 el último día del año.

“También se puede invertir en acciones de empresas de litio, alimentos y algo en tecnología y robótica, y no mucho más. Cualquier otra cosa que hagas, en el mundo actual apoyado en deuda y donde sólo el 3% de lo que circula es dinero físico, será igual que ir al casino”, agregó el economista.

Para Raúl Mercau, las mejores opciones en lo que respecta a inversiones en la bolsa son “las acciones del sector financiero (como bancos) y todo rubro vinculado a la obra pública, porque son los que mayor expectativa de crecimiento tienen para el año próximo”.

¿Conviene comprar dólares?

El dólar fue protagonista en la tapa de los diarios de los últimos días de diciembre por sus fuertes subas de precios. Eso llevó a muchos ahorristas e inversores a pensar en comprar la moneda extranjera para preservar el valor de sus pesos e incluso generar rentabilidad. 

No obstante, para los economistas el cambio de pesos por dólares no es siempre la mejor alternativa. Pablo Salvador observó que, pese a la suba de cotización registrada en los últimos 15 días del año pasado, “el dólar subió menos que la inflación en 2017, razón por la cual quienes compraron dólares para proteger sus ahorro salieron perdiendo frente a la inflación”.

Cabe recordar que en todo 2017 el Índice de Precios al Consumidor (IPC) medido por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicos de Mendoza (DEIE) aumentó 24,6%. El dólar, por su parte, tuvo una variación de 16,9% en el año, pasando de $ 16,20 en el primer día hábil a $ 18,95 el 29 de diciembre.

Por ese motivo es que los expertos recomiendan no pensar en el dólar como una inversión o una forma de conservar el dinero en el corto plazo, sino como una alternativa para resguardarse en periodos de tiempo más largos. “Para los pequeños ahorristas, comprar dólares es una buena alternativa en el largo plazo, ya que así siempre estarán resguardados en comparación con su moneda doméstica. La idea es comprar dólares, guardarlos y no estar mirando la cotización, salvo cuando los vaya a vender, seguir trabajando y comprando con sus pequeños excedentes”, opinó Garro.

Coincidió con esa lectura Raúl Mercau, pero advirtió que “hay que evaluar el mejor momento para comprar dólares”. El economista puso de ejemplo lo ocurrido en la última semana de enero, cuando la cotización llegó a rozar los $ 19,50 en los bancos. “En ese momento el dólar subió mucho como reacción a anuncios realizados por el Gobierno Nacional, pero era un precio sobrevaluado. No era un buen momento para comprar”, apuntó. 

Las criptomonedas

Así como el dólar fue noticia en Argentina por sus fuertes aumentos, el bitcoin repercutió en todo el mundo con sus escaladas cercanas al 100% en cuestión de horas. Las fluctuaciones fueron tan grandes que en unos pocos días miles de personas de todo el mundo, entre ellos muchos argentinos, compraron sus primeros bitcoins.

Ahora bien, las preguntas del millón son ¿qué tan seguro es invertir en criptomonedas? y ¿qué rentabilidad puede lograrse? Las respuestas son tan variadas como especialistas hay en el mundo, pero hay algunos puntos que se pueden tener en cuenta para sacar una conclusión propia. 

24% es la tasa que pagan algunos bancos por depósitos a 30 días, siempre y cuando se hagan de forma electrónica.

El economista Daniel Garro explico que el bitcoin, como cualquier criptomoneda, va a tener los mismos procesos que tuvo la moneda en su origen. “Si es aceptada por muchos, tendrá valor, de lo contrario no tendrá ningún valor, porque no es como el oro. En ese caso, yo al menos lo veo como un lugar de resguardo, dada la crisis hacia donde van las monedas tradicionales (papel moneda). No es una inversión de largo plazo al menos”, opinó.

Pablo Salvador, por su parte, recordó que “se trata de monedas sin respaldo de un Banco Central”, lo que desde su punto de vista genera un riesgo muy alto a la hora de invertir. Los defensores de las criptomonedas, en cambio, advierten que se trata archivos codificados imposibles de falsificar y al tener una emisión limitada, tienen valor creciente garantizado. Según el sitio Bitcoin Experto, sólo se emitirán 21.000.000 de “monedas” de bitcoin, que estarán disponibles en su totalidad recién en el año 2140. 

Más allá de esas consideraciones, lo cierto es que la cotización de las criptomonedas es muy volátil y  en pocos días puede generar tanto grandes ingresos como grandes pérdidas. En las últimas semanas hubo saltos superiores al 50% a la suba y a la baja de criptomonedas como bitcoin, ripple y etherum, por citar algunos ejemplos.

Para acceder a comprar criptomonedas se debe utilizar un broker. Se trata de intermediarios que tienen llegada a los mercados de valores y ofrecen el servicio de billetera virtual para almacenar las criptomonedas. Uno de los más conocidos en Argentina es Ripio, que ofrece la posibilidad de comprar bitcoins en pesos y mediante diferentes formas de pago. 

Advertencias para invertir

El contador Carlos Schestakow analizó algunas de las propuestas de inversión mencionadas por los economistas y recomendó “estudiar bien cuál es la carga tributaria en cada caso”. 

El Central bajó el martes pasado 0,75 puntos porcentuales la tasa de Lebacs, pero sigue atrayendo a inversores.

A modo de ejemplo, el contador señaló que “tras la reforma tributaria, los bonos en dólares pagan una alícuota de 15% y los bonos en pesos tributan 5% por tenencia”. A eso se le debe sumar la obligación impositiva a la hora de sacar rentabilidad con la venta de bonos y otros activos.  Además, las ganancias no distribuidas de las compañías pasarán a estar gravadas al 25%.

Garro, por su parte, hizo una recomendación de dónde no invertir. “Nunca se debe comprar papeles de los gobiernos o de bancos centrales, porque mientras duran son muy buenos, pero el comprador que se retira tarde puede perder todo e incluso no cobrar”, indicó.