Arquitectura Lunes, 2 de octubre de 2017

La silla Ghost, un neoclásico posmoderno

La silla Louis Ghost fue diseñada por Philippe Starck, emblemático diseñador, arquitecto e interiorista francés.

Por Esp. Arq. Nidia Alvarez, Doctorando en Educación - Profesora Titular Universidad de Mendoza

Hacia fines de la  década del ´60 Starck fundó su primera empresa, en la cual produjo  objetos hinchables. En 1969 se convirtió en director artístico de Pierre Cardin, en 1974 emigró a EEUU y después de dos años regresó a su París natal, donde proyectó su primer local nocturno, La Main Bleu.

En 1979 estableció la empresa Starck Product. Durante los años ´80 remodeló los sectores privados del presidente francés François Mitterand en el Palais de l'Elysée, entre muchos proyectos. A fines de la década de 1980 construyó el barco La Fiamma para la empresa Asahi y fue responsable de la decoración de interiores del Hotel Paramont. Fue el proyectista del empresario argentino Alan Faena tanto en Buenos Aires, en sus construcciones de Puerto Madero, como en el Faena District de Miami. En el 2010 reformó La Alhóndiga de Bilbao.

La silla Ghost (“Fantasma”) fue diseñada en 2002 para Kartell, compañía italiana que fabrica productos de plástico fundada por Giulio Castelli en 1949. La misma se estructura a partir de un policarbonato que se vierte en un molde único. La calidad de "fantasma" se debe a su transparencia. Se trata de una estilización contemporánea del neoclásico Louis XVI y la podemos encontrar en colores ligeramente teñidos, así como el original de policarbonato transparente, además en los neutros opuestos: negro y blanco.

“En realidad, la silla Louis Ghost es auto-proyectada. Es una “Luis algo”, una especie de espectro, de reflejo, la sombra de una silla de estilo que he llamado Louis Ghost, el fantasma Louis”, dijo P. Starck al respecto de su creación.

La silla Luis XVI que se elaboró en la manufactura de Versalles originalmente era de madera y tela en la parte posterior y el asiento, reconocida por su elegancia y simpleza. La silla Fantasma, posmoderna, reinterpreta el estilo: su respaldo es oval, los brazos suavemente hacia fuera y hacia abajo para llegar a la parte inferior del asiento; las patas son rectas en la parte delantera y ligeramente curvadas en la parte trasera. Nos devuelve  una imagen etérea y cristalina. La silla soporta el exceso de peso y puede ser apilada sin el temor a dañar la superficie. También es resistente a la intemperie y se puede utilizar tanto en el diseño de interiores como de exteriores.

La silla Lou Lou Ghost es una versión más pequeña de la silla Louis y está diseñada para los niños. La versión Victoria Ghost es similar al estilo de Louis, pero sin apoyabrazos. Ambas son excelentes como sillas de comedor y secundarias; cuando se añaden a dos sillas Louis Ghost conforman un juego de comedor completo. En tanto, el Charles Ghost es un taburete con asiento redondo, pero sin respaldo.

“Fantasma” ha sido transformada, vestida, pintada y fotografiada por artistas y diseñadores de todo el mundo, sometiéndose a diversas reinterpretaciones y mutaciones, pero manteniendo inalterada su propia esencia. En 2004, 43 creativos (Christian Lacroix, John Galliano, Elizabeth Garouste, Jean-Charles de Castelbajac, entre otros) la vistieron para una subasta benéfica a favor de La Source. En el 2009 para el Salón del Mueble se tiñó de rosa celebrando los 50 años de la muñeca Barbie; en 2011 estuvo entre los protagonistas del proyecto “Kartell Loves Milano”, intervenida por el artista israelí Uri Shapira, convirtiéndose en el centro de las portadas de las revistas de todo el mundo.