Política Domingo, 8 de octubre de 2017 | Edición impresa

La veda electoral dejó pendientes cortes de cinta

En el gobierno de Cornejo dicen que, tras los comicios, entregarán uno o dos barrios por semana, y habilitarán las demás obras.

Por Marcelo Sivera - msivera@losandes.com.ar

Ayer comenzó para el Gobierno “la prohibición de actos públicos susceptibles de promover la captación del sufragio”, o sea el uso electoral de las inauguraciones de obra pública.

Está claro que el oficialismo -nacional y provincial- hizo un empleo intensivo de los 27 días a su favor que le permite la ley entre el inicio de la campaña electoral y la prohibición expresa del proselitismo desde el Estado. 

En los últimos cinco días, el gobernador Alfredo Cornejo habilitó siete barrios en San Rafael, Las Heras, Tunuyán, San Carlos, Rivadavia, Guaymallén y Maipú. En las últimas dos semanas, estuvo acompañado por funcionarios de tres rangos del Gobierno nacional, a partir del presidente Mauricio Macri.

“Arrancó la obra pública”, hacen notar tanto en la Casa Rosada como en la sede del gobierno mendocino, apoyados   -allá y aquí- sobre fondos de un endeudamiento que se expandió en los últimos dos años. 

El ritmo de las inauguraciones en Mendoza no alcanzó a incluir a todas las obras previstas inicialmente por los propios funcionarios. 

“Ni bien pasen las elecciones vamos a seguir habilitando barrios a razón de uno o dos por semana hasta fin de año”, afirman en un gobierno que apunta a entregar 3.500 viviendas durante este año.

Afuera de la maratón de cortes de cinta de los últimos días, quedó la primera etapa de la remodelación del Parque General San Martín, con el rehormigonado de avenida Los Plátanos y reparación de acequias, veredas e iluminación. 

Tampoco entró la mansión Stoppel en Avenida Emilio Civit a pesar de que “ya está lista” porque “falta amoblarla”. El arranque de obra en la segunda etapa de ampliación del Hospital Perrupato de San Martín quedó para “dentro de poco”. Mientras, la planta de efluentes de San Rafael “está prácticamente terminada pero estamos finalizando los detalles de obra previos al traspaso” a Aysam

Tampoco estuvieron en la maratón de habilitaciones obras emblemáticas de la provincia que nunca terminaron de ingresar al almanaque de campaña, aunque estaban -y están- “muy avanzadas”.

 

 

Tal el caso de la tercera trocha del Acceso Sur. “No avanzamos más rápido porque la obra debe ir al ritmo de la llegada del asfalto”, confiesan en Vialidad nacional. 

“La provisión de asfalto para rutas está al límite de la capacidad de producción”, hacen notar en una empresa vial. Dejan trascender que “YPF está atendiendo una mayor demanda por una disminución en la llegada al país de asfalto importado, por problemas meteorológicos”. “En la refinería de La Plata no dan abasto”, agregan. Se trata de la mayor productora de asfalto del país, ya que en Luján de Cuyo, YPF no produce asfalto.

A la tercera trocha desde el Cóndor a Rodríguez Peña (obra nacional) se suman otras obras 'a punto'. 

El megaestadio 'Olímpico' “se habilitará antes de fin de año, pero aún no tiene fecha”. El túnel Cacheuta-Potrerillos “es muy probable que se inaugure durante este año, a pesar de que tiene plazo de entrega en marzo de 2018”.

Es un hecho que -antes de las elecciones del 22- el gobierno nacional licitará la Variante Palmira, una nueva ruta de 38 kilómetros que une la 7 con la 40 y que canalizará camiones hacia Chile. 

Todo indica que antes de las próximas urnas también adjudicará la construcción de la doble vía Mendoza-San Juan a dos empresas: Green se quedará con el tramo sanjuanino y Chediack con la primera etapa del mendocino, consideran 'seguro' en la actividad.

En los municipios también esperan otras inauguraciones. La plaza San Martín en Capital, la avenida San Martín en Las Heras y el carril Godoy Cruz en Guaymallén están en ese grupo de obras.

El oficialismo ha puesto fichas a los efectos electorales de una inversión pública que se preocupó en agilizar frente a la parsimoniosa aparición de la inversión privada. 

Apuesta al efecto reactivador de los trabajos públicos sobre una economía que en 2017 ha comenzado a recuperar (2%) sólo una parte de lo que cayó en 2016 (-3,5%)

En Balcarce 50 de Buenos Aires las próximas elecciones significan la posibilidad de conseguir sustento propio para una gestión que arrancó con dependencias extremas que lo obligaban a conseguir apoyos políticos en sectores de la oposición. 

En tanto, en Peltier 351 de Mendoza, una gestión con sustento inicial propio define el nivel de sobresaltos legislativos a sufrir en los próximos dos años y las chances de continuidad de gestión, traspaso mediante en 2019.

 

 

Tras un año de parálisis,  llegó la reactivación

La obra pública mendocina transitó dos años de grandes dificultades. Sumaron al último de Francisco Pérez (PJ) y al primero de Alfredo Cornejo (UCR). Y dentro de ese período se registró uno de virtual parálisis entre el último semestre de 2015 y el primero de 2016.

Entre ambos gobernadores existió una transición ‘interminable’ de casi seis meses (junio a diciembre de 2015) en los que virtualmente ‘no hubo’ obra pública. 

Pérez empezó trabajos que no culminó y Cornejo se dedicó a finalizar obras que no comenzó. 

Esta situación alimenta tiranteces en la actual etapa electoral y superpone reclamos de ‘paternidad’ de obra.

“Las gestionamos y empezamos”, dicen en el PJ. “Las pagamos y finalizamos”, en la UCR. A dos años de la transición, las planillas oficiales de 2017 muestran que en los ítems ‘Infraestructura’ y ‘Vialidad Provincial’ hoy se están ejecutando 351 trabajos públicos en Mendoza. El 85% (300) son continuidades de obra y el 15% (51) emprendimientos son totalmente nuevos. De los 2.131 millones de pesos presupuestados, el 72% (1.540 millones) financia lo ya empezado y el 28% (591 millones) lo nuevo.

En la distribución por departamentos, los números oficiales muestran a Godoy Cruz y a San Carlos con las mayores partidas previstas este año en Infraestructura Social Básica (26 y 23 millones de pesos). A Luján y a San Martín, con más fondos para obras nuevas de Infraestructura (121 y 92 millones). A Guaymallén y Tunuyán, en cantidad de trabajos nuevos de infraestructura (ambos 7). A Maipú y Guaymallén, en cantidad de casas y mejoras de vivienda previstas (980 y 916). A General Alvear, en fondos para la continuidad de obras viales (161 millones).

“Hoy es un día histórico para nosotros porque estamos inaugurando el primer barrio que se comenzó y terminó durante mi gestión”, dijo Cornejo el jueves en Rivadavia, veintidós meses después de haber asumido.