Sociedad Miércoles, 15 de noviembre de 2017

La nueva ley de alquileres propone como máximo un mes de comisión y uno de depósito

Además, la actualización del precio del alquiler deberá realizarse una vez al año. El proyecto será tratado en Diputados la semana que viene

Por Juan José Domínguez - Corresponsalía Buenos Aires

Con el objetivo de achicarles los costos a los inquilinos y facilitarles los trámites, la Cámara de Diputados de la Nación emitió ayer dictámenes de comisión de la nueva ley de alquileres, con modificaciones al texto que había aprobado el Senado. La iniciativa sería tratada en el recinto la semana que viene.

Una vez que obtenga la media sanción, el Senado deberá sesionar para refrendarlo, lo que podría producirse recién en diciembre, durante el período de sesiones ordinarias que pedirá abrir el presidente Mauricio Macri.

Si finalmente entra en vigor el dictamen más firmado ayer en la comisión de Legislación General de Diputados, la actualización del monto del alquiler deberá realizarse por ley una vez por año, no a los seis meses como ocurre en algunos casos, y para el ajuste se deberá tomar la inflación del Indec (el Índice de Precios al Consumidor, IPC).

Además, el proyecto determina que el inquilino pagará cómo máximo un mes de comisión inmobiliaria y un mes de depósito al momento de firmar el contrato.

Hoy en día en el mercado se pagan dos meses de comisión inmobiliaria y entre dos y tres meses de depósito.

El dictamen de mayoría del proyecto, firmado por Cambiemos y -en disidencia- por el massismo y el justicialismo, también determina que, al cabo de dos años, para renovar el contrato de alquiler el inquilino deberá pagar solamente hasta la mitad de la comisión inmobiliaria, y no una comisión inmobiliaria entera.

“No es lo mismo el trámite para conseguir un departamento para vivir que para renovar el contrato”, argumentó el diputado macrista Daniel Lipovetzky, uno de los autores de la iniciativa y presidente de la comisión de Legislación General.

Lipovetzky definió la aprobación del dictamen como “gran paso” hacia una ley que sea justa con quienes no tienen casa propia y deben alquilar. E indicó que en todo el país son entre 7 y 8 millones de personas.

Con respecto a la media sanción del Senado, los diputados también agregaron la figura del Alquiler Social, con el fin de que el Estado disponga programas de ayuda a las personas que deseen alquilar y no puedan, mediante la facilitación de la garantía.

En este sentido, también se amplía el abanico de instrumentos que sirvan de garantía: garantía real, aval bancario, seguro de caución; garantía personal del locatario o del fiador, que se documentará con recibo de sueldo, certificado de ingresos, o cualquier otro medio fehaciente; y cualquier otra que resulte satisfactoria a criterio del locador.

Al dictamen de mayoría se le suma otro de minoría, firmado por el kirchnerismo, que propuso aprobar sin cambios la media sanción del Senado.

La iniciativa es una modificación al Código Civil y Comercial de la Nación. Una vez sancionada, las provincias podrán adherirse.